Skip to main content

Análisis: iPhone X

El iPhone que todos estábamos esperando

  • Nuevo diseño premium
  • Parte trasera de vidrio con carga inalámbrica
  • Resulta pesado, en el buen sentido

El diseño del iPhone X es una mezcla entre lo antiguo y lo nuevo. Las partes nuevas son obvias: es un teléfono con muy pocos bordes, un respaldo de vidrio y sin botón de inicio.

Pero también tiene una forma redondeada que resulta familiar en tus manos; de hecho, esto se remonta a los días del iPhone 3G, y resulta bastante similar cuando lo levantas.

Lo que sentirás cuando sostengas el iPhone X por primera vez es que se trata de un teléfono premium. Puede resultar caro, con el borde de acero pesado en los extremos que se mezclan de forma impresionante con el vidrio curvado a su alrededor.

Por suerte para esta foto, el iPhone X es resistente al agua

Por suerte para esta foto, el iPhone X es resistente al agua

La versión plateada del X llega con una banda de acero inoxidable pulido, mientras que la opción negra tiene un color oscuro similar que se ha adherido a través de un proceso llamado deposición de vapor. La cuál también es la razón por la que posiblemente no veamos un iPhone X rojo.

Esto significa que el color de la tapa no está pintado... sino que está dentro del metal, lo que da la sensación de premium a la que estamos acostumbrados en Apple. Una advertencia: después de llevar el teléfono en el bolsillo durante unos días, sin funda de iPhone X, comenzamos a notar algunas ralladuras en los bordes, por lo que vale la pena pensar en ponerle una carcasa dura o al menos una funda fina, si quieres que se mantenga bien.

Si bien pesa menos que el iPhone 8 Plus (174g en comparación con 202g respectivamente), el iPhone X resulta mucho más pesado en las manos, en el buen sentido.

La interfaz general del iPhone X resulta familiar, y no gusta el nuevo icono de linterna en la pantalla de bloqueo

Sentirás que este es un teléfono fuerte y de construcción sólida (y no lo olvides: sigue siendo resistente al agua IP67) y estarás en lo cierto: a pesar de que tiene el frente de vidrio y es negro, Apple asegura que es el iPhone más resistente hasta la fecha.

Realmente, no creemos que puedas doblar el iPhone X sentándote sobre él…

Un aspecto negativo que debemos comentar sobre el diseño: atrae las manchas. La capa exterior se cubre de huellas dactilares en muy poco tiempo, y la parte delantera y trasera de vidrio aceptarán felizmente cualquier resto de aceite que tus dedos quieran depositar sobre ellas.

El borde se rayará fácilmente si no llevas cuidado, así que definitivamente necesitarás una funda.

El borde se rayará fácilmente si no llevas cuidado, así que definitivamente necesitarás una funda.

Y aunque la parte posterior del teléfono es de vidrio (como en el iPhone 8 y 8 Plus) existe un diseño diferente aquí con el iPhone X. Cada botón está elegantemente incrustado en el borde del teléfono, pero destaca la nitidez en cada tecla, ya que se mecanizan de una forma determinada.

Lo mismo ocurre con la protuberancia de la cámara en la parte posterior del teléfono: el borde es afilado, mientras que en el caso del iPhone 8, se ajustaba a la carcasa. Esto demuestra que Apple está tomando una nueva dirección de diseño con el X, insinuando el futuro a corto plazo del diseño de iPhone.

En cuanto a cómo sentimos el iPhone X en las manos, bueno, poder decir que es sorprendentemente fácil de usar con una sola mano. Se equilibra de forma natural en la mano, la combinación de vidrio y metal resulta lo suficientemente adherente como para hacerlo, y los pulgares podrán deslizarse cómodamente sobre la superficie resbaladiza como pequeños pingüinos de color carne.

Tendrás que arrastrar hacia abajo el panel de notificaciones y el Centro de Control con los dedos de la otra mano la mayoría de veces. Pero en general, el iPhone X es una buena combinación entre una pantalla del tamaño de un phablet y, al mismo tiempo, suficientemente ergonómico como para usarlo con una sola mano.

Hay una clara diferencia de diseño en comparación con el iPhone 8 Plus,

Hay una clara diferencia de diseño en comparación con el iPhone 8 Plus,

 Debemos hacer mención especial a Apple por la forma en que ha incorporado los altavoces en este teléfono compacto: el sonido es realmente extraordinario, con un volumen completo que hace que el teléfono retumbe con el audio.

A pesar de que uno de los altavoces apunta hacia abajo desde la parte inferior del iPhone X, se pueden escuchar películas cómodamente sin necesidad de usar auriculares, y las miradas molestas de nuestros compañeros cuando probamos este teléfono en la oficina demuestran que el sonido también puede llegar bastante lejos.

Existen informes sobre un tipo de altavoz cutre en algunos modelos; sin embargo, no lo hemos notado, nuestro modelo pudo subir al volumen al máximo con bastante facilidad.

En términos de sonido, vale la pena reiterar que no hay conector para auriculares en la nueva gama de iPhone: Apple se apuesta que puede convencer a los usuarios de que dejen sus auriculares de 3,5mm y los cambien por AirPods, pero es algo que sigue molestando por ahora si no tienes un par de auriculares decentes con Bluetooth o pierdes el adaptador que viene en la caja.