Skip to main content

iPhone XS: análisis

El iPhone XS sigue valiendo la pena

iPhone XS

Apple anuncia el iPhone como el teléfono con reconocimiento facial más seguro, y es algo totalmente comprensible. Como marca, tiene mucho recorrido para ofrecer seguridad para tus datos biométricos, lo que significa que son casi impenetrables.

Para aquellos que no lo sepan, Face ID funciona analizando tu cara con puntitos virtuales para crear un modelo matemático de ella. A partir de ahí, puedes desbloquear el teléfono y realizar compras con tu tarjeta simplemente mirando.

Apple también afirma que este proceso es más rápido que antes, pero no es algo apreciable a priori.

iPhone XS

Hemos visto que Face ID es más preciso de lo que otra gente afirmaba, así que igual ha sido suerte (aunque algunas veces a fallado por tener luz directa) y aquellos que no estaban muy seguros del desbloqueo con Face ID pueden estar tranquilos con el iPhone XS.

Face ID funciona incluso con gafas de sol, aunque prepárate para que falle alguna vez y tengas que poner el código. Aunque Apple también afirme que es menos seguro, diríamos que otros teléfonos con reconocimiento facial son un poco más rápidos.

Si quieres lo mejor del Face ID no lo encontrarás con este terminal, pues Apple lo ha mejorado bastante para la familia del iPhone 11.

iOS 12

  • Las notificaciones agrupadas son útiles
  • Se notan mejoras en la velocidad
  • Los Memoji son bastante divertidos

Nota del editor: el iPhone XS ahora cuenta con iOS 14, así que tenemos que actualizar este análisis con lo que nos encontremos. Abajo están las pruebas que hicimos con el terminal cuando salió.

Puede que no sea lo más adecuado puntuar el iPhone XS con el iOS 12, simplemente porque es el que llevan todos, pero al ser el protagonista, es también el que mejores trucos tiene y más pulido está.

Ya hemos cubierto las mejoras en velocidad, que son hasta un 10% más rápidas en el iPhone XS  que en modelos anteriores. De todas formas, la experiencia a través de la interfaz del iOS 12, que es la misma en gestos, taps y deslizamientos que en el iPhone X, y sin pérdidas de velocidad, es más que bienvenida.

Para aquellos que vengan de un iPhone con botón físico, tardaréis en acostumbraros al nuevo método de hacer las cosas del iPhone XS. Deslizar desde abajo es la nueva manera de volver al inicio, pero en unos minutos os daréis cuenta de que es un gesto bastante útil.

Deslizar el dedo hacia los lados por la parte de abajo del terminal nos mueve de una aplicación a otra, que es bastante mejor que la 'nueva' manera de hacer un 'medio swipe' hacia arriba para que aparezcan todas las aplicaciones. Es un gesto extraño.

Hay algunas mejoras que nos han gustado del iOS 12, y que traen realmente nuevos procedimientos. El primero de ellos es las notificaciones agrupadas.

Aunque no suene simple, cuando cogemos el terminal después de una o dos horas, no te satura con una enorme lista de notificaciones, una cadena de correos o alguien que le ha dado 'me gusta' a un montón de fotos tuyas*.

Un simple toque las abre para que lo vayas viendo, y si deslizas te lleva directamente a la aplicación para que asumas las consecuencias.

La segunda mejora es el 'Tiempo de uso', que te permite monitorear el tiempo que pasas con el móvil, qué te distrae, cuántas veces lo coges... Y te permite establecer límites de uso en ciertas aplicaciones que puede que uses demasiado.

Es una buena idea, pero requiere cierta predisposición por parte del usuario: cuando llegas a los límites que has puesto en Instagram, tienes que ser un poco más fiel a tus principios y no caer en la tentación.

Asimismo, el hecho de que aparezca que has llegado al límite ya implica un cambio de uso, así que es una mejora muy elaborada. Además, permite que establezcamos límites el uso que hacen del iPhone o iPad los más pequeños.

Si te gusta iOS 12, te va a encantar iOS 13, que trae un montón de extras a tu iPhone XS como el modo noche y más velocidad, cuando salga el 19 de septiembre (mañana, cuando esto se está escribiendo).

Finalmente, tenemos Memoji, la mejora de la debutante Animoji del año pasado de Apple. Sigue habiendo una gran variedad de animales y... cosas (aliens, robots y todo eso) que harán que la cámara frontal TrueDepth del iPhone XS mapee tu cara para los movimientos, añadiendo la posibilidad de mezclar tus facciones con ellos.

Esto es bastante parecido a los Emojis AR de Samsung (que a su vez están basados en los Animojis de Apple), pero lo que diferencia los Memojis en el iPhone XS es que los puedes personalizar de cero con diferentes peinados, piel, cejas y otros elementos faciales, mientras que Samsung los 'fabrica' escaneando tu cara.

El resultado es bastante bueno y preciso (hay sugerencias a cerca de qué te vendría mejor) y puedes usarlos para enviar mensajes de voz con la cara cambiada o haciendo mímica a amigos del iMessage (o enviarlos como vídeos en otras aplicaciones de mensajería).

(*Asumimos que así se siente uno al ser popular. Nosotros sólo hemos recibido un WhatsApp de nuestra madre con una foto del gato).