Skip to main content

Eternals: una película del UCM diferente y necesaria

El reparto de Eternals
(Crédito de imagen: Disney/Marvel Studios)

¿Cuánto tiempo mantendrá Marvel Studios su nivel de éxito? Es una pregunta que críticos y fans se plantean con la llegada de cada nueva película del UCM. Marvel ha disfrutado de un éxito sin precedentes desde Iron Man del 2008 pero, parafraseando a Thanos en Vengadores: Endgame, el final del UCM es inevitable.

Bueno, pero de momento aún queda. Hasta ahora, la Fase 4 de Marvel ha mantenido el UCM en el buen camino. Viuda Negra y Shang-Chi han sido bien recibidas por la crítica y, a pesar de la pandemia, han funcionado bastante bien en taquilla.

Ahora, sin embargo, Marvel se enfrenta posiblemente a su prueba más dura en mucho tiempo. Eternals, la última entrega del UCM, es ciertamente ambiciosa: su historia abarca 7.000 años de historia de la humanidad, presenta al público 10 nuevos superhéroes (un récord para una película de Marvel) y amplía el alcance del UCM mucho más allá de lo que hasta ahora nos habían mostrado.

Pero, ¿es demasiado diferente para los estándares de Marvel? El modelo de las películas tradicionales del estudio ha sido un éxito rotundo, por lo que desviarse de esa fórmula establecida puede no sentar bien al público. Al fin y al cabo, según las puntuaciones de las primeras reseñas, Eternals no ha calado entre los críticos.

Sin embargo, en nuestra opinión, Eternals es una película mejor de lo que algunos críticos han sugerido. La última producción de Marvel no solo cuenta una historia realmente conmovedora y fascinante, sino que también va a lugares que el UCM no ha visitado antes. Y eso la convierte en una película que se desmarca de todas las que hemos visto del estudio hasta ahora.

Eternals

(Image credit: Marvel Studios)

Ambientada tras Endgame, Eternals comienza siguiendo a Sersi (Gemma Chan) y Sprite (Lia McHugh), dos superhéroes inmortales que viven en secreto entre la población humana de la Tierra.

Cuando los enemigos de los Eternos, llamados los Desviantes, reaparecen repentinamente después de 500 años, Sersi, Sprite y el recién llegado Ikaris (Richard Madden) deben reunir a los Eternos, incluyendo a Thena (Angelina Jolie), Kingo (Kumail Nanjiani) y Ajak (Salma Hayek) para proteger a la humanidad de ellos. El "despertar", un evento que amenaza la existencia misma de la Tierra, coincide también con el regreso de los Desviantes. Ah, y los Eternos solo tienen siete días para derrotar a sus enemigos mortales y detener el cataclismo.

Lo que salta a la vista en Eternals es que su estructura argumental es radicalmente diferente a la de las anteriores películas de Marvel.

Inspirándose en películas que no son de superhéroes, como El Padrino - parte 2, Eternals teje dos narrativas a lo largo de sus dos horas y media de duración. La historia predominante, ambientada en el presente, sigue a Sersi y compañía mientras intentan reunir a los Eternos, derrotar a los Desviantes y evitar que se produzca el "despertar". Mientras tanto, la otra narrativa de la película se centra en el pasado de los Eternos, que muestra cómo estos seres cósmicos llegaron a la Tierra, su impacto en la evolución de la humanidad y por qué el grupo se disolvió.

Eternals

(Image credit: Marvel Studios)

Estas líneas argumentales entrelazadas permiten a Eternals presentar a su amplio grupo de superhéroes de una forma poco habitual. La personalidad de cada personaje, sus motivaciones y las razones para abandonar el grupo se establecen durante los flashbacks de la película, un útil recurso narrativo que presenta cada superhéroe a los espectadores antes de su reunión con Sersi, Sprite e Ikaris. Este salto en el tiempo permite que Eternals se desarrolle como una novela, con la presentación de cada personaje como un nuevo "capítulo" que ayuda al ritmo de la trama.

Sin embargo, la alternancia de líneas argumentales de Eternals no solo permite centrarse en el desarrollo de los personajes, sino que también ayuda a la construcción del mundo. 

Eternals es un espectáculo de envergadura, es visualmente impactante y no recuerda a ninguna otra película previa del UCM

Se nos plantea un viaje a través del tiempo, con varios períodos de la historia de la humanidad diferentes a la historia clásica, para ofrecer una visión de cómo los Eternos influyeron en la evolución humana. Esta unión entre la historia del mundo real y la mitología de los Eternos está bien ejecutada por la directora Chloé Zhao. Eternals se presenta como una historia de orígenes para estos nuevos personajes y una semi-secuela de Vengadores: Endgame, por lo que Zhao tenía mucho trabajo en este metraje. Por suerte, logra un buen equilibrio entre estos dos contrastes, lo que sirve para recordar su prodigioso talento.

La amenaza de los Desviantes desde el principio también dio la opción de introducir secuencias de lucha antes que en otras películas de Marvel, lo que supone un agradable cambio con respecto a la norma. Ver a los Eternos trabajar juntos para acabar con sus enemigos es divertido: cada Eterno tiene poderes únicos, por lo que el trabajo en equipo es esencial para derrotar a los Desviantes.

Marvel's Eternals

(Image credit: Marvel Studios/Disney)

En cuanto a los Eternos, la dinámica entre ellos en el presente se desarrolla como una familia disfuncional. Son un grupo compenetrado cuando llegan a la Tierra, pero, a medida que pasa el tiempo, su vínculo se erosiona conforme empiezan a surgir diferencias entre ellos. Después de 7.000 años viviendo y trabajando juntos, no es de extrañar que estos complejos personajes se separen y tomen caminos distintos. Irónicamente, esto hace que la audiencia empatice más con estos extraterrestres humanoides; en cierto sentido, demuestra que la población nativa de la Tierra ha mostrado a los Eternos lo que significa ser humano, un tema central en esta película.

Las personalidades únicas de los Eternos también hacen que la comprensión de sus motivos subyacentes sea compleja.

Hay un comportamiento inquietante en algunos de ellos que sugiere que saben más de lo que dicen. Esta inquietud puede llevar a algunos espectadores a anticipar la posibilidad de que se produzcan giros en la trama a medida que avanza la película y, sin hacer spoiler, por ahí va la cosa. Un par de revelaciones importantes de la historia aportan un sutil aire de tragedia shakespeariana, que recuerda a la Black Panther del 2018. Pero, hasta que estas llegan, Eternals mantiene a su audiencia preguntándose qué puede pasar. La película pone "cebos" para que piques y jugar con tus expectativas. Otras películas como Capitán América: El Soldado de Invierno ya tomaron un enfoque narrativo similar.

Pantera Negra y El Soldado de Invierno no son las únicas películas de Marvel de las que Eternals toma cosas prestadas. Después de que se revele uno de los principales giros argumentales de la película, el dilema que surge divide a los Eternos en dos. Es algo parecido a la que se vio en Capitán América: Civil War, donde el enfrentamiento entre Steve Rogers y Tony Stark por los Acuerdos de Sokovia lleva a la disolución de los Vengadores. Aun así, es otro buen guiño, intencionado o no, a anteriores películas del UCM.

Angelina Jolie como Thena en Eternals

(Image credit: Marvel Studios/Disney)

Sin embargo, es después de que se revelen los grandes giros de la trama de Eternals cuando el largometraje empieza a perder el rumbo. La trama se fragmenta un poco, las decisiones tomadas por ciertos individuos no son propias de lo que han mostrado a lo largo de la película y, sí, nos encontramos con una pelea llena de CGI en el tercer acto, que es un requisito indispensable en todas las películas de Marvel. Por supuesto, esta secuencia está bien coreografiada y hace uso de casi todos los poderes de los Eternos. Pero este tipo de batallas son habituales en las películas del UCM hoy en día, así que es difícil emocionarse con ellas, a no ser que se trate de escenas excepcionales, como la gran batalla final de Endgame.

Sobre esta película

- Se estrena en todo el mundo el viernes 5 de noviembre

- Basada en las creaciones de Jack Kirby en los cómics de Marvel

- Dirigida por Chloé Zhao

- La película nº26 producida por Marvel Studios

Este no es el único problema de Eternals. Se aprecian algunas ediciones forzadas a lo largo de la película, lo que puede resultar chocante en ocasiones. Los Desviantes, a pesar de ser los principales villanos de la película, tampoco son utilizados en su totalidad, lo que es una lástima, ya que, cuando aparecen en pantalla, hacen que las secuencias de lucha de Eternals sean aún más violentas y crudas. Puede que Eternals sea una película para mayores de 13 años, como todas las anteriores de Marvel, pero sin duda es una oferta más madura de lo que hemos visto antes. Eternals es la primera película del UCM que incluye una escena de sexo, por lo que tiene una temática más adulta que sus predecesoras.

Al igual que los Desviantes, algunos de los Eternos no tienen tanto tiempo en pantalla como cabría esperar. Makkari de Lauren Ridloff, y Phastos de Brian Tyree Henry, son la primera superheroína sorda y el primer superhéroe abiertamente homosexual del UCM, no se presentan completamente hasta la segunda mitad de la película. En ese momento, Eternals está cerca del final, por lo que no se utilizan en la misma medida que el Sersi de Chan o el Ikaris de Madden. Dado que su inclusión supuestamente debía marcar una nueva era de visibilidad en el UCM, es un poco decepcionante que no tengan un papel más importante en el proceso de la historia.

Nuestra opinión

Ikaris y Sersi en Eternals

(Image credit: Marvel Studios)

Eternals es un gran espectáculo, visualmente impactante, y no se parece a ninguna otra película anterior del UCM. Sí, es divertida, dramática y llena de acción, pero parece una película que Marvel Studios no habría tenido la confianza de hacer hace cinco años. Es mucho más universal y cósmica que las anteriores y, sorprendentemente, es una de las historias más emotivas de Marvel en mucho tiempo.

Dicho esto, no es de las mejores de Marvel. Hay demasiados problemas que impiden que Eternals esté a la altura de Vengadores: Infinity War. Y es una pena, ya que Eternals tenía el reparto, la directora y el presupuesto para rivalizar con las mejores películas de Marvel.

Aun así, esos problemas no la convierten en una película necesariamente mala. Es una digna entrega del UCM que invita a la reflexión sobre lo que significa ser humano, aun vistiendo ropa de superhéroe. Se mueve en la línea entre ser una película única e independiente del UCM y un añadido necesario al universo cinematográfico de Marvel, y sienta las bases para un montón de proyectos derivados y próximas películas.

Realmente, Eternals no se parece a ninguna otra película de Marvel, y eso es algo bueno.

Tom Power

As TechRadar's entertainment reporter, Tom can be found covering all of the latest movies, TV shows, and streaming service news that you need to know about. An NCTJ-accredited journalist, Tom also writes reviews, analytical articles, opinion pieces, and interview-led features on the biggest franchises, actors, directors and other industry leaders. 


Away from work, Tom can found checking out the latest video games, immersing himself in his favorite sporting pastime of football, and petting every dog he comes across in the outside world.