Skip to main content

Un nuevo modelo de PS5 acaba de lanzarse, pero no resuelve el mayor problema de la consola

PlayStation 5
(Crédito de imagen: Future)

Acaba de lanzarse en Australia una revisión más ligera de la PS5 (opens in new tab), que ha adelgazado unos gramos a la pesada consola insignia de Sony.

La PS5 es un dispositivo pesado, pero esta última revisión lo ha puesto a dieta. La nueva versión con disco de la PS5 pesa 3,9 kg, lo que son 300g menos que la edición del 2021. Por su parte, la PS5 Digital Edition pesa 3,4 kg, es decir, 200g menos que la anterior revisión digital.

Tras dos versiones de hardware en esos mismos años, Sony ha conseguido reducir el peso de su bestia. Si tienes el modelo de lanzamiento de PS5, tu consola pesa 4,5kg en comparación. La PS5 Digital Edition inicial no era mucho más ligera, con 3,9kg. Cada modelo ha reducido su peso en al menos medio kilo, lo que es bastante significativo.

Pero, ¿qué hace que cada revisión de la PS5 sea más ligera? Las revisiones del 2021 incluían un disipador más pequeño para reducir ligeramente el peso de la consola. La contrapartida fue que la consola se calentó un poco más, lo que hizo que se especulara con la posibilidad de que la nueva versión funcionara peor que su predecesora. 

Esperamos que este sea también el caso de la última revisión. Pero también puede haber cambios en otros componentes internos para no sobrecargar tanto el disipador.

Nueva PS5, ¿con los mismos problemas de siempre?

Todavía no sabemos cuánto tiempo tardará en llegar esta última revisión de PS5 a nivel mundial. Pero el hecho de que sólo esté disponible de momento en Australia nos lleva a pensar que no solucionará la famosa escasez de unidades de la consola.

Aunque es posible que el uso de componentes más ligeros o baratos permita a Sony fabricar más unidades, es poco probable que la diferencia sea tan significativa. Y hay varias razones para ello.

La escasez mundial de semiconductores sigue vigente y se prevé que dure más allá del 2023. Tampoco ayuda el hecho de que las cadenas de suministro sigan luchando por ello y por el impacto de la pandemia de Covid-19.

El único aspecto positivo de todo esto es que Sony ha declarado su intención de aumentar la producción de PS5 para la temporada navideña. Y esta última revisión de la consola puede formar parte de ese plan.

Sin embargo, eso no significa que los problemas de disponibilidad de la PS5 se hayan resuelto. Tampoco ayuda el hecho de que Sony haya subido el precio de la PS5 (opens in new tab) en territorios que se encuentran en plena crisis del coste de la vida. Así que, aunque esta ligera revisión tenga una correlación positiva en la disponibilidad de la PS5, el aumento del coste de la consola seguramente la ha puesto fuera del alcance de un número significativo de consumidores.

Editor en TechRadar España de día, guitarrista de blues y friki de los cómics de noche. ¿O era al revés?


Aportaciones de