Skip to main content

El Apple Watch 8 necesita esta función para convertirse en el mejor smartwatch del mercado

Apple Watch 7
(Crédito de imagen: TechRadar)

A veces, parece que los smartwatches avanzan a pasos de tortuga, ya que normalmente tenemos que esperar a que pasen varias generaciones para poder ver nuevas funciones y características. Este año, esperamos que los mejores nuevos smartwatches (opens in new tab), especialmente el Apple Watch 8 (opens in new tab), que probablemente Apple anuncie el 7 de septiembre (opens in new tab), incluyan un sensor de temperatura.

Ha habido muchos rumores (opens in new tab) sobre si el próximo reloj de Apple vendrá o no (opens in new tab) con esta función enfocada a la salud. A continuación, vamos a explicar por qué creemos que el sensor de temperatura es tan importante y por qué esta función se ha estancado (por ejemplo, el nuevo Samsung Galaxy Watch 5 (opens in new tab) viene con un sensor de temperatura, pero de momento no se puede usar).

Hay muchas formas útiles en las que una aplicación de monitorización de la salud puede aprovechar el historial de la temperatura de tu piel. La más básica, y menos problemática, sería para el seguimiento del sueño. Se supone que tu temperatura sube cuando duermes y tu cuerpo libera calor. Si tu reloj puede incluir la métrica de tu temperatura en la monitorización del sueño, podrás hacerte una idea mejor de por qué has dormido bien o no, ya que es posible que se deba a que hayas pasado demasiado frío o calor.

Una imagen de un hombre durmiendo con una pulsera de actividad puesta

(Image credit: Getty Images)

Esta es una métrica sorprendentemente útil que la mayoría de los smartwatches no pueden medir. Fitbit ha hecho un excelente trabajo incluyendo la detección de la temperatura en sus dispositivos y, por supuesto, su más reciente modelo Fitbit Sense 2 incluye, no solo la monitorización de la temperatura, sino también la actividad electrodérmica (EDA) para detectar cambios en el estrés y la respuesta emocional en la piel. Cuanta más información pueda recopilar un dispositivo, más precisa será la imagen completa que puedas hacerte sobre tu salud.

¿Solo para el sueño?

Hay muchos más motivos por lo que resulta útil hacer un seguimiento de la temperatura de la piel, pero aquí ya nos metemos en afirmaciones sobre salud y bienestar que son difíciles de respaldar con un dispositivo de consumo como un smartwatch. Por ejemplo, es posible que los cambios en la temperatura de la piel sean signos de una enfermedad, pero Apple tendría que superar enormes obstáculos regulatorios para conseguir la aprobación para que su Apple Watch pueda hacer una recomendación médica.

En estos tiempos de pandemia, todos estamos familiarizados con la importancia de controlar nuestra temperatura regularmente. Pero... ¿puede un smartwatch sustituir a un termómetro que te mide la temperatura directamente en la cabeza o en la axila? Probablemente no. Los sensores de temperatura de la piel no podrán alarmarte de si tienes fiebre, o hacerte saber si debes acudir a urgencias.

Esta es la novedad más importante en un futuro próximo

Esta generación de smartwatches, entre los que se encuentran el Samsung Galaxy Watch 5 (opens in new tab), el Galaxy Watch 5 Pro (opens in new tab) y el Fitbit Versa 4, se está centrando en mejorar el seguimiento de la actividad física y del sueño. Cuantos más sensores haya, más ayuda tendrán los relojes para controlar estas cosas, mientras que las baterías de más capacidad y la carga más rápida ayudan a minimizar las interrupciones, y a que puedas dejarte el smartwatch puesto toda la noche (al no tener que cargarlo) para que pueda hacer el seguimiento de tu sueño. Más allá de eso, no hay ninguna tecnología nueva y revolucionaria que podamos destacar.

En casi todos los modelos de smartwatches de las mejores marcas, el chip que equipan los relojes, que es el componente que se encarga de mover todas las aplicaciones y de conectarte a las redes, es el mismo que tenía la generación anterior. El Samsung Galaxy Watch 5 es por dentro idéntico al Galaxy Watch 4 (opens in new tab). El Apple Watch 7 (opens in new tab) también era igual que el Apple Watch 6 (opens in new tab) anterior, y no parece que en el próximo Apple Watch 8 vayamos a ver grandes cambios. Por eso, la clave de las mejoras de las nuevas generaciones de este año estará en la innovación en sensores, y en cómo los datos que recogen esos sensores se interpretan.

Hay una carrera bien clara por implementar el seguimiento de la temperatura de la piel, y Apple podría ganar esta competición si se da prisa. Samsung lanzó a principios de agosto el Galaxy Watch 5, y este cuenta con un sensor de temperatura de la piel, pero resulta que esta función no está habilitada, y de momento la compañía solo ha dicho que estará disponible "en un futuro". Otras marcas sí que han conseguido ofrecer esto ya, pero los dos gigantes más importantes del mercado, Samsung y Apple, todavía están dándose prisa por conseguir ser el primero en ofrecerte la posibilidad de medir tu temperatura corporal desde tu muñeca.

Soy ingeniera informática y editora del equipo de TechRadar España. Me gusta todo tipo de tecnología, pero los ordenadores son mis dispositivos preferidos. Además de escribir sobre ellos me encanta arreglarlos, al fin y al cabo, pueden llegar a estar tan locos como yo.

Aportaciones de