Skip to main content

Shang-Chi es la mejor película de Marvel desde Vengadores: Endgame

Simu Liu como personaje principal en 'Shang-Chi y la Leyenda de los Diez Anillos'
(Crédito de imagen: Marvel Studios/Disney)

Hay una escena en concreto hacia la hora de metraje de Shang-Chi y la Leyenda de los Diez Anillos que resume de manera clara y concisa las últimas entregas de películas de superhéroes de Marvel. Se trata de una escena que no comentaremos aquí, para no hacer spoilers. Además, no queremos estropearte un cameo divertidísimo.

Sin embargo, se trata de un momento tan maravillosamente absurdo que hará llorar de la risa incluso al más reservado. Y, por supuesto, demuestra qué tipo de película es Shang-Chi: una maravilla inesperada, construida basándose en los aspectos centrales de las películas anteriores de Marvel, la cual también ofrece una nueva perspectiva sobre las historias de origen.

Shang-Chi es la primera película de Marvel que presenta un nuevo superhéroe desde Capitana Marvel en 2019, pero es mucho más que eso: también podemos considerar que es la mejor película del Universo Cinematográfico de Marvel desde Vengadores: Endgame.

Shang-Chi lucha contra Razor Fist en la película de superhéroes 'Shang-Chi' de Marvel

(Image credit: Marvel Studios/Disney)

Ambientada en la actualidad, la película comienza con Shang-Chi (Simu Liu) disfrazado de Shaun, un ciudadano de San Francisco que trabaja como chófer junto a su mejor amiga Katy (Awkwafina).

Cuando un grupo de asesinos ataca inesperadamente a Shang-Chi y le roba el colgante de su madre, este se ve obligado a volver a casa para enfrentarse a su turbio pasado, reunirse con su hermana Xialing (Meng'er Zhang) y lidiar con su padre Xu Wenwu (Tony Leung). Shang-Chi también entra en contacto con la misteriosa organización de los Diez Anillos, la cual ha estado al acecho en las sombras desde la era de Iron Man en 2008, siendo dirigida por Wenwu, quien custodia los anillos de poder.

Aunque el inicio de la película no es muy distinto al de Black Panther de 2018 (al espectador se le da un contexto histórico que ayuda a configurar la trama de la película), al principio, Shang-Chi no da la sensación de que sea una película de Marvel.

Tanto por las escenas de acción inspiradas en el género wuxia, como por las que se ven en Crouching Tiger, Hidden Dragon, hasta por su humor, que recuerda a las películas de comedia de colegas como Bill y Ted, Shang-Chi es una película que podría existir fuera del UCM (Universo Cinematográfico de Marvel). Existen referencias y guiños a las películas anteriores de Marvel en todo momento, pero las influencias de Shang-Chi, que no son de superhéroes, ayudan a darle un toque de originalidad (al menos al principio) en comparación con las entregas más recientes del UCM.

Gran parte de esta sensación de realismo se debe al tipo de relación que Liu y Awkwafina construyen entre Shang-Chi y Katy, una amistad de verdad.

Los protagonistas, que ya habían trabajado juntos en la serie de televisión Awkwafina Is Nora from Queens, tienen una relación natural que aporta credibilidad al vínculo entre sus personajes. Hace que sus conversaciones íntimas tengan un impacto más fuerte desde una perspectiva emocional, así como que las bromas entre ellos parezcan auténticas.

Shang-Chi, Katy y Xialing parecen sorprendidos en una escena de la película 'Shang-Chi' de Marvel

(Image credit: Marvel Studios/Disney)

Hablando de humor, Shang-Chi es mucho más divertida de lo que pueda parecer en los tráilers. Las películas de Marvel siempre incluyen una buena dosis de humor, pero es que Shang-Chi es una de las entregas más divertidas en los últimos años.

Es una agradable sorpresa, ya que los tráilers hacen que parezca una película seria. A medida que la película avanza hacia su clímax final (y típico) cargado de CGI, el ritmo de las bromas también ayuda a romper la tensión en los momentos clave.

Esto no quiere decir que Shang-Chi sea un festival del humor, puesto que también trata algunos temas complicados y, a veces, incluso oscuros, los cuales harán reflexionar al público. Porque sí: incluye el típico componente de Marvel de explorar los problemas entre padre e hijo, pero además se añaden otros temas, como la herencia familiar y la discriminación de género, por poner dos ejemplos, lo cual crea un equilibrio temático.

'Shang-Chi' es una maravilla inesperada... la cual ofrece una nueva perspectiva sobre la historia de los orígenes de Marvel

El humor y la emoción están presentes, pero entonces, ¿cómo se maneja la película con escenas de acción? Sin exagerar, el combate cuerpo a cuerpo de Shang-Chi es uno de los mejores que podemos haber visto en una película de Marvel.

Las escenas de lucha, basadas en varios estilos marciales, como Hong Quan, Muay Thai y Jiu-Jitsu, son un espectáculo para la vista. La intensidad, velocidad, precisión e inventiva de estos combates son impresionantes a la par que elegantes, lo cual supone un cambio de aires bien recibido respecto a tantas batallas del UCM que requieren muchísimos efectos especiales.

Liu, en concreto, aporta un nivel físico que pocos superhéroes de Marvel pueden igualar. Shang-Chi es un luchador experto en los cómics, así que resulta genial ver este elemento adaptado (y desarrollado) de manera tan completa en la pantalla.

Las peleas a gran escala de Shang-Chi también son muy divertidas de ver. La batalla final de la película es un poco frenética y exagerada, pero, en general, va construyendo un crescendo apropiado y abarcando nuevas ubicaciones que esperamos explorar en futuras producciones de Marvel.

Los fallos que hemos encontrado en Shang-Chi son pocos y bastante distantes entre sí, pero aun así hay alguno.

Por una parte, parte de su CGI es impredecible. Hay un momento, en una escena de pelea que sucede en un autobús, que se ha podido ver en los trailers de Shang-Chi, en el que el uso de la pantalla verde es más notable de lo habitual; un poco decepcionante para tratarse de una película con tanto presupuesto.

Una de las escenas finales de la película tampoco tiene mucho sentido desde una perspectiva más amplia del UCM. Sin hacer spoilers, podemos decir que la humanidad ya debería estar acostumbrada a las invasiones extraterrestres, las amenazas inteligencias artificiales y otros eventos potencialmente devastadores que ocurren a menudo en este universo.

Sin embargo, hay un momento en Shang-Chi en el que, por alguna razón, la perspectiva de otros mundos y seres extraterrestres parece una idea descabellada para algunos. Si Shang-Chi fuese una película anterior de Marvel, como Thor o Doctor Strange, donde los eventos cósmicos o mágicos no eran de conocimiento público, podríamos entender por qué algunos ciudadanos ignoran por completo tales posibilidades.

Sin embargo, las reacciones de ciertos personajes a los eventos hacen que parezca que esta es la primera vez que sucede algo de otro mundo en la Tierra. Es posible que algunos espectadores puedan pasar por alto este despiste, pero llevamos 13 años en el UCM hasta la fecha. La población humana del planeta debería tener una mente más abierta sobre los eventos catastróficos que ocurren a menudo.

Nuestra opinión

Shang-Chi y Wenwu luchan en 'Shang-Chi y la Leyenda de los Diez Anillos'

(Image credit: Marvel Studios/Disney)

Con sus emocionantes escenas de acción, la gran cantidad de momentos divertidos y, de vez en cuando, una historia profundamente conmovedora, Shang-Chi y la Leyenda de los Diez Anillos es un auténtico espectáculo que rivaliza con cualquier película de Marvel.

Sus personajes complejos (que se completan con un villano bien construido, algo de lo que el UCM necesita más) y el ritmo de la historia, convierten la película en una sucesión de escenas muy agradable. Las numerosas referencias y cameos que hay también harán disfrutar tanto a los seguidores del Universo Cinematográfico como a los fans de los cómics.

Es cierto que Spider-Man: Far From Home y Viuda Negra, aparte de esta, son las únicas películas que se han estrenado desde Endgame, así que no ha habido competencia actual en cuando a películas de Marvel recientes que rivalicen con Shang-Chi como mejor entrega tras el final de Los Vengadores.

Por lo tanto, afirmar que Shang-Chi es la mejor película de Marvel desde Endgame, debido a la falta de competencia, no es suficiente. Pues no se trata únicamente de una película de superhéroes, sino de una representación y celebración de tradiciones, culturas y valores asiáticos (y asiático-americanos) de la misma manera que Black Panther honró a las comunidades negras y arrojó luz sobre sus experiencias.

Por ello, Shang-Chi aporta más diversidad a este Universo Cinematográfico que, con su audiencia global, está comenzando a reflejar mejor el mundo que nos rodea, y que, aunque esta reivindicación está camuflada en una película de superhéroes emocionante, con humor y escenas emotivas, es algo fantástico.

'Shang-Chi y la Leyenda de los Diez Anillos' está en el cine desde hoy, viernes 3 de septiembre.