Skip to main content

Resident Evil Village: análisis

Qué bonita está la luna llena

Resident Evil Village
(Image: © Capcom)

Nuestro veredicto

Resident Evil Village lleva la franquicia a nuevos horizontes, moviéndose entre la acción del Resident Evil 4 y la narrativa del Resident Evil 7. Esto, combinado con un magnífico uso del audio en PS5 y una serie de personajes inolvidables, hace de este el mejor Resident Evil. A pesar de eso, las batallas con jefes y un menor enfoque en el susto dejan un mal sabor de boca que se hace más evidente de cara al final.

Pros

  • Buena historia (la mayor parte del tiempo)
  • Uso espectacular del audio
  • Gestión de inventario mejorada
  • Abanico de personajes magnífico

Contras

  • Las batallas con los jefes pueden desanimar
  • Menos centrado en los sustos
  • Historia metida con calzador al final
Información del análisis

Tiempo jugado: 11 horas

Plataforma: PlayStation 5

Este análisis contiene spoilers del Resident Evil 7.

Resident Evil Village no es lo que crees que es. El poder que tiene Capcom para sorprendernos aun habiendo jugado a las demos, visto los tráileres y absorbido cada pequeño adelanto e información posible, solo podía enseñar una mísera parte de lo que Village tenía para sorprendernos, y es genial.

Resident Evil Village es un gran sucesor del aclamado Resident Evil 7, pero aunque el juego haya salvado la serie, Village está construido sobre una experiencia que abarca toda la franquicia. Capcom ha encontrado por fin la fórmula que promete enganchar a los veteranos fans de Resident Evil, con ciertos riesgos en el camino.

Aunque la acción jugaba un papel secundario en el más explorable Resident Evil 7, Village está equilibrado. Tiene más acción que su predecesor, acercándolo más a ese 'carpe diem' del Resident Evil 4, pero con elementos de survival horror que tanto nos gustaba de las entregas más antiguas. Combinado con algunas mejoras de última generación, un conjunto de personajes muy logrados, una historia con gancho y el perfecto uso del audio, hacen de Resident Evil Village algo espectacular.

De todas formas, aunque suena todo muy bonito (y la mayoría del tiempo lo es) Resident Evil Village peca de poco escalofriante y generalmente de anticlimáticas luchas con los jefes, con algunos toques de la historia que parecen de demasiado relleno de cara al final en vez de ir progresivamente en desarrollo. Aunque estos problemas prevalecen más a medida que avanzas en el juego, convirtiendo al que sería el mejor juego de la saga en algo un poco torpe en cuanto a historia, Resident Evil Village es un título que hay que jugar obligatoriamente, y lo es aún más si eres un fan veterano o acabas de llegar.

Spoilers de Resident Evil 7 a partir de aquí.

Resident Evil Village: precio y fecha de lanzamiento

  • ¿Qué es? La octava entrega principal de la serie Resident Evil 
  • ¿Cuándo sale? El 7 de mayo de 2021
  • ¿Dónde puedo jugarlo? PS4, PS5, Xbox One, Xbox Series X|S, Stadia y PC
  • ¿Precio? La edición estándar cuesta 69,99€

El señor Winters

Resident Evil Village

(Image credit: Capcom)
  • Una historia con buen ritmo que no se queda atrás
  • Personajes para el recuerdo
  • Algo de historia flojea, sobre todo en el final

Resident Evil Village sigue los eventos del Resident Evil 7 unos años después. Afortunadamente, si no has jugado a la séptima entrega (o te has olvidado ya) Resident Evil Village te hace un resumen de lo ocurrido.

Después de vencer a Eveline y ser salvados de la casa de los Baker en un baño de sangre gracias a Chris Redfield y la BSAA, Ethan y su mujer, Mia, se han mudado a Europa del este donde la BSAA ha prometido protegerles a ellos y a su bebé Rose. Pero después de un incidente en su nueva casa, Rose es secuestrada e Ethan aparece en un pueblo en medio de la nada, desesperado por encontrar a su hija.

Resident Evil Village es una masterclass de cómo el marketing engañoso puede mantener el elemento de sorpresa en una era plagada de filtraciones y spoilers. Basándonos en los tráileres y las demos del Resident Evil Village, nos hicimos una idea muy diferente a lo que en realidad ha sido. Así que fue una gran sorpresa darnos cuenta de que ese material era simplemente la superficie de lo que Village escondía: la imprevisibilidad añadida a un grado de suspense y un malestar con la narrativa y el gameplay. No sabíamos qué más esperar.

Resident Evil Village

(Image credit: Capcom)

Por lo tanto, ayuda que Village tenga (la mayoría del tiempo) un buen ritmo, dándote tiempo para que absorbas su ambiente y personajes, así como la oportunidad de explorar cada grieta y rincón que puedas, lo verdaderamente Resi. Al mismo tiempo, el juego te da un par de cosas cada hora, para mantenerte activo mientras juegas.

Estos entornos son los que queremos explorar, todos hechos de manera sublime e inspirados en el folclore, con cada sitio ofreciendo una sensación distinta de pavor, ya sea la naturaleza abierta del pueblo nevado donde cualquier cosa te puede atacar desde cualquier ángulo, o la claustrofobia que emana de los estrechos pasillos de la fábrica.

Sin hacer spoilers, cada uno de estos entornos varía. El pueblo en sí (un punto de encuentro de todas las ubicaciones) cambia con el tiempo. Ayuda a mantener la jugabilidad fresca, especialmente porque el diseño de los juegos de Resident Evil hace que vuelvas atrás en tu camino. Nos dimos cuenta de que cada ubicación parece que vuelva a una parte de algún Resident Evil anterior: el castillo tiene el aspecto de la mansión del primer juego, mientras que el pueblo tiene un aire del de la cuarta entrega. Village parece un tributo a sus predecesores y un paso adelante en la serie.

Además, el juego ha traído a unos de los mejores personajes que hemos visto en la serie hasta la fecha. Aunque todos los ojos se han puesto sobre la matriarca Lady Dimistrescu, ella es solo una de los muchos personajes clave en Village que Ethan tendrá la desgracia de conocer. Algunos de ellos incluyen un mutante que habita en un pantano, una terrorífica títere vestida de novia y un rebelde empuñando una espada. Cada uno de estos personajes permite a Capcom pasearte por diferentes tipos de miedo, y sus entornos lo reflejan, lo que demuestra que Resident Evil puede ser más que un mago cutre con un solo truco cuando se trata de ponernos nerviosos.

La historia del Resident Evil Village es probablemente su mayor proeza, consiguiendo una continuación del Resident Evil 7 perfectamente integrada a la par que desmonta toda la película que te habías montado en tu cabeza. Aunque puedas (teóricamente) pasarte la historia en tres horas, no se recomienda que lo hagas nada más comprarte el juego, porque lo suyo es inhalar cada instante de historia para conocer todos los nudos que conforman la narrativa. Capcom ha hecho un trabajo brillante arqueando la historia de Ethan y manteniendo el suspense de qué pasará después.

Aun así, aunque Village tiene buen ritmo durante la primera mitad, la segunda está un poco a trompicones. Algunos de los grandes momentos podrían habernos dejado algo más de espacio para respirar, pero en general, el juego ofrece un arco satisfactorio para Ethan.

Miedo a la oscuridad

Resident Evil Village

(Image credit: Capcom)
  • Menos centrado en asustar
  • Cazar es útil, pero está fuera de lugar
  • El Duque es un salvador

Resident Evil Village coge una aproximación diferente al tipo de miedo al que nos tenían acostumbrados la mayoría de las entregas anteriores. En vez de buscar el susto repentino y ambiental, Village parece ir más a por el classic horror (sea para bien o para mal) con un miedo que no está en lo que no puedes ver, sino en la respiración de la criatura que intenta mutilarte.

Creemos que hemos perdido el ambiente terrorífico que nos encantó en las dos primeras entregas, ya que los licántropos son más una prueba de destreza en combate. 

Una de las mejores secuencias del Village no es una pelea. Yace en el miedo a lo desconocido y el entorno, con Ethan resolviendo puzzles desarmado en una casa oscura con crujidos y ruidos misteriosos cada dos por tres. Estás indefenso, sin nada más que seguir adelante, sabiendo que cualquier cosa podría aparecer en la próxima esquina.

Nos hubieran gustado más secuencias como esta (aunque fuera solo una más), y es fácilmente la parte más inquietante del juego. Por comparar, el resto de la entrega no se esfuerza mucho en asustarte. Aunque el equilibrio de acción e historia se ha ejecutado a la perfección, el terror inducido que veníamos experimentando en anteriores Resident Evil se ha desvanecido un poco.

Resident Evil Village

(Image credit: Capcom)

Otro aspecto que parece algo diluido en Village es la resolución de puzzles. Aunque hay tesoros que encontrar (y a veces combinar), no hay demasiadas secuencias en las que tengas que encontrar algo en específico para seguir. Bueno, no los hay difíciles de encontrar. Village hace que sigas una ruta muy lineal para encontrarlos. Esto hace que progresar sea demasiado directo a veces, cuando un par de puzzles bien trabajados habrían venido genial.

El nuevo sistema de caza ensalza esto de alguna forma, animándote a buscar animales (y sus variantes extrañas) en el pueblo y sus alrededores, para proporcionar aves, carne y pescado a Ethan. Todos se pueden ver en una pantalla de menú conocida como la cocina del Duque para actualizaciones permanentes. Aunque hay que hacer un esfuerzo para encontrarlas, son criaturas que (a veces) estaban metidas con calzador o se veían fuera de contexto. Un segundo estás intentando matar a un licántropo y justo después intentas disparar a un pez en un estanque. A pesar de todo, esas mejoras permanentes son extremadamente útiles.

La cocina es solo uno de los servicios que tiene el Duque de Resident Evil Village (el carismático mercader) por ofrecer. Aunque no somos fans de este gran señor, este noble con sobrepeso estará encantado de que le des comida y dinero, y te salvará la vida como sucesor del buhonero del Resident Evil 4, haciendo incluso referencias. El Duque te permite comprar una gran cantidad de objetos que incluyen munición, bombas y nuevas armas, así como mejoras de arma e inventario mediante el Lei rumano, y lo podemos encontrar matando enemigos o vendiéndole tesoros al Duque, muy del estilo del Resident Evil 4.

La introducción del Duque acaba con el maldito problema que teníamos en otros títulos del Resident Evil, donde si te quedabas sin munición, te quedabas sin jugar. De todas formas, hay que decir que el stock del Duque no es ilimitado (y nos parece bien) así que tendrás que tomar una buena decisión cuando quieras comprar de más.

Licántropos, brujas, zombies... ¡vaya tela!

Resident Evil Village

(Image credit: Capcom)

Uno de los mayores cambios que trae el Resident Evil Village es la gran variedad de adversarios con los que un jugador se debe enfrentar. Además de los múltiples tipos de licántropos, Ethan se encontrará con criaturas que parecen cuervos, vampiros, experimentos que han salido mal y (por supuesto) zombies. La amplia gama de enemigos es una gran mejora con respecto al Resident Evil 7, y da al juego un aspecto de terror de la vieja escuela, un cambio a lo que no nos tiene acostumbrado Capcom y que nos alegra ver.

Hemos jugado en Normal y no nos ha sobrepasado la dificultad con los enemigos del Resident Evil Village, pero hay más opciones para los más atrevidos. Las armas y el cuerpo a cuerpo son muy similares a la entrega anterior. No hay una guía matarlos: simplemente pégale un tiro (en la cabeza si puede ser) y protégete con las manos cuando se acerquen demasiado.

Nos dimos cuenta de que los jefes del juego y (en particular) los mini-jefes requerían un poco más de estrategia, aunque ha habido ocasiones en que las luchas cortaban el rollo, porque esperabas que algo más iba a pasar, cuando realmente en 2 minutos acababa todo. 

Resident Evil Village

(Image credit: Capcom)

Matar a estos enemigos es más fácil que nunca gracias a las mejoras en las armas. Aunque Ethan tiene las versiones básicas de muchas, incluyendo pistola, escopeta, rifle y revólver, se le pueden añadir partes cono un arpón al rifle. Además, el Duque puede mejorar su potencia, cadencia de fuego, velocidad de recarga y capacidad de munición.

A medida que el arsenal de Ethan es más potente, necesitarás preocuparte de la gestión del espacio en el inventario. Las buenas noticias son que Village tiene la mejor gestión que hayamos visto hasta ahora, permitiendo comprarle al Duque más espacio para nuestro inventario, amontonar objetos y moverlos para tener más hueco. Básicamente, es lo mismo que vimos en el Resident Evil 4, y nos parece una genialidad.

Lo que hace esa gestión aún más simple es que los tesoros y objetos clave están en un lugar distinto, así que no tienes que preocuparte porque tus armas, hierbas y objetos estarán separados del resto de cosas.

Crear objetos es también más fácil gracias a la cantidad de recursos que tienes a tu disposición. En PS5, solo hay que darle al triángulo y seleccionar el objeto a fabricar. La variedad de creación no es enorme, pero no necesita serlo, y puedes comprarle más material al Duque.

Utilizando hardware

Resident Evil Village

(Image credit: Capcom)
  • El audio en 3D de PS5 añade mucho terror
  • Hace uso del HDR y trazado de ratos en PS4 y Xbox Series X
  • Los tiempos de carga son mínimos

La gran estrella del miedo que produce Resident Evil Village es el sonido. Soporta el audio en 3D de PS5, que funciona con cualquier casco siempre que sea a través de la consola. Al igual que el audio espacial, esto te permite escuchar sonidos desde la dirección en la que vendrían si fueran reales en el juego. Le pega muchísimo a un juego como Village, sobre todo en edificios, porque te permite escuchar una gotita cayendo y la respiración ronca de uno de tus enemigos.

Pero no se trata solo de lo que escuchas, también de lo que no. Nos hemos dado cuenta de que tirábamos mucho de oído para saber si un enemigo estaba cerca, ocasión para la cual Capcom ha hecho que el enemigo deje de hacer ruido a propósito, o al menos eso nos pareció.

Nuestra única queja con el audio 3D es que el juego no registra automáticamente cuando cambiábamos entre el audio de la TV y el de nuestros cascos, y teníamos que hacerlo manualmente para tener la mejor experiencia.

Aunque el audio 3D es exclusivo de la PS5, esa y la Xbox Series X utilizan trazado de rayos en el juego y HDR (aunque necesitarás una TV que los soporte). Incluso sin una tele HDR, Village se ve impresionante, así que no te perderás mucho si no la tienes.

Los tiempos de carga de la próxima generación son un extra, y las transiciones no dejarán que te salgas de este mundo.

Más que hacer

Resident Evil Village

(Image credit: Capcom)

Aunque las 10 horas que dura el juego no parezcan muchas (nos hemos pasado mucho tiempo explorando todo lo que podíamos), no sentimos que fuera poco. Village sabe llegar a un final natural, y demos gracias que no va más allá.

En vez de eso, su final abre las puertas para animarte a volverlo a jugar. Al final de la primera pasada recibes puntos como en el Resident Evil 7, basándose en los retos que hayas completado durante la primera vez que te pasas el juego. Estos puntos te permiten comprar nuevas armas que harán esa segunda pasada algo más fácil y diferente que la primera, incluso puede que quieras subir el nivel de dificultad. También puedes usar los puntos para comprar arte y piezas o para desbloquear el modo Mercenarios.

Este modo, que vimos por primera vez en Resident Evil 3: Nemesis, tendrás que intentar sacar la mayor puntuación posible acribillando a enemigos en áreas concretas. A mayor puntuación, mayor grado, y a mayor grado, más lugares para desbloquear. El modo Mercenarios es perfecto para aquellos que buscan un reto y hordas de enemigos.

Además, se espera la llegada de Re:Verse, que sería un modo online gratuito junto con el Village. Sería si no se hubiera pospuesto hasta 'verano de 2021', así que esperamos que salga entre junio y agosto si no hay más retrasos. No hemos podido probar Re:Verse todavía, pero compartiremos nuestro veredicto en cuanto tengamos la oportunidad.

Conclusión

Resident Evil Village

(Image credit: Capcom)

Resident Evil Village tendrá sus fallos, pero es uno de los mejores de la saga que hemos tenido el placer de jugar. Aunque nos ha disgustado el ritmo que tenía de cara al final y nos hubiera gustado que las batallas con los jefes fueran mejores, la manera en la que Capcom ha construido este videojuego es prácticamente perfecta. Aplaudimos los riesgos que se han tomado para experimentar con esta tan veterana saga.