El secreto para ver Star Wars como fue al principio

Fans de Star Wars en la Star Wars Celebration en Orlando Florida
(Crédito de imagen: Getty Images)

Ha pasado mucho tiempo desde que mi padre hizo cola para ver la primera película de Star Wars, uno de los primeros éxitos de taquilla y una película tan buena e icónica que ha lanzado una franquicia multicanal de 45 años que ha cambiado vidas, incluso puede que la Historia.

Por aquel entonces, antes de que nadie viera venir cómo la simple historia del bien contra el mal se abriría paso en nuestro tejido cultural como ninguna otra película había hecho antes, era simplemente una película que todos tenían que ver. Sin redes sociales ni 500 canales para promocionarla, la que por entonces era 'La Guerra de las Galaxias' vivía del boca a boca, de las portadas de las revistas y de un terrible especial de Navidad.

Los efectos eran, para su época, sorprendentemente buenos. A mi yo adolescente, aún le daba la impresión de que la película aguantaba bien el paso del tiempo y, para su época, parecía bastante perfecta. Pero la versión que vi entonces se ha perdido en el tiempo y gracias a su propio autor, el director George Lucas, que alteró repetidamente la Guerra de las Galaxias original y las posteriores secuelas durante décadas. Incluso en manos de Disney, que compró la franquicia en el 2015, Star Wars: Una nueva esperanza, el Episodio IV, ha pasado por varias alteraciones y ajustes (hasta el nombre es diferente).

Hay pocas garantías, incluso ahora, de que Star Wars (cualquier película de la saga) sea la misma hoy que mañana. Disney no solo está puliendo la calidad, sino que está eliminando gazapos de efectos prácticos, como el cable que aparece en la mano de Obi-Wan durante su icónica batalla con Darth Vader. Es de suponer que Disney seguirá retocando toda la serie.

Perdido en una galaxia muy lejana

Lo que quiero decir es que, mientras el 4 de mayo celebramos todo lo relacionado con Star Wars, vale la pena recordar que estamos celebrando un fantasma. La Guerra de las Galaxias original (de hecho, toda la trilogía original), tal y como era en el 77, solo existe en nuestros recuerdos. No se ha emitido, colgado en streaming o estrenado en su forma original en (al menos) 25 años y casi no hay manera de ver la misma película que vi cuando tenía 12 años.

"Casi" no hay manera.

Siempre puedes viajar a la Biblioteca del Congreso en Washington D.C., EE. UU., y pedir una cita para sentarte en una pequeña sala sin ventanas a ver una serie de archivos de vídeo en la pantalla de un ordenador. Mientras tanto, un bibliotecario malhumorado te vigilará, asegurándose de que no estés grabando con tu iPhone ninguna de las secuencias de la versión para cines original e intacta de La Guerra de las Galaxias: Una Nueva Esperanza.

Quienes han pasado por la experiencia comentan que ya se ve un poco cutre, pero al menos no había efectos especiales ridículos de finales de los 90 y Han Solo dispara primero, sin duda.

Para los que no estén dispuestos a hacer ese maravilloso viaje, hay al menos otra forma de ver algo parecido al original, pero puede costar un poco.

Encontrando la Fuerza

Mi recopilatorio más antiguo de la Trilogía de la Guerra de las Galaxias es un trío de cintas VHS del 1997. Se ven muy bien, pero son todas las películas de la edición especial en pantalla ancha. Me alegro de tener ese pack, pero no es mi posesión más preciada de Star Wars.

En el 2008, 20th Century Fox lanzó la trilogía en un conjunto de DVDs remasterizados digitalmente. En la fina caja están las ediciones especiales que Lucas reestrenó en los cines a finales de la década de los 90, lo que significa que están llenas de CGI cutre, y Han Solo dispara después de que Greedo grite y apriete el gatillo de su arma.

Todo mal.

Sin embargo, este pack consta de seis DVDs en dos partes, y mientras que la primera son todas esas ediciones especiales, la segunda son todos los estrenos en cine originales de Star Wars del 1977, 1980 y 1983.

Hay que tener en cuenta que estas películas no son de pantalla completa y que verlas, por ejemplo, en un televisor 4K de 65 pulgadas tampoco es lo que se dice una pasada. Aun así, se dejan ver y se agradece porque así es como las recuerdo cuando vi cada una de las originales de Star Wars. Intactas, inmutables y perfectas, para mí.

Ya no es fácil conseguir este pack. Nadie está sacando nuevos soportes para los estrenos en cines. Disney ha mostrado poco interés en colgar en streaming los originales intactos, aunque supuestamente tiene derecho a hacerlo (a menos que Lucas tenga una promesa secreta e inquebrantable con Disney de no enseñar nunca esos originales a nadie). 

Si quieres estos discos (no, no te dejo los míos, lo siento) tienes que buscar en Amazon o eBay, donde puedes encontrarlos por casi 200€.

Llegados a este punto, puede te estés preguntando si de verdad te gusta tanto Star Wars. ¿Cómo de importante es esa pureza original, realmente? Demonios, si hasta tus hijos, nietos, o el millenial promedio piensan que las secuelas son mejores que las originales. Aunque muchos también se quedaron algo fríos con el final de la última trilogía. Y sí, hay que admitir que las tres últimas empezaron bien, pero terminaron haciéndose un lío de narices. Al menos El Retorno del Jedi tenía algo de sentido y se mantenía fiel a los héroes que Lucas introdujo en el Episodio IV.

En cualquier caso, la Guerra de las Galaxias que algunos recordamos ya solo existe en la nostalgia.  Aun así guardaré estos DVDs hasta que me muera.

Editor en TechRadar España de día, guitarrista de blues y friki de los cómics de noche. ¿O era al revés?


Aportaciones de