Skip to main content

Análisis: iPhone XS

El iPhone XS sigue valiendo la pena

iPhone XS

Nuestro veredicto

Comparado con el iPhone X, los altavoces del iPhone XS son más potentes y con un sonido más 'amplio', la cámara se ha mejorado con el Smart HDR, la gestión de la batería es mejor y el procesador es bastante más potente. Son solo unas pequeñas mejoras, pero un movimiento inteligente por parte de Apple para dejar de vender el iPhone X, puesto que haría la compra más atractiva antes del lanzamiento del iPhone 11.

Pros

  • El Smart HDR ayuda a la cámara
  • Más potencia, una vez más
  • Velocidad en la palma de la mano

Contras

  • No es la mejor batería del mercado
  • Mantiene diseño un año más
  • Sigue siendo muy caro

Este es el iPhone XS, y se pronuncia 'diez ese', no 'equis ese', como podríamos pensar. Es idéntico al iPhone X de 2017, y aunque creas que no ha cambiado, lo cierto es que las diferencias están en el interior.

Esto es raro a la hora de analizarlo: normalmente, cuando tenemos una variante 'S' de un iPhone, la pregunta es si es mejor que el modelo más barato del año anterior.

Aún así, en 2019, Apple decidió descontinuar el iPhone XS para hacerle hueco al iPhone 11, iPhone 11 Pro (su sucesor directo) y el iPhone 11 Pro Max. A ellos les sucedió en 2020 la familia de iPhone 12 (que son 4). Siendo el iPhone 12 Pro el último en la línea del XS. Aunque el tope de gama de Apple de 2018 sigue siendo un teléfono potente que puedes comprar de terceros.

Los precios son incluso más bajos en el Black Friday, y aunque los terminales de Apple no suelan tener descuentos, ya hemos visto bastantes descuentos por ahí, así que, cuando toque échale un ojo a la página de ofertas de iPhone en el Black Friday  para más información.

Los terminales cambian con el tiempo gracias a las actualizaciones de software. El iPhone XS es más tentador ahora con iOS 14 disponible, trayendo más novedades como los widgets, el modo oscuro y mejoras en velocidad que harán la experiencia del iPhone aún mejor.

Cada uno de los tres tiene mejoras con respecto a los iPhones de 2018, pero los dos últimos son más caros.

A parte de la familia del iPhone 11, Apple ha confirmado que no venderá más el iPhone XS. Lo han quitado de la página, pero no significa que no lo puedas comprar. Hay vendedores y compañías que seguirán teniendo stock para rato, así que si este análisis te gusta, puedes considerarlo como opción.

En 2018, el iPhone XS se lanzó junto con el iPhone XR. Es más barato que el XS, y al tener prácticamente lo mismo, lo hace más llamativo. Además sigue a la venta, no como el iPhone XS.

iPhone XS: precio y fecha de lanzamiento

iPhone XS

  • Empezaba desde 1.159€
  • Ahora está en torno a 629€
  • El modelo más premium partía de 1.259€

Cuando salió, el iPhone XS tenía un alto precio de 1.159€. El precio para el modelo de 256GB era de 1.329€ y el de 512GB 1.559€.

Ahora, con el iPhone 11 Pro en el mercado, Apple ya no vende directamente el iPhone XS. Eso no quiere decir que no puedas comprarlo y que no se siga vendiendo a través de terceros.

Las buenas noticias son que vas a poder encontrar el teléfono un poco más barato en estos vendedores. El precio ahora está en torno a los 629€, además de que puedes encontrar mejores ofertas si lo compras a plazos con compañías móviles. 

Aunque no tenga mucho sentido teniendo en cuenta que el nuevo iPhone 11 parte de los 809€. Es más un sucesor del iPhone XR que del XS, así que igual no merece mucho la pena hacer el cambio. Para una buena actualización tendrías que irte al iPhone 11 Pro, que empieza desde los 1.159€.

Puntos clave

iPhone XS

  • Nuevo color Oro
  • Diseño y características similares a las de la generación anterior

Aquí normalmente hablaríamos sobre las nuevas características que trae el terminal, aunque en este caso no son muchas, con Apple manteniendo el modelo 'S' como el que no ofrece ninguna novedad más allá de la velocidad o un poco más de potencia.

Eso no quiere decir que el nuevo hardware no sea increíble, y útil, pero un usuario medio no encontrará muchos beneficios.

Un cambio fácil de adivinar es el nuevo color, el modelo oro es ahora más café con leche que otra cosa, tirando a cobre en los bordes, y añade las versiones gris espacial y plata.

Suponemos que esto es posible gracias a que el chasis del iPhone XS es parecido al del iPhone X, así que no les salía muy caro ponerle un toque de color.

Chip A12 Bionic

iPhone XS

El iPhone XS and XS Max tienen el mismo procesador
  • Mucho potencial
  • Neural Engine lo mejora todo
  • Muchas más capacidades con la RA

Apple se enorgullece de su nuevo procesador, y con razón: es uno de los más potentes en un smartphone, creado con un proceso de 7nm.

Puede que a mucha gente no le diga nada, pero quiere decir que han metido más transistores en los seis núcleos del procesador, lo que duplica su poder y lo optimiza para trabajar de manera eficiente.

De todas formas, incluso los núcleos más lentos son más potentes que cualquiera del iPhone 6, un terminal de hace solo 4 años, mostrando lo rápido que mejora la tecnología móvil en términos de procesador, potencia y eficacia.

Una buena pregunta sería cuánta potencia hace falta realmente y, por supuesto, si cuando navegas o envías mensajes estás desperdiciando su potencia.

Aún así, si quieres explorar el mundo de la realidad aumentada, estos transistores se han añadido para ayudarte.

También hay un nuevo 'Motor Neuronal' en la mezcla, permitiendo al móvil ser más inteligente, aprendiendo de ti y cómo haces uso de él.

iPhone XS

Añade una 'capa inteligente' permitiendo al dispositivo reconocer cosas en la pantalla, como poner un Animoji en tu cara en tiempo real mientras hablas por FaceTime, o trabajar para mejorar la calidad de una foto cuando la estás haciendo.

Es difícil cuantificar los beneficios que ha traído este procesador. Cuando pasamos el iPhone XS por una prueba de CPU de Geekbench nos encontramos con uno de los terminales más potentes hasta la fecha: una puntuación de 11.481, 1.000 puntos más que el iPhone X del año pasado, y mejor que cualquier teléfono que hayamos probado.

Este aumento en la velocidad lo puedes sentir en el teléfono, ya que el iPhone XS es uno de los más rápidos con los que nos hemos encontrado.

Tiene truco decir qué influye en el hardware y qué en el software mejorado con iOS 12, pero aún así es muy muy rápido.

El chip A12 trae un una mejora gráfica. El gaming se acerca a niveles de consola, y tenemos la oportunidad de comprobarlo con títulos que tienen incluso RA.

Aún así, todavía no nos convencen los beneficios de la RA. En principio es divertido, pero luego parece que faltan por pulir aspectos para que parezca un juego hecho para iPhone. Como 'Elder Scrolls: Baldes', donde se ven claramente unos gráficos muy bien trabajados.

Por ejemplo, hemos jugado a ElemenTao, y no solo era un poco lento en el tutorial, sino también cuando lo jugamos encima del escritorio. Ese no es el único fallo del juego, sino que rara vez podremos jugar en otro sitio que no sea una mesa grande o un espacio bien amplio.

Sí, hay momentos que mola, pero son muy escasos y tan raros como ponerte a jugar a juegos de mesa una tarde, así que depende de lo que te apetezca.

No vale la pena sabiendo que no es el último procesador de Apple, estando el A13 Bionic en el iPhone 11, pero todavía sobresale frente a otros rivales.