Skip to main content

Análisis: iPhone X

El iPhone que todos estábamos esperando

Nuestro veredicto

El iPhone X fue una gran apuesta de Apple, pero una que sigue valiendo la pena seis meses después de nuestras pruebas. Perder el botón de inicio y alterar el diseño fue una estrategia arriesgada, pero necesaria después de varios años de similitud, y el diseño premium, la potencia añadida y la combinación frontal de todos los paneles se unen para crear, en definitiva, el mejor iPhone que Apple ha fabricado. Aun así, es imposible dar una puntuación perfecta a algo que cuesta tanto dinero, pero esto es lo más cerca que ha estado Apple de la perfección en un smartphone.

Pros

  • Buena pantalla
  • Diseño fuerte y de primera calidad
  • La camara TrueDepth es muy potente

Contras

  • El smartphone más caro del mundo
  • El borde de metal puede rayarse sin funda

 El iPhone X es el gran paso hacia adelante que los teléfonos de Apple necesitaban después de diez años, y es aún mejor en 2020 gracias a la actualización a iOS 14. Aparte del iPhone original en 2007, este iPhone ha tenido el impacto más grande en cuanto a los smartphones de Apple, e incluso sus sucesores más recientes no han cambiado mucho sus innovaciones de diseño.

La propia Apple se refiere a él como el futuro de los smartphones, la representación física de lo que ha estado tratando de lograr durante toda una década. Pero si bien el iPhone X trata sobre características premium y una experiencia completamente nueva, también es una gran apuesta para la marca de Cupertino, que intenta recuperar algo de su liderazgo en la innovación de smartphones.

Perder elementos conocidos y seguros como el escáner de huellas dactilares Touch ID y el botón de inicio; así como introducir nuevos métodos para navegar y desbloquear el teléfono, y cobrar mucho más por este privilegio, parece un tanto arriesgado para una empresa que ya estaba probando nuevos terrenos al eliminar el conector tradicional de auriculares.

Pero el iPhone X es el teléfono que hemos estado exigiéndole a Apple durante estos años, abriendo un mundo nuevo alejado de los diseños pasados de rosca con los que se han tenido que conformar aquellos que solo buscaban un iPhone nuevo.

Mira nuestro análisis del diseño del iPhone X a continuación.

La emoción en torno a este nuevo teléfono habla por sí misma: todos quieren saber si vale la pena tener el iPhone X, quizás porque realmente representa un nuevo iPhone y, al parecer, precisamente ese entusiasmo es lo que causa que no les importe el precio.

Entonces... ¿vale la pena tener el iPhone X? ¿Cambiará la dirección de una industria donde muchas de las especificaciones que ha introducido Apple (carga rápida, carga inalámbrica, pantallas sin borde y reconocimiento facial) ya están en el mercado?

Hemos tenido el iPhone X a nuestro alcance durante más de un año, y podemos decir con seguridad que se trata de uno de los mejores smartphones que existen, incluso frente a la línea de iPhone 12, e incluyendo a su propio sucesor: el iPhone 12 Pro. Sin embargo, puede que haya elementos que sorprendan incluso a los fanáticos más veteranos de Apple.

Especificaciones del iPhone X

Peso: 174g
Dimensiones: 143.6 x 70.9 x 7.7 mm
SO: iOS 14
Tamaño de pantalla: 5.8 pulgadas
Resolución de pantalla: 1125x2436
CPU: A11 Bionic
RAM: 3GB*
Almacenamiento: 64GB / 256GB
Batería: 2,716mAh*
Camara trasera: 12MP+12MP (ambas OIS)
Camara frontal: 7MP

Si te encanta tu iPhone X, o estás considerando comprar uno, el paquete está a punto de volverse mucho más irresistible ahora que iOS 14 está disponible. El último sistema operativo de Apple trae muchas características nuevas como widgets, modo oscuro y una variedad de aumentos en la velocidad de aplicaciones, para que así puedas aprovechar al máximo la experiencia de tu nuevo iPhone.

La compatibilidad con el iOS más nuevo hace que el iPhone X siga siendo imprescindible a día de hoy, y resulta incluso más barato durante el Black Friday, cuando las ofertas de iPhone del Black Friday reducen todavía más los precios en lista.

Precios y fecha de lanzamiento del iPhone X

  • Lanzado el 3 de noviembre de 2017 en todo el mundo
  • Más barato que el lanzamiento de 2020
  • Llega con capacidades de almacenamiento de 64GB y 256GB

Es casi inútil discutir sobre el precio del iPhone X: se lanzó como el buque insignia más caro del mercado y sigue siendo caro ahora, pero los usuarios de iPhone están más dispuestos que la mayoría a mirar más allá del coste.

Sin embargo, aunque el foco aquí está en la tecnología, también debemos mencionar al menos el precio y la fecha de lanzamiento. El iPhone X está disponible, se lanzó al mercado en todo el mundo el pasado 3 de noviembre de 2017. Ahora bien, el precio es más difícil de asumir.

En su lanzamiento, el iPhone X costaba 1.159€ para el modelo básico de 64 GB. Y si querías el modelo más grande de 256 GB, debías pagar 1.329€.

Desde entonces, por supuesto, se lanzó el iPhone XS y, como resultado, Apple dejó de vender el iPhone X. Sin embargo, todavía puedes comprarlo en otros sitios y además ha ido experimentando caídas de precio mucho más significativas durante estos años desde su lanzamiento.

Pantalla

  • De lejos, la mejor pantalla de un iPhone anterior al XS
  • Colores claros y electrizantes
  • El corte en la parte superior puede irritar un poco, pero realmente no interfiere en nada

Lo primero que notarás sobre el nuevo iPhone es difícil de pasar por alto: la nueva pantalla se ilumina ante tus ojos en cuanto sostienes el teléfono.

La pantalla OLED de 5.8 pulgadas es, simplemente, lo mejor que Apple ha creado en un iPhone; o lo fue hasta que llegó el iPhone XS. Esta está por delante de la del iPhone 8 y 8 Plus por muchas razones: la nitidez, la calidad, el hecho de que ocupa toda la parte frontal del teléfono y la reproducción del color.

También supone una pantalla más nueva y más larga, pero aunque parece más grande que la pantalla de 5.5 pulgadas del iPhone 8 Plus en papel, solo es un poco más grande en cuanto al espacio real de la pantalla: solo se estira hacia arriba, así que es más alta, pero no más amplia.

La pantalla estirada es una experiencia completamente nueva y distinta en el iPhone X

La pantalla estirada es una experiencia completamente nueva y distinta en el iPhone X

La tecnología OLED significa que obtienes negros más profundos y blancos más vivos, por lo que todo, desde los sitios web hasta las fotos que hagas, se verá un poco mejor.

Algunos señalarán el hecho de que Samsung ha estado usando pantallas OLED en sus teléfonos desde el primer Galaxy, pero Apple responde diciendo que solo ahora la tecnología es lo suficientemente buena para sus teléfonos móviles.

A primera vista, suena como a la defensiva, pero cuando usas el iPhone X puedes comprobar que se trata de una pantalla increíble y, simplemente, de Apple.

No es la pantalla más nítida o colorida de un smartphone, pero es limpia, clara y no sufre terribles cambios de color cuando la mueves. Es una gran pantalla que puedes mirar desde todos los ángulos, y esto es precisamente lo que se desea en un dispositivo móvil.

También ha sido calificado como la mejor del mundo por las queridas pruebas de DisplayMate, las cuales muestran que es el OLED más brillante y con mayor precisión de color del mercado, y con buenos cambios de brillo descentrados, lo que demuestra que Apple ha podido asimilar la tecnología de Samsung realmente bien.

El concepto "sin bordes" se ha utilizado para hablar del iPhone X, pero esto realmente no cuenta toda la historia. Sí, hay bandas muy finas alrededor de los márgenes de la pantalla, ya que no se trata de un iPhone de pantalla curva, pero esto no estropea la experiencia final: da a los dedos algo sobre lo que aterrizar, lo cual evita tocar la pantalla sin querer.  

Apple podría reducir estos bordes aún más en el futuro y ofrecer un iPhone más atractivo a la vista, pero en el X, la experiencia sigue siendo sorprendente.

Hablando de atractivo visual, el corte en la parte superior del iPhone X es algo que ha dividido opiniones, y es normal. Apple ha sacado este pequeño trozo de la parte superior de la pantalla para incluir la nueva cámara TrueDepth, y esta invade parte del panel. Muchos teléfonos Android nuevos, incluido el OnePlus 6, han copiado este estilo, aunque incluso los teléfonos más nuevos como el OnePlus 6T ofrecen cortes mucho más pequeños.

En modo vertical, es difícil notar que está ahí, y la forma en que la barra de notificaciones se desliza resulta agradable.

Sin embargo, coloca el teléfono en modo horizontal y lo notarás mucho más; es molesto cuando estás viendo películas, como cuando intentamos expandirlas para llenar la pantalla (uno de los verdaderos placeres de tener una pantalla más larga) y los elementos en acción se cortan por culpa de esto.

La pantalla no es solo más larga, sino que también es más delgada, lo que significa que hay menos espacio para escribir. No percibimos esto al principio, pero al cambiar entre el X y un iPhone más antiguo, realmente notarás que hay menos espacio para marcar dígitos.

Si bien hablamos de esta pantalla más larga, el formato 18:9 es algo que ya hemos visto en otros teléfonos móviles este mismo año, y en el mundo de Android, las aplicaciones están codificadas en gran medida para llenar la pantalla sin problema.

En el iPhone X, sin embargo, no es este el caso, ya que muchas aplicaciones que usamos sufren de enormes barras negras por arriba y debajo de la pantalla. No obstante, esto comenzó a mejorar rápidamente y cada día se actualizan más aplicaciones para este nuevo tipo de pantalla más larga.

Las aplicaciones nativas tienen un espacio por debajo del teclado, donde hubiera ido el botón de inicio.

Las aplicaciones nativas tienen un espacio por debajo del teclado, donde hubiera ido el botón de inicio.

El problema con las aplicaciones que usan las barras negras es que hace que el iPhone X se perciba como cualquier otro teléfono de Apple, incluso un iPhone 3GS, y dado que la pantalla es el elemento visual distintivo principal de este teléfono, se pretende que todas las aplicaciones llenen la pantalla bien. Ahora ya quedan muy pocas aplicaciones que tengan estas barras, y la mayoría expanden la pantalla hasta llenar toda la parte frontal del teléfono, incluso se curva alrededor del corte.

La nueva pantalla del iPhone X también presenta una nueva característica para Apple: la reproducción en HDR. El teléfono es capaz de reproducir películas codificadas en los formatos HDR10 y Dolby Vision. Y combinadas con la pantalla OLED, las imágenes ofrecen una reproducción de color mucho más profunda y realista.

Si estás viendo una escena de explosiones, los efectos serán increíbles en el iPhone X, al igual que con todas las pantallas OLED.

Sin embargo, es mucho más difícil distinguir los detalles en las escenas más oscuras de las películas en HDR; simplemente, es algo a lo que deberemos acostumbrarnos.

En comparación con la pantalla LCD del iPhone 8 Plus, a veces puede que no notes tanto estos efectos, pero compáralas colocando una al lado de la otra y verás que la riqueza, profundidad y calidad en general para ver películas es simplemente mayor en la del iPhone X.

Al igual que el iPhone 8 y 8 Plus, el X usa una pantalla True Tone, que imita las condiciones de iluminación de su alrededor y ajustará el balance de blancos en consecuencia. Quizás esta no es razón suficiente para comprar el teléfono móvil, pero es un pequeño extra realmente premium que seguramente te gustará.