Skip to main content

Análisis: iPhone X

El iPhone que todos estábamos esperando

Conclusión

Primero aclaremos una cosa: el iPhone X no es un teléfono móvil para los fanáticos de Android. Es un teléfono para alguien que ya está adentrado en el universo del iPhone y no quiere irse, pero se ha aburrido hasta la médula con el mismo viejo diseño de Apple durante los últimos cuatro años.

El iPhone X es el teléfono que hemos estado esperando de Apple, en parte para tener algo nuevo sobre lo que escribir, pero también para que aquellos que esperan la llegada de un nuevo iPhone tengan algo por lo que emocionarse.

"Día de móvil nuevo" es uno de los momentos más esperados en los últimos años por muchos usuarios, y por el iPhone X vale la pena emocionarse.

Apple lo ha hecho casi todo bien con el iPhone X, manteniendo todo lo que aprendió de sus teléfonos anteriores y fusionándolo para crear un dispositivo que no se parece en nada a ningún dispositivo que la marca haya creado antes.

Desde nuestro punto de vista, el mejor iPhone antes del X fue el iPhone 4, que subió de categoría a Apple desde "especificaciones pobres pero gran experiencia de usuario" a un verdadero competente de smartphone, fusionando un diseño sólido con un rendimiento decente.

Pero el iPhone X viaja en una dirección completamente nueva, ofreciendo a los usuarios algo que nunca antes habían tenido en el mundo de iOS. Nos molesta que hayan tardado tanto en incorporar una pantalla OLED en un teléfono de Apple, pero ahora que tenemos una, no encontramos muchas fallas en el iPhone X.

La cámara para selfies, la potencia bruta, la nueva forma de la pantalla y el Face ID bien implementado se combinan de manera impresionante hacia esta nueva dirección del iPhone.

Sin embargo, es curioso que Apple diga que el iPhone X es el futuro de los Smartphone, porque muchas de sus nuevas características ya están presentes en otros teléfonos del mercado. Desde luego, el X no va suponer un impacto como el del iPhone original.

Pero en cuanto al futuro de los iPhone… bueno, esto es todo. Todo lo que no sea el iPhone X ahora parece anticuado y cubierto con bordes, y Apple está claramente de acuerdo, ya que todos sus teléfonos de 2018 lucen este diseño. El iPhone X es de hecho el teléfono Apple del futuro, y todo lo demás que ha hecho ya es historia.

¿Debería comprarlo?

Solo piensa, por un momento, si entregaras este teléfono a alguien que obtuvo el primer iPhone en 2007: esa fusión de metal y plástico con pantalla de 3.5 pulgadas, con una cámara horrible, pantalla granulada, sin aplicaciones y con un deslizamiento para desbloquear.

El iPhone X es un teléfono suave, mecanizado e impermeable con una excelente pantalla de alta resolución, 256 GB de almacenamiento, millones de aplicaciones, velocidades relámpago de descarga, efectos RA, reconocimiento facial instantáneo, altavoces increíbles, fotos sublimes de las cámaras frontal y trasera, juegos a nivel de consola... El iPhone X sirve como recordatorio para dar un paso atrás y ver lo lejos que hemos llegado.

¿Es perfecto? Por supuesto que no; es muy, muy caro. No importa cómo de bueno sea el teléfono, porque el coste extremo lo pone fuera del alcance de muchos fanáticos de los Smartphone.

El corte en el iPhone X molesta, los bordes son un poco pesados como para referirnos a él como un dispositivo “sin bordes”, la cámara no es la líder del mercado (aunque es muy, muy buena) y, a pesar de toda la innovación técnica, es imposible mirar más allá el vertiginoso coste.

Dicho esto, aparte del nuevo iPhone XS, el iPhone X es lo más cercano a la perfección que Apple ha logrado con un iPhone, y si estás de acuerdo con el precio, te va a encantar.

Primer análisis en octubre de 2017

¿No te convence el iPhone X? Entonces mira estas opciones a continuación...

iPhone XS y iPhone XS Max

La alternativa obvia al iPhone X es el iPhone XS, más nuevo. Es similar en muchos aspectos, con el mismo diseño y pantalla, pero tiene más potencia, mejores altavoces, una duración de batería ligeramente mejorada y algunas mejoras en la cámara.

Por lo tanto, se trata de un refinamiento de lo que ofrece el iPhone X en lugar de algo particularmente nuevo. ¿Vale la pena ese gasto? Solo tú puedes decidir, pero ambos son de los mejores teléfonos que encontrarás.

Sin embargo, si quieres ver cambios más grandes, es posible que te interese considerar el iPhone XS Max, que es similar al iPhone XS en la mayoría de los aspectos, pero tiene una pantalla mucho más grande, de 6.5 pulgadas. Aunque eso te costará aún más.

iPhone XR

El iPhone XR es una opción interesante, ya que es más nuevo que el iPhone X y tiene un chipset más rápido y una pantalla más grande de 6.1 pulgadas, así como un poco más barato.

Sin embargo, tendrás que hacer algunos sacrificios, y los principales son que el diseño, aunque similar, no es tan agradable, la pantalla es LCD en lugar de OLED y solo tiene una cámara trasera.

En comparación, el iPhone XR es probablemente peor, pero si el tamaño de la pantalla o la potencia adicional te atraen, no estarías cometiendo un error al comprarlo.

iPhone 8 y iPhone 8 Plus

Si estás buscando un nuevo iPhone y quieres gastarte mucho dinero pero no tanto como en el iPhone X, entonces el iPhone 8 Plus es el que debes elegir.

Tiene una pantalla grande (aunque no de alta resolución ni tecnología superior) y prácticamente la misma configuración de cámara dual. No es tan poderoso con poca luz como el iPhone X, pero suficiente. Además, es el "próximo teléfono en caer" en la escala de teléfonos de Apple.

Si el tamaño del iPhone 8 Plus no te convence, entonces el iPhone 8 es el que debes elegir, si quieres un dispositivo que sea manejable en la palma de la mano. Y por cierto, ambos teléfonos tienen el botón de inicio anticuado al que estamos acostumbrados.

El iPhone 8 tiene toda la potencia increíble tanto del iPhone X como del 8 Plus, y aunque le falta densidad de píxeles en la pantalla, cuenta con la tecnología True Tone y las mismas capacidades de carga rápida e inalámbrica.

Samsung Galaxy S9 y S9 Plus

Samsung y Apple se están guiando mutuamente en cada nuevo ciclo de teléfonos móviles, por lo que no es demasiado sorprendente sentirse atraído por el Galaxy S9 y el S9 Plus. También es un buen teléfono.

Si puedes sobrellevar el cambio de Apple a Android y manejar un teléfono con una pantalla de 6.2 pulgadas, el S9 Plus es un teléfono superior. Su pantalla curva súper ajustada y el sensor de huellas dactilares montado en la parte trasera lo hacen agradable tanto en forma como en funcionalidad. También te encantarán las fotos y el hecho de que es un poco más barato que el precio de lanzamiento de Apple.

Samsung Galaxy S10 y S10 Plus

Probablemente no estés considerando el Samsung Galaxy S10 o S10 Plus, ya que más bien compiten con el nuevo iPhone XS.

Pero si deseas uno de los mejores teléfonos Android disponibles y estás dispuesto a pagar por él, entonces uno de estos podría ser una buena opción.

Estos eliminan el corte, para obtener un diseño de pantalla completa. También tienen una pantalla curva, un escáner de huellas dactilares en pantalla, mucha potencia y, en el caso del S10 Plus, cinco cámaras: tres en la parte trasera y dos en la delantera.

Samsung Galaxy S8

Ahora bien, lo más probable es que tampoco elijas un teléfono Samsung más antiguo si está pensando en comprar el iPhone X, pero definitivamente vale la pena considerarlo. También utiliza tecnología OLED, y es bastante ingeniosa, en nuestra opinión, y tiene una cámara líder en la industria.

También es un teléfono más barato, en parte debido al precio original y también a que lleva unos meses en el mercado y el coste va disminuyendo. No obstante, es probable que muy pocas personas cambien el universo de Apple por el de Android.