Skip to main content

¿Cómo de resistente al agua es tu teléfono? Te explicamos las clasificaciones IP68, IP67 y más

¿Puede tu teléfono darse un baño? Te contamos cómo averiguarlo

Es muy común que los fabricantes de móviles y de otros dispositivos electrónicos, como los smartwatch, proclamen que sus productos son resistentes al agua, pero ¿qué significan realmente esas clasificaciones de resistencia al agua que podemos leer en las especificaciones de nuestro dispositivo Apple, Sony y Samsung, entre otros?

Seguramente hayas oído ya lo de "clasificación IP". Este es el estándar internacional que define el grado de resistencia a elementos líquidos, polvo y objetos sólidos que tienen los dispositivos.

Dispositivos como el iPhone 12, iPhone SE (2020), Samsung Galaxy S21, OnePlus 8 Pro, e incluso el Apple Watch 6, se anuncian como resistentes al agua, al igual que lo hacen otros productos de otras marcas de gama más baja o más antiguos, pero no todos estos dispositivos tienen el mismo nivel de resistencia frente a los distintos elementos, y por lo tanto, no tienen la misma clasificación IP.

Verás números como "IP67" en el iPhone SE (2020) y en otros iPhone anteriores como el iPhone 8, mientras que "IP68" es mucho más común en teléfonos de alta gama recientes, como las series iPhone 11 y Samsung Galaxy S21, y el Google Pixel 5. Si bien estas dos clasificaciones son las más usadas, no son las únicas que existen.

¿Qué significa IP?

Las siglas IP provienen del inglés "ingress protection", que en español sería algo así como "protección de entrada", lo que dicho de forma más sencilla significa la facilidad con la que el polvo y el agua pueden introducirse en los componentes internos del dispositivo.

En la clasificación de resistencia al agua, la parte "IP" es fija, por lo que tenemos que fijarnos en los números que le suceden, para saber cómo de resistente es un dispositivo.

El primer número de esta secuencia se refiere a la protección frente a elementos sólidos. Por lo que te informará del nivel de resistencia frente al polvo, por ejemplo, así como cuántos problemas te causará el hecho de que tu móvil se te caiga a la arena cuando estés en la playa.

El Amazon Kindle Oasis (2017) tiene una resistencia IPX8

El Amazon Kindle Oasis (2017) tiene una resistencia IPX8

Normalmente, en esta primera posición, solo verás el número cinco o seis. El 5 significa que "el dispositivo no puede prevenir el ingreso de polvo al 100%, pero no debería entrar en cantidad suficiente como para interferir en el funcionamiento satisfactorio del equipo; protección total frente a contactos".

Pero si aparece el número 6, significará que el dispositivo estará más protegido, según la definición: "sin entrada de polvo", por lo que la protección es total.

A veces, también verás la clasificación IPX8, que significa que la compañía no revela su nivel de protección frente al polvo, por eso ponen una 'X'.

¿Qué significa el segundo número?

El segundo número en la cifra de la clasificación IP hace referencia a la resistencia al agua, y su explicación es algo más complicada que en el caso del primer número.

Casi todos los dispositivos móviles tienen una clasificación IP de nivel mínimo tres o cuatro en su segunda cifra, lo que significa que resisten a salpicaduras de agua, por lo que te asegura que tu teléfono no se romperá al instante cuando, por ejemplo, empiece a chispear cuando lo estás usando.

Lo realmente interesante viene a partir del cinco. Esto te protege frente a "agua proyectada por una boquilla (de 6,3 mm) contra el dispositivo desde cualquier dirección". Por otro lado, si el número es un seis, el dispositivo estará protegido frente a "agua proyectada por un chorro potente (boquilla de 12.5mm) contra el dispositivo desde cualquier dirección".

El Samsung Galaxy Note 8 es resistente al agua con una clasificación de IP68

El Samsung Galaxy Note 8 es resistente al agua con una clasificación de IP68

Los dispositivos que son realmente resistentes al agua, son los que cuentan con una clasificación de siete para arriba, pero aún así varían. El número siete significa: "la entrada de agua en cantidades dañinas no debería ser posible cuando el dispositivo se sumerja en agua bajo ciertas condiciones de presión y tiempo (hasta 1m de profundidad)".

Una clasificación que incluya un ocho en el segundo número, hace referencia a dispositivos que pueden soportar una inmersión de más de 1 metro, pero ningún dispositivo es completamente resistente al agua.

La definición oficial de la clasificación de resistencia al agua más alta, que es nueve, dice así: "el equipo es apto para una inmersión continuada en agua, bajo ciertas condiciones que deben ser establecidas por el fabricante". Normalmente esto significa que el equipo esté sellado herméticamente.

Sin embargo, en algunos dispositivos, esto puede significar que el agua puede entrar, pero no de tal manera que produzca daños.

¿Qué teléfonos cuentan con clasificación IP?

Como hemos dicho, ningún teléfono es realmente resistente al agua al 100%. Siempre puede suceder que entre un poco de agua en tu dispositivo si lo sumerges a grandes profundidades o si lo dejas bajo el agua durante un tiempo prolongado.

Si estás buscando un teléfono lo más resistente posible en todos los aspectos, hay algunos modelos como el Ulefone Armor 9 FLIR, el Blackview BV9900 Pro, y el Doogee S96 Pro, que están especialmente diseñados para ser robustos, y resistir a vibraciones intensas, golpes, polvo y agua.

Pero si buscas un teléfono "normal", te recomendamos que leas bien las especificaciones de cada fabricante, que podrás encontrar en sus páginas web oficiales. En términos generales, si tu dispositivo cuenta con una clasificación IP elevada, seguramente podrás usarlo mientras te das un baño, o dejarlo cerca de la piscina, sin tener que preocuparte.

Encontrarás clasificación IP67 en varios iPhone, tale como el iPhone SE (2020), el iPhone X, el iPhone 8, y el iPhone 7. Además hay otros teléfonos de otras marcas, normalmente modelos que tienen ya algo de tiempo, que cuentan con esta clasificación IP67, como el Huawei Mate 10 Pro, el Google Pixel 2 y el HTC U11.

Los dispositivos IP68 incluyen las series Samsung Galaxy S21, Samsung Galaxy Note 20, iPhone 12, iPhone 11, así como el LG Velvet, el Sony Xperia 1 II, el Oppo Find X2 Pro, y muchos otros modelos de alta gama.

Sin embargo, resulta algo confuso que, aunque varios dispositivos cuenten con protección IP68, no significa que su resistencia al agua sea la misma: solo significa que cuentan con los requisitos mínimos necesarios para obtener esa clasificación.

Por ejemplo, tanto el Samsung Galaxy S21 Plus (que Samsung proclama que puedes sumergir hasta 1.5 metros durante 30 minutos), como el iPhone 12 Pro (que según Apple puedes surmergir hasta 6 metros durante 30 minutos), tienen clasificación IP68. Por lo que es recomendable leer las especificaciones de un teléfono, y no limitarnos a mirar la protección IP con la que cuentan.

¿Y qué significan otras clasificaciones de resistencia al agua?

Mientras que las clasificaciones IP son las más comunes cuando se trata de móviles, si tienes un smartwatch puede que te hayas fijado en que en sus especificaciones pone "5ATM", o algo similar.

Lo de ATM significa "atmósferas", que es una unidad de presión. Por lo que esta cifra te está informando de hasta qué presión producida por el agua puede resistir tu dispositivo. El número hace referencia a los metros: un uno significa 10 metros, un cinco son 50 metros, y así sucesivamente. 

Por lo que si en tu smartwatch pone 5ATM, significa que tu dispositivo debería sobrevivir a la presión causada por el agua a 50 metros. Sin embargo, no es tan sencillo, ya que esta clasificación se refiere a la protección si el dispositivo está quieto, por lo que podría ser muy diferente si estás nadando, por ejemplo.

De hecho, por muy impresionante que suene eso de 5ATM, en realidad no está garantizado ni que puedas nadar con el reloj puesto, aunque normalmente sí que resistirá si te das una ducha o empieza a llover. Hay muchos modelos de smartwatch que son aptos para nadar, pero deberás fijarte en si lo pone explícitamente en las especificaciones.

Algo menos común, pero posible, es que te encuentres con un número que venga sucedido por la palabra "bar". Esta también es una medida de presión, y 1 bar es prácticamente lo mismo que una atmósfera (1ATM). Por suerte, muchos smartwatch simplemente especifican los metros de profundidad, pero una vez más, esto no nos garantiza que podamos bucear a estas profundidades con el dispositivo puesto.

Un amplio rango de modelos de smartwatch vendrán con alguna de las clasificaciones anteriores. Por ejemplo, el Apple Watch 6 viene especificado como resistente al agua hasta 50 metros, el Garmin Vivomove HR concreta 5ATM, y el Samsung Galaxy Watch 3 cuenta con clasificación tanto 5ATM como IP68.

Tenemos más guías prácticas para que aprendas cómo hacer ciertas cosas, aquí tienes algunas. Encontrarás muchas más en la sección "Cómo se hace" de nuestra web ¡echa un vistazo!