Skip to main content

iPhone XS: análisis

El iPhone XS sigue valiendo la pena

iPhone XS

Siempre nos ha parecido raro que Apple nunca buscara una mayor duración de la batería en sus terminales, trayendo siempre 'lo suficiente' para contentarnos pero siempre con un toque de preocupación por si no nos dura todo el día, especialmente si hacemos un uso intensivo del dispositivo.

El iPhone XS es igual que sus predecesores (mejor que el del año pasado, pero lejos de ser el mejor del mercado). La manera en la que lo describiríamos sería: un poco por debajo de la media, pero mucho mejor que cualquier otro (no-Plus/Max) iPhone que hayamos probado.

Dicho esto, hay algunas cosas interesantes a cerca de la batería del iPhone XS que alegrarán al usuario medio.

Empecemos por un día ajetreado: comenzamos el día contestando correos, haciendo fotos con poca luz y viendo una peli descargada de camino al trabajo; entraremos a la oficina con un 10% gastado en un par de horas.

Nos ha impresionado, teniendo en cuenta antiguos terminales, que sea capaz de manejar así las películas y fotos. Muy útil.

Le sigue un día de prueba: unos benchmarks, muchas fotos y vídeo, juegos con RA y mensajes en WhatsApp, además de escuchar música de camino a casa.

Nos quema la batería para las 9 de la noche, cuando decidimos ponerlo a cargar para asegurarnos de que llegara a casa despierto. Lo que dice Apple de que el iPhone XS puede durar hasta 30 minutos más que el iPhone X es bastante preciso: hemos llegado a superarlo con hasta una hora en las mismas condiciones, así que el XS cuenta con una batería más duradera.

Jugar a juegos de RA (como ElemenTao) ha sido lo que más batería ha gastado, con el teléfono cogiendo temperaturas interesantes a mitad de juego.

Cuando vimos por primera vez el chip A12 Bionic, nos quedó claro que iba a arrasar con el poder de la RA del iPhone para crear juegos mucho mejores, así que si quieres ahorrar batería será mejor que no vayas por este camino muy a menudo.

En un día más tranquilo, donde vemos un par de vídeos, respondemos correo y mensajes pero lo dejamos mucho en la mesa sin tocarlo, no se nos va mucho la batería: cerca del 25% a las 7 de la tarde, lo que está muy bien si te queda poco para irte a casa y no sales de fiesta.

Hemos hecho el mismo test de batería en todos los terminales: un vídeo FullHD durante 90 minutos con el brillo al máximo. El iPhone XS se ha quedado muy cerca del iPhone X del año pasado, bajando hasta el 89% (donde el X llegó hasta 90%).

Nos parece genial, normalmente perdíamos un 20%, e incluso un 25% si se trataba de iPhones con un panel LCD, así que la tecnología OLED parece ser muy eficiente.

Basándonos en lo que hemos visto hasta ahora, estamos muy seguros de que el iPhone XS es el mejor en cuanto a rendimiento de batería, pero no está a la altura de los mejores del mercado.

Lo que sí que ha hecho Apple es incluir de nuevo la carga inalámbrica, y si compras un par de esos cargadores verás que la batería será un problema del pasado. Con uno en casa y uno en el trabajo no necesitarás cargarlo más.

Uno de los rumores previos al lanzamiento del iPhone XS fue que Apple podría incluir por fin un cargador rápido en la caja, pero al final es el mismo de siempre. Es una pena porque podría haber ofrecido un 50% en sólo 30 minutos, y habría sido genial tenerlo nada más comprarlo.

De todas formas, la batería del iPhone XS se ha vuelto a mejorar, y si vienes de un iPhone 7 o anterior, estarás más que agradecido (siempre y cuando no entres mucho en el mundo de la RA).

Para un mejor consumo de batería, considera los nuevos iPhone 11, iPhone 11 Pro o iPhone 11 Pro Max, que Apple ha mejorado mucho su consumo con este trío.