Skip to main content

Análisis: Nintendo Switch Lite

¿Hora de aligerar?

Nintendo Switch Lite
(Image: © TechRadar)

Nuestro veredicto

La Nintendo Switch Lite es un dispositivo genial, compacto para aquellos que no son muy fans de la Switch original con su dock. El diseño es más cómodo que la Switch habitual para usarla de manera portátil, y tiene el mismo rendimiento.

Pros

  • Ligera y pequeña
  • Más portátil
  • Buena gama de colores
  • Diseño cómodo

Contras

  • Limitado a juegos sin mando
  • No es tan cómoda como la 3DS

Desde su salida en 2017, la Nintendo Switch se ha disputado en precio la casa de Mario, pero dos años después, la compañía decidió cambiar las cosas y ofrecer una alternativa compacta a la consola híbrida: la Nintendo Switch Lite.

La Switch Lite es más pequeña y ligera que su hermana, la Nintendo Switch, dando un paso hacia la Nintendo 3DS en calidad de dispositivo portátil de Nintendo.

Si eres alguien que disfruta de la flexibilidad de jugar a la Switch en la TV o de manera portátil, entonces la Switch Lite no es para ti (aquí no hay opción de dock).

Pero, si solo usas la consola híbrida de manera portátil, o no te parece que sea muy adecuada para usarla así, entonces la Switch Lite puede ser la alternativa ligera para ti. Aún así, como cualquier dispositivo nuevo, tiene sus pros y sus contras que deberías barajar antes de hacer el cambio a la Nintendo Switch Lite.

Nintendo Switch Lite: precio y fecha de lanzamiento

  • ¿Qué es? Una versión compacta y exclusivamente portátil de la Nintendo Switch
  • ¿Cuándo sale a la venta? 20 de septiembre de 2019
  • ¿Cuánto vale? 220€

Nintendo Switch Lite: diseño

Nintendo Switch Lite

(Image credit: TechRadar)

La mayor diferencia entre la Nintendo Switch Lite y la original Nintendo Switch es que la Lite es solo portátil. De este modo, la Switch Lite es mucho más compacta y ligera que su predecesora.

La Switch Lite mide 91.1 x 208 x 13.9mm y pesa 275g, comparada con los 102 x 239 x 13.9mm y los 297g de peso de la Switch original. También viene con un panel LCD de  menor tamaño, con solo 5.5 pulgadas pero aún ofreciendo 1280x720 píxeles.

En otras palabras, es una pantalla más pequeña que las 6.2 pulgadas de la original, pero con la misma resolución, así que no pierdes nada de calidad. De hecho, le da a la Switch Lite una densidad de 267 píxeles por pulgada (ppp), un poco más nítida que la original Switch, que tiene 236ppp.

De todas formas, no compensa, pues hay veces que nos cuesta leer las palabras en una pantalla tan pequeña. Al final acabamos acercándonos la consola a la cara para leer el texto. Es un pequeño problema, pero algo extraño cuando lo vamos a ver de camino al trabajo por la mañana

Donde brilla verdaderamente la Switch Lite es en su acabado realmente cómodo y portátil. Debido a su reducido tamaño, es más manejable de usar sobre la marcha que la Switch original: necesitas menos espacio y probablemente pueda caber en un bolsillo grande.

Como alguien que tiene manos pequeñas, este escritor sabe que la Switch original puede ser incómoda cuando la usamos de manera portátil; aunque compacta, era demasiado grande. En contraposición, la Lite es más pequeña, y cabe bien el las manos. Sigue siendo alargada, y no se siente tan sumamente cómoda como, digamos, la 3DS.

Nintendo Switch Lite

(Image credit: TechRadar)

Además, la Switch Lite viene con controles integrados en vez de los Joy-Cons. Aunque los puedes conectar de manera inalámbrica, no tendrás un par de ellos en la caja de la Lite.

A pesar de este punto, se ofrecen los mismos botones que en la Switch original (excepto la cruceta de arriba, abajo, izquierda y derecha, que se ha reemplazado por un 'Plus Control Pad' como lo llama Nintendo).

Se siente como un cambio natural, que siempre ha estado ahí, y es más adecuado para jugar con esta consola.

Los gatillos ZL y ZR tienen el tamaño perfecto y ayudan a cementar este ajuste. Aún así, los botones de izquierda y derecha son algo más finos que la Switch original. Incluso demasiado, porque ha habido veces que se nos han resbalado los dedos.

Los dos modelos también disponen de conectividad inalámbrica, bluetooth (pero no para auriculares) y el uso de tarjetas MicroSD para aumentar el almacenamiento de 32GB, así que no pierdes demasiadas características del modelo 'no tan portátil' (como puede ser jugar en la TV).

Debido a que la Switch Lite es un dispositivo exclusivamente portátil, la consola no viene con dock, cable HDMI o stand. Lo que viene en la caja es la consola en sí misma y un cargador (así de simple). La Switch Lite no está hecha para conectarse a una TV, y aunque lo hayamos probado con un cable HDMI, la consola simplemente no lo soporta.

La Switch Lite viene en turquesa, gris y amarillo, sacudiendo los modelos gris y neón de los modelos Switch que hemos visto estos dos años.

Nintendo Switch Lite: rendimiento

Nintendo Switch Lite

(Image credit: TechRadar)

La Nintendo Switch Lite tiene esencialmente el mismo rendimiento que la Switch, excepto porque la Lite tiene un poco más de batería (unos 30 minutos más), aunque 1-2 horas menos que el modelo de Switch mejorado que viene (aunque nos dice Nintendo que esto depende de los juegos que pruebes).

De todas formas, no vale la pena decir que la Switch Lite no sobresale con HD Rumble o con la cámara IR Motion. El dispositivo está hecho exclusivamente para juegos portátiles, así que solo podremos jugar a juegos de Nintendo Switch que soporten este modo.

Esto no quiere decir que no puedas jugar estos juegos, pero tendrás que conectar los Joy-Cons inalámbricamente para que funcione (y comprarlos requiere el cargador por separado). Conectar los Joy-Cons permite usar el HD Rumble.

Nintendo Switch Lite

(Image credit: TechRadar)

En el evento de presentación, un representante de Nintendo explicó que la consola será compatible con más dispositivos que los Joy-Cons, pero no serán desvelados hasta una fecha posterior.

Los siguientes juegos no son aconsejables para la Switch Lite: 1-2 Switch, Super Mario Party y los accesorios de Nintendo Labo. Aunque los juegos que requieran Ramble pueden jugarse conectando los Joy-Cons, intentar jugarlos con más de una persona en la pantalla tan pequeña no era muy práctico, así que no te podemos aconsejar que uses la consola en una fiesta, pues no está hecha para ello.

A pesar de perder estas dos características, la Switch Lite tiene acelerómetro, giroscopio, y sensor de brillo. Eso quiere decir que tienes controles por movimiento en juegos como Breath of the Wild (inclinando la consola para cargar el arco, por ejemplo; o ajustar el brillo en función de lo que te rodea).

El modo online inalámbrico significa que puedes seguir jugando con amigos (pero no necesariamente en co-op), ya que pudimos jugar online al Mario Kart 8 Deluxe con facilidad. De hecho, jugar online a este tipo de juegos era mucho más cómodo por el tamaño tan natural del dispositivo.

Conclusión

(Image credit: TechRadar)

La Nintendo Switch Lite es la consola perfecta para aquellos que prefieren jugar sobre la marcha y nunca se han sentido atraídos por la Switch original.

Al ser más compacta y liviana, la consola se siente considerablemente mejor que su predecesora y es mucho menos tosca. Cuando se trata de una consola portátil, la Switch Lite es mucho más fácil de transportar, ocupa menos en los viajes y cabe mejor en la mano. No es tan cómoda como la 3DS, pero tiene el mismo rendimiento de la Switch, así que no nos importa. 

De todas formas, cualquiera que se plantee comprar la Switch Lite necesita pensar si va a jugar solo y de manera exclusivamente portátil, por la reducida cantidad de juegos que permiten jugar así, a diferencia de la Switch original. No es simplemente un modelo más pequeño.

Pero si buscas un modelo cómodo, ligero y que es mejor en general para el juego portátil (además de los colores, que molan), y no te importa mucho perder algunos juegos por lo de antes, entonces la Switch Lite es para ti.