Skip to main content

Nintendo Switch: análisis

Nintendo Switch marca el inicio de la consola híbrida.

Análisis: Nintendo Switc
Créditos de imagen: TechRadar

Este análisis está basado en el primer modelo original de la Nintendo Switch. Aún así, Nintendo ha lanzado otro modelo estándar con más potencia y batería.

Teniendo que hacer de portátil y consola de mesa, nos preocupaba que las habilidades gráficas de la Nintendo Switch pudieran estar limitadas. 

Internamente, la Switch utiliza el Nvidia Tegra X1, que es similar al que encontramos en la Nvidia Shield. No es exactamente algo malo, considerando que la Shield es capaz de soportar 4K, pero cabe recordar que la Switch es un dispositivo portátil que necesita ahorrar batería.

A su salida, las preocupaciones sobre el consumo relacionado con los gráficos estaban a flor de piel, pero no impedían su compra. Gráficamente, compararíamos la Nintendo Switch con la Wii U

Análisis Nintendo Switch

Análisis Nintendo Switch (Créditos de imagen: Nintendo)

Nintendo Switch: rendimiento gráfico

  • Prácticamente equivale a la Wii U
  • No está al nivel de la PS4 o la Xbox One
  • La fuerza artística de Nintendo compensa las carencias técnicas

The Legend of Zelda: Breath of the Wild, por ejemplo, tiene una resolución de 720p en la Wii U, mientras que se mejora a 900p en la Switch cuando está en el dock y retransmite en una tele con FullHD (4K no lo aguanta).

Esto sugiere que la Switch tiene su eje gráfico en la Wii U, pero hemos experimentado bajadas de frames cuando jugábamos en la televisión.

A pesar de eso, cuando jugamos en la pantalla de 720p de la Switch, el juego mantuvo los frames a una tasa estable.

Estas observaciones sugerirían que estamos frente a una consola con una potencia equivalente a la anterior generación de Nintendo, pero ya veremos cómo mejora la situación a medida que los desarrolladores continúen manejando el nuevo hardware.

Análisis Nintendo Switch

Análisis Nintendo Switch (Créditos de imagen: Nintendo)

Nintendo nunca ha sido de rendimiento gráfico superior. Los juegos anteriores de la Wii U como Mario kart 8 se veían muy bien, sí, pero esto ha sido un resultado de su estilo de diseño más que de poder técnico en gráficos.

Estamos agradecidos que esto haya sido la marca de la casa de Nintendo en el pasado. 

Ver los juegos así (en modo portátil al menos) es algo que disfrutamos gracias a la pantalla de la Switch. Aunque sea solo de 720p, es brillante y con colores muy vivos. no está a la altura de la de los mejores móviles del mercado, pero es un paso adelante de Nintendo comparado con sus dispositivos anteriores.

Tendremos que ver qué consigue Nintendo en el aspecto gráfico en un futuro, pero esta no es una consola que vaya a rivalizar con la PlayStation 4 o con la Xbox One.

Los juegos que hemos probado se ven muy bien en modo portátil, pero no tienen el mismo nivel de fidelidad que los de las consolas de su misma generación.

Nintendo Switch: batería

  • Unas cortas 2 horas y media de juegos gráficamente instensos
  • Suficiente para un corto trayecto, pero si es más largo supone un problema
  • La carga por USB permite el uso de batería portátil

Le han hecho mucho a la batería de la Switch, que dice Nintendo que dura entre 2,5 y 6 horas.

Nuestra experiencia le da la razón. Cuando jugamos al Zelda nos dura sobre dos horas y media, que es lo suficiente para cubrir un trayecto de ida y vuelta al trabajo antes de que carguemos la Switch por la noche. 

Si quieres que la consola dure más, como en un vuelo, entonces tienes varias opciones para ahorrar batería: poner el modo avión (aunque esto no te permitiría quitar los Joy-Cons) y bajarle el brillo a la pantalla.

Además, puedes usar baterías portátiles, aunque es poco recomendable, ya que la Switch está hecha para gastar su batería y ser cargada mientras no juegas.

Es difícil comparar su batería con la de dispositivos anteriores, además de que variará muchísimo en función del juego que abras, pero en una comparación en modo stand-by, la Switch estaba por encima de la Vita y la PSP, pero perdía contra la DS y la GameBoy Advance.

Al final, es una consola que debería de poder con tus viajes diarios, pero a la que le costaría aguantar trayectos más largos.

Jon Porter is the ex-Home Technology Writer for TechRadar. He has also previously written for Practical Photoshop, Trusted Reviews, Inside Higher Ed, Al Bawaba, Gizmodo UK, Genetic Literacy Project, Via Satellite, Real Homes and Plant Services Magazine, and you can now find him writing for The Verge.