Skip to main content

Nintendo Switch: análisis

Nintendo Switch marca el inicio de la consola híbrida.

Análisis: Nintendo Switc
Créditos de imagen: TechRadar

Nuestro veredicto

La Nintendo Switch es mitad portátil mitad consola, y esperan que sea el único dispositivo que necesites para jugar, estés donde estés. La consola híbrida ha tenido mucho éxito, ofreciendo un nivel excepcional de gráficos mientras pasamos a una consola inamovible (aunque se adapta muy bien, compromete potencia y funcionalidad comparado a otras consolas y dispositivos anteriores).

Pros

  • Diseño híbrido único
  • HD Rumble
  • Dos mandos incluidos
  • Pantalla brillante, nítida y colorida

Contras

  • Los Joy-Cons se cargan únicamente en la consola
  • Botones de dirección separados
  • Joystick derecho colocado en un lugar extraño
  • Servicio online limitado en su lanzamiento

La Nintendo Switch es una consola que hace de todo a la vez. Como los mandos de la Wii, el 3D sin gafas de la Nintendo 3DS o la segunda pantalla experimental de la Wii U, el diseño híbrido innovador de la Switch ha ayudado a Nintendo a crear su propio camino y hacer algo diferente.

Tres años después de su lanzamiento, la Nintendo Switch se ha convertido en un éxito: cada vez que es temporada de compras, es de los dispositivos más demandados, y con las normas de distancia social de la pandemia del coronavirus, se ha convertido en el favorito de los jugadores y los no jugadores.

Una gran parte del éxito de la Nintendo Switch es que su diseño híbrido le ha permitido suplir el hueco que había entre una consola para casa y una portátil de una manera única.

La manera en la que la Nintendo Switch combina jugar en casa y fuera de ella hace de todo ello una delicia, enhorabuena al equipo de Nintendo. Con su biblioteca de juegos propios y de títulos de terceros, la Switch es la mejor proposición actualmente.

Hayas hecho ya la compra o no, tienes que estar de acuerdo en que la Nintendo Switch es una buena idea, mezclando lo que llamó la atención de la Wii y la Wii U a los jugadores (incluso aunque los desarrolladores tardaran en sacarle partido a esta última).

La Nintendo Switch trae la idea central de beneficiarse de cualquier juego, no solo unos pocos que usen los controles y una segunda pantalla. ¿Quién no ha querido alguna vez llevarse fuera de casa su consola?

Pues la Switch lleva muy bien esa idea de híbrida. Es un dispositivo que se siente premium, al que puedes poner en un dock para tener esa experiencia de consola de casa, siempre que lo necesites.

Al mismo tiempo, la Switch no es perfecta: muchos de los fallos que tiene son una consecuencia de que intenta hacerlo todo a la vez, y no siempre eso conlleva un funcionamiento adecuado.

Aquellos a los que no le llame la idea híbrida y quieran una Nintendo igual de portátil querrán, seguramente, la alternativa compacta y ligera: la Nintendo Switch Lite, que ofrece una experiencia similar pero exclusivamente portátil.

Actualización: aunque la consola lleve en el mercado tiempo, han resurgido hace unos meses, con una fuerte demanda debido a la cuarentena, y vimos ofertas en el Prime Day para paquetes con el Animal Crossing. Esperamos ver cosas así para el Black Friday o el Cyber Monday.

Nintendo Switch: precio y fecha de lanzamiento

  • ¿Qué es? La consola híbrida de Nintendo
  • ¿Cuando salió a la venta? El 3 de marzo de 2017
  • ¿Cuánto cuesta? 319€ 

Nintendo Switch: diseño

  • Tres formas de usarla: modo TV, modo sobremesa y modo portátil
  • Muchos accesorios que corren el riesgo de perderse

En la caja, junto con tu nueva y brillante Nintendo Switch Lite, vienen dos mandos removibles (Joy-Cons) un grip que te ayuda a combinarlos para hacer de ellos un mando más grande, dos tiras para convertirlos en mandos individuales y un dock para poner la consola en la TV. 

También viene con un USB-C para cargarla (con un bloque de carga) y un cable HDMI para que conectes la consola a la TV.

Si crees que son demasiados accesorios, nosotros también: sospechamos que muchos usuarios perderán al menos uno o dos de ellos por donde sea en un par de meses.

Hemos colocado las tiras de los Joy-Con y los hemos juntado con el grip para que esté todo junto, pero nos ha gustado tanto la manera en la que se han unido que ahora no los vamos a separar para que no se pierdan.

Es una instalación novedosa (cabe decir que también algo complicada), así que vale la pena ahondar en cada una de las maneras en que se puede usar la consola.

Análisis Nintendo Switch

Análisis Nintendo Switch  (Crédito de la imagent: TechRadar)

Nintendo Switch: modo portátil

  • Más grande que las consolas portátiles tradicionales
  • Un poco ajustado en el lado derecho por la situación de joystick
  • Las direcciones del mando izquierdo están separadas

El primer modo de la Nintendo Switch es el modo portátil, el factor de forma en el que vinieron todos los dispositivos anteriores a la Switch.

Con esta configuración, puedes conectar los dos mandos (los Joy-Cons) a izquierda y derecha de la pantalla, y jugar como lo harías con la PlayStation Vita.

De hecho, el tamaño y la forma de los sticks analógicos es muy similar a la de la última Vita , aunque no es tan sólido por la junta que hay entre los Joy-Cons y la pantalla.

En la parte superior de la Switch hay una ranura para juegos (son de cartucho), un jack para auriculares (no soporta Bluetooth), los botones de volumen y el encendido/apagado.

La parte de abajo está menos concurrida. Hay una pata para ponerlo en modo tablet (lo veremos más adelante), que esconde un espacio para expandir almacenamiento via microSD. El de serie de la Nintendo Switch está limitado a 32GB, así que si planeas descargarte muchos juegos, querrás invertir en una tarjeta SD para la Nintendo Switch (soporta teóricamente hasta 2TB).

Los Joy-Cons de quita y pon dan de que hablar. A la derecha está la típica distribución A, B, X, Y que usa Nintendo desde la SNES, un stick analógico (colocado muy raro debajo de los botones) y dos botones de apoyo.

Hay un botón pequeño en forma de '+' actuando como el equivalente 'start' en la Wii U, y un botón home para dirigirte al menú principal de la consola.

Al otro lado, en el Joy-Con izquierdo, la misma historia, como era de esperar. Un botón de '-' que actúa como el 'select' de la consola, un botón de compartir para hacer capturas de pantalla y vídeos (en algunos títulos), un stick analógico, dos botones de apoyo y la cruceta mas 'no-de-Nintendo' que hayas visto nunca.

En vez de la clásica cruceta que Nintendo ha utilizado desde la NES, el Joy-Con izquierdo tiene cuatro botones circulares que son idénticos a los botones del Joy-Con derecho.

Esta decisión en el diseño, que parece muy rara a primera vista, está hecha así para que se pueda usar como mando individual, con la cruceta actuando de ambas maneras cuando así se configura (ampliamos más adelante).

Análisis Nintendo Switch

Análisis Nintendo Switch  (Créditos de imagen: TechRadar)

Nintendo Switch: modo TV

  • Se conecta a la tele mediante un dock incluido
  • El acople es fluido, y puede hacerse mientras juegas

La segunda forma de jugar a la Nintendo Switch es el modo TV. Pones el dispositivo en el dock que incluye y se conecta a la televisión. Ahí es cuando quitas los Joy-Cons para poder jugar a la consola a distancia.

La manera en la que la consola transfiere la experiencia visual de su pantalla a la tele es tan fluida como pudiera ser, y no necesitas pausar el juego, todo ocurre en vivo y en directo.

Quitar los Joy-Cons puede ser un poco incómodo, honestamente: se hace manteniendo unos pequeños botones en la parte de atrás y deslizando los mandos hacia arriba.

El dock de la TV tiene casi el mismo tamaño que la propia Nintendo Switch. En la parte de atrás tienes un puerto USB-C para que cargue la consola, un puerto HDMI para conectarla a la TV y un puerto USB-A.

Al lado izquierdo de la consola tenemos  dos puertos USB, que principalmente se usan para cargar los mandos de la Switch mientras juegas sin cables (ahora vamos a eso).

Si quieres usar la Nintendo Switch con varios televisores en casa, puedes comprar docks adicionales, que harán la transición de una pantalla a otra más fácil, tipo plug and play.

Análisis Nintendo Switch

Análisis Nintendo Switch (Crédito de imagen: TechRadar)

Nintendo Switch: modo sobremesa

  • La pantalla se quita y se puede poner sobre una mesa
  • Genial para juegos de dos jugadores, pero para cuatro la pantalla se queda corta

El último modo para jugar a la Nintendo Switch es lo que ellos llaman: modo sobremesa. Usando la pata que está detrás de la consola, puedes dejarla sobre la mesa y quitar los Joy-Cons para jugar de manera 'semi-portátil'.

En teoría, esto es perfecto para largos trayectos en transporte público donde tienes una mesa o similar para poner la consola. En realidad, parece una experiencia mixta.

Nos gusta poder usar los Joy-Cons atados el uno al otro con el grip en vez de tenerlos enganchados a la consola (el grip da un poco más de plástico para hacer que los mandos sean más cómodos en la mano)  y no tenerla en las manos significa que te puedes sentar de manera más natural.

El modo sobremesa también está genial para multijugadores en Switch. Quitar los Joy-Cons permiten a dos jugadores enfrentarse entre ellos, y mola: hace la Nintendo Switch perfecta para pequeñas reuniones donde ya lo tienes todo preparado para poder jugar en modo multijugador.

Aún así, hay varios problemas que hacen que la consola no esté totalmente capacitada para este intrigante modo sobremesa.

Primero está la patita que la sujeta. Aunque es de goma (lo que no permite que se deslice) solo permite tenerla a una altura concreta: si tu mesa está muy cerca y es bajita, entonces no hay manera de subir un poco la consola para que esté más a tu altura, y acabará apuntándote al pecho antes que a tu cara.

Lo segundo es el puerto de carga de la Nintendo Switch, que es inaccesible cuando está en modo sobremesa. Durante un viaje en tren esto se traduce en que, a pesar de ser una situación perfecta para el modo sobremesa, terminamos usando la consola en modo portátil para poder cargarla.

Por último, el modo multijugador en la pantalla de la Nintendo Switch es demasiado pequeño para más de dos. Cuatro jugadores en el Mario Kart es casi imposible debido al tamaño y la resolución de la pantalla (tuvimos que acercarnos a centímetros de la pantalla para poder diferenciar los detalles).

A pesar de todo, el modo sobremesa de la Switch está hecho para cortos periodos de uso, lo que es una pena cuando parece que sea para lo que realmente está hecha la Nintendo Switch, usarla durante periodos largos.

Nintendo Switch: instalación

  • La configuración es lo suficientemente simple
  • La consola necesita saber si los Joy-Cons se usan juntos o por separado

Configurar una nueva Nintendo Switch es muy simple, estarás encantado de saber cómo se hace. 

Si usas el dispositivo de manera portátil, simplemente ponle los Joy-Cons, pulsa el botón de encendido y... bueno... ya está.

Si quieres jugar a la Nintendo Switch en tu TV, necesitamos ponerla en el dock y conectarla a la TV por HDMI, luego añadimos un poco de carga con el USB-C y listo. La consola se posa sobre el dock muy fácil.

Emparejar los mandos es un poco más complicado que con otros dispositivos por el hecho de que se pueden emparejar juntos o por separado. La manera en la que le dices a la Switch los mandos que estás usando es pulsando los botones L y R en la combinación que hayas optado.

Análisis Nintendo Switch

Análisis Nintendo Switch (créditos de imagen: TechRadar)

Si usas los Joy-Cons individualmente, presiona los botones de la cinta del Joy-Con para indicarle que así es.

En el apartado del software, la consola pide la típica configuración de usuario y de wifi. Estos detalles son fáciles de introducir en la pantalla táctil de la Switch (el teclado no es tan bueno como el de un teléfono pero es mucho mejor que el típico de consola).

Después de haber lidiado con ello, puedes jugar a un juego que tengas en el cartucho o en la memoria interna de la Nintendo Switch.