Por qué me he comprado una tarjeta microSD para la Nintendo Switch

Nintendo Switch
(Crédito de imagen: Shutterstock/Proxima Studio)

Puede que no sea la consola más potente, pero la Nintendo Switch (opens in new tab) sigue siendo tan popular como siempre, incluso cinco años después de su lanzamiento. La consola híbrida ha alcanzado recientemente el hito de 107 millones de unidades vendidas y sigue recibiendo una gran selección de títulos cada mes. 

Esos lanzamientos de juegos no llevan camino de parar, ya que la Switch va a tener Splatoon 3, Xenoblade Chronicles 3 y Mario Strikers: Battle League en los próximos meses, lo que significa que si aún no lo has hecho, puede ser el momento de pensar en la compra de una tarjeta SD para Switch.

A pesar de todos los puntos fuertes de la Switch, el almacenamiento parece escaso sin una tarjeta MicroSD. En las consolas Nintendo Switch y Switch Lite estándar, solo tienes 32GB de almacenamiento en total. La Nintendo Switch OLED es un poco más generosa, ya que aumenta el almacenamiento de la consola a 64GB, pero, siendo realistas, eso no te va a durar.

Por suerte, los juegos de Switch no suelen ocupar demasiado espacio, puesto que muchos de los grandes juegos independientes, como Hyper Light Drifter, Among Us y Bastion, pesan menos de 1GB. Lo mismo ocurre con la propia biblioteca de Nintendo: Super Mario Odyssey solo necesita 5,3GB, mientras que Animal Crossing: New Horizons requiere actualmente 10,8GB. 

No está mal si se compara con otras plataformas como PS5 (opens in new tab) y Xbox Series X, pero esos dos juegos ocuparán la mitad del espacio de almacenamiento en las consolas Switch más antiguas.

Actualizar es muy fácil

The Witcher 3

The Witcher 3 ocupa un buen espacio de almacenamiento en Switch (Image credit: CD Projekt RED)

Por suerte, todas las consolas Switch admiten tarjetas MicroSD de hasta 2TB, aunque actualmente no encontrarás ninguna de más de 1TB en el mercado. Y lo que es mejor, son asequibles, puedes conseguir una SanDisk Ultra de 256 GB ahora mismo por unos 40€. Eso es exactamente ocho veces más de lo que viene de serie.

Además, añadir una tarjeta MicroSD es muy fácil. En los diseños originales de Switch y Switch OLED, hay una pequeña ranura detrás del soporte. Basta con introducir la tarjeta y ya está. La Switch Lite es diferente, ya que no incluye un soporte porque está diseñada para jugar en mano. Sin embargo, hay una ranura bien visible en la parte trasera de la consola.

El tamaño de los archivos no deja de crecer

Call of Duty: Vanguard

(Image credit: Activision Blizzard)

A medida que los juegos crecen en alcance y ambición, también lo hacen los tamaños de los archivos, y han alcanzado algunos hitos considerables en otras plataformas. Call of Duty es uno de los gordos, y en Xbox Series X, Call of Duty: Black Ops Cold War puede ocupar más de 190GB de almacenamiento. En PS5, sube a 225GB. Afortunadamente, ambas consolas incluyen bastante más almacenamiento que la Switch (1TB para Xbox Series X y 825GB en PS5), pero si te gustan los grandes juegos AAA, el almacenamiento te volará rápidamente.

Al menos eso no ha sido un problema tan grande en Switch, ya que los juegos rara vez superan los 25GB. Puede que sea otra de las razones por las que Nintendo ha optado por un espacio de almacenamiento más pequeño, de 32GB, en el modelo de lanzamiento, además del precio, dado que no era una preocupación urgente. Aun así, me alegro de que hayan tenido la precaución de hacer que el almacenamiento sea ampliable y, como ya he mencionado, las tarjetas MicroSD no son caras. Ampliar el almacenamiento en PS5 y Xbox Series X es mucho más caro.

Dicho esto, algunos grandes lanzamientos en Nintendo Switch ya han superado esa capacidad de espacio de 32GB, aunque son los menos. La serie NBA 2K se ha hecho progresivamente más grande, llegando a los 39,4GB con NBA 2K21. La colección DOOM Slayers de Bethesda, que incluye Doom 1-3, 64 y Doom (2016), ocupa 32,2GB, mientras que The Witcher 3: Wild Hunt - Complete Edition se acerca a los 31,5GB. 

Es una tendencia que continuará, así que encontrar una tarjeta MicroSD decente ahora te ahorra la molestia de tener que borrar y volver a descargar los juegos más adelante.

Editor en TechRadar España de día, guitarrista de blues y friki de los cómics de noche. ¿O era al revés?


Aportaciones de