Skip to main content

El Nothing Phone (1) sí que es un buque insignia: solo tienes que fijarte en el Pixel 5

El Nothing Phone (1) en color blanco, al lado de un Google Pixel 5 en color verde
(Crédito de imagen: Nothing, Google)

El primer teléfono de la joven compañía llamada Nothing no se lanza al mercado hasta el 12 de julio, pero tal y como le gusta hacer a su CEO Carl Pei (hacía lo mismo cuando estaba en OnePlus), la empresa ya ha ido publicando detalles oficiales sobre el móvil que está por venir, y la última información, fue el anuncio del chip que equipará el Nothing Phone (1) (opens in new tab)… Y es uno que no le ha hecho gracia a todo el mundo.

En primer lugar, anunciaron la fecha de lanzamiento (opens in new tab), y luego revelaron el diseño del móvil (opens in new tab)(que incluye luces LED), confirmaron que no se lanzará en EEUU, mostraron un poco cómo será la experiencia que ofrecerá el sistema operativo Nothing OS, y por último, el 29 de junio la compañía anunció que el Nothing Phone (1) equipará el chip Snapdragon 778G+ (opens in new tab).

La filosofía de Nothing

Se podría pensar que, para una empresa que quiere "reinventar los smartphones", el hecho de equipar su primer móvil con un chip de gama media no es precisamente un buen comienzo, sobre todo si lo comparas con los mejores teléfonos del mercado (opens in new tab). Sin embargo, tal vez sea hora de dejar de estar siempre comparando el chip como única característica representativa de un teléfono.

La idea general que hay detrás de un buque insignia es que debe ofrecer lo mejor de lo mejor que esté al alcance del fabricante, en todos los sentidos: desde la calidad de la pantalla hasta las especificaciones de las cámaras, pasando por la velocidad de carga, la calidad de construcción de primera y el mejor rendimiento posible.

Ahora bien, aunque el Snapdragon 778G+ es verdad que no es precisamente el mejor procesador que hay, de hecho, ni siquiera es el más potente de su serie (ese trono es para el Snapdragon 7 Gen 1), lo cierto es que no tiene ninguna necesidad de serlo. Hoy en día, la mayoría de los chips de gama media son tan capaces, que en realidad, la calidad y la fluidez de la experiencia de usuario que ofrecen es prácticamente la misma que ofrecen los chips más caros y potentes de empresas como Qualcomm, MediaTek y Samsung.

Aprendiendo de los profesionales

Nothing ha sido muy transparente (mira, igual que sus dispositivos) respecto a sus intenciones con el Nothing Phone (1), y su enfoque es que será el centro de un ecosistema que se ira perfilando poco a poco tras el lanzamiento del móvil. Este pensamiento, junto con el hardware que ya sabemos que tendrá el teléfono, lo cierto es que me recuerda a otro móvil muy destacado; y no me refiero al iPhone, sino el Google Pixel 5 (opens in new tab).

El Pixel principal de la gama de Google para el 2020 fue considerado un buque insignia cuando se lanzó y lo compraron con la competencia. Aunque su pantalla no tenía una resolución tan alta como el tope de gama de Samsung de aquel momento, ni componentes tan potentes como el iPhone 12 que se lanzó el mismo año, lo cierto es que todos esos "recortes" respecto a sus rivales no hicieron que nadie pensara que no se tratara de un buque insignia.

Al igual que el Nothing Phone (1), el Pixel 5 también equipaba un chip Snapdragon de la serie 7, concretamente el Snapdragon 765G, que ofrecía una experiencia de usuario fantástica, respaldada por la limpia implementación de Android y las funciones de hogar inteligente integradas en el menú de ajustes rápidos.

Si bien a día de hoy Google ha dejado de usar los chips de Qualcomm, su propio chip Tensor que equipan los actuales Pixel 6 (opens in new tab) y Pixel 6 Pro (opens in new tab) también da prioridad a ofrecer una experiencia de usuario de primera, frente a la potencia bruta.

Una decisión que no se ha tomado a la ligera

Carl Pei, en una entrevista con el medio Input (opens in new tab), además de confirmar que el Snapdragon 778G+ sería el chip del Nothing Phone (1), también explicó que la decisión del equipo de utilizar este procesador en particular se tomó por el "rendimiento, consumo de energía y coste". Pei dijo que los chips más potentes ofrecen "rendimientos que van a menos".

Aunque esta última afirmación podría volverse en su contra si Nothing en un futuro lanzara un dispositivo con componentes de gama alta, lo cierto es que el enfoque que se le está dando al Nothing Phone (1) parece haber sido meditado profundamente, y la compañía confía en ello, y si el resultado final se parece en algo a lo que consiguió ofrecer el Google Pixel 5, entonces se demostrará que es un pensamiento totalmente válido.

Por suerte, ya queda muy poco para que podamos probar el nuevo Nothing Phone (1), así que ya os contaremos cuál es nuestra opinión final.

Anastasia Lazaridis
Anastasia Lazaridis

Soy ingeniera informática y editora del equipo de TechRadar España. Me gusta todo tipo de tecnología, pero los ordenadores son mis dispositivos preferidos. Además de escribir sobre ellos me encanta arreglarlos, al fin y al cabo, pueden llegar a estar tan locos como yo.

Aportaciones de