Skip to main content

iMac (24 pulgadas, 2021): análisis

Al nuevo iMac de Apple le han dado el rediseño que necesitaba

iMac (24 pulgadas, 2021)
Best in Class
(Image: © Future)

Nuestro veredicto

El nuevo iMac de 24 pulgadas es una mejora con respecto a su predecesor de 21,5 pulgadas en prácticamente todos los sentidos. Tiene una pantalla mejor y más grande, un nuevo diseño moderno y colorido, y ofrece un rendimiento excelente, todo por el mismo precio. Si has estado buscando un todo en uno para trabajar y jugar, esta es una excelente opción.

Pros

  • Excelente pantalla
  • Nuevo y atractivo diseño
  • Una webcam fantástica
  • Muy buen rendimiento

Contras

  • Aún faltan puertos
  • Cargar el ratón todavía es incómodo
  • El Mac Mini podría compensar más a algunos

Análisis en dos minutos

El nuevo iMac (24 pulgadas, 2021) es la reinvención más atrevida del icónico Mac todo en uno de Apple, y viene con un aspecto completamente nuevo, elegante y moderno: una actualización bienvenida, ya que el diseño anterior estaba comenzando a quedarse algo obsoleto.

También viene en un nuevo tamaño, 24 pulgadas, que reemplaza al modelo iMac de 21,5 pulgadas (el iMac de 27 pulgadas sigue a la venta). Sorprendentemente, a pesar del tamaño de pantalla más grande, el nuevo iMac (24 pulgadas, 2021) en realidad no es mucho más grande que el modelo de 21,5 pulgadas, con unas dimensiones de 54,7 x 46,1 cm y una profundidad de solo 14,7 cm (la pantalla en sí tiene solo 11,5 mm de grosor), en comparación con las dimensiones de su predecesor de 52,8 x 45 cm y una profundidad de 17,5 cm.

Esto significa que tienes un poco más de espacio de pantalla en el nuevo iMac, pero sin un aumento que se note en el tamaño general. De hecho, debido a que es notablemente más delgado y también más ligero que su predecesor (4,48 kg en comparación con 5,68 kg), el nuevo iMac es un PC todo en uno más versátil, ya que es más fácil de transportar e instalar.

iMac (24 pulgadas, 2021)

(Image credit: Future)

Apple también ha lanzado el nuevo iMac de 24 pulgadas en siete colores vibrantes, que se remonta a los días del iMac G3 y demuestra una confianza y alegría de Apple que engancha desde el principio. Con un toque agradable, el Magic Keyboard, el Magic Mouse y el Magic Trackpad vienen en el mismo color que elijas para tu iMac, y los elementos de la interfaz de usuario de macOS Big Sur también son del mismo color. Es una impresión general encantadora.

El nuevo iMac logra la hazaña de ser casi tan pequeño (y más delgado y ligero) que su predecesor debido principalmente al que quizás es su mayor cambio: ahora funciona con el chip Apple M1, en lugar del hardware de Intel. Como hemos visto con el MacBook Air (M1, 2020), el MacBook Pro de 13 pulgadas (M1, 2020) y el Mac Mini (M1, 2020), este cambio en el procesador es en gran medida un éxito. El sistema operativo macOS Big Sur es rápido y ágil, y las nuevas aplicaciones diseñadas para el hardware M1 se ejecutan de manera brillante. Incluso las aplicaciones más antiguas basadas en Intel funcionan bien gracias a la herramienta Rosetta 2 de Apple, y también puede ejecutar aplicaciones y juegos de iOS, lo que te da acceso a miles de títulos.

Con la nueva y bonita pantalla Retina 4.5K, los excelentes altavoces y la fantástica webcam, trabajar y crear en el nuevo iMac es un placer. Sin embargo, este no es el PC más potente que existe, ya que no viene con una tarjeta gráfica dedicada, ni se puede usar una GPU externa. La memoria también tiene un límite de 16GB, por lo que si estás buscando un PC potente para trabajar, es posible que este no sea para ti.

Sin embargo, hay mucho de lo que enamorarse en el nuevo iMac. Lo mejor de todo es que a partir de 1.449€ , el iMac (24 pulgadas, 2021) ofrece todas estas mejoras por el mismo precio que su predecesor. 

iMac (24 pulgadas, 2021)

(Image credit: Future)

Precio y disponibilidad

Hoja de especificaciones

Esta es la configuración del iMac (24 pulgadas, 2021) enviado a TechRadar para su análisis:

CPU: Apple M1 (8-núcleos)
Gráficos: GPU de 8 núcleos integrada
RAM: 16GB - LPDDR4
Pantalla: 24 pulgadas, Retina 4.5K 4,480 x 2,520
Almacenamiento: 512GB SSD
Puertos: 2x Thunderbolt USB 4 (USB-C), 2x USB 3 (USB-C), jack de 3.5mm para auriculares
Conectividad: Ethernet Gigabit, Wi-Fi 6, Bluetooth 5.0
Cámara: webcam 1080p FaceTime HD
Peso: 4.48kg
Tamaño: 46.1 x 54.7 x 14.7cm

El nuevo iMac (M1, 2021) esta disponible para su compra anticipada poco después de que se anunciara por primera vez, el 30 de abril, y llegará a las manos de los clientes a partir del 10 de junio del 2021.

Por suerte, el rediseño llamativo y el cambio del Apple M1 no vienen con un aumento de precio. El precio del nuevo Apple iMac de 24 pulgadas sigue siendo de 1.449€ para el modelo base, que ofrece un M1 de 7 núcleos con un SSD de 256GB y 8GB de RAM. También puedes subir al siguiente nivel con un precio de 1.669,00€, lo que te dará más opciones de color y puertos USB-C, y también te llevará a la versión completa de 8 núcleos del Apple M1, aunque viene con el mismo SSD y RAM.

Al igual que con los modelos anteriores de iMac, puedes actualizar ciertos aspectos del dispositivo para satisfacer tus necesidades, por ejemplo, añadiendo más RAM o espacio de almacenamiento.

La opción con las especificaciones máximas del nuevo iMac vendrían con 16GB de RAM y 2TB de almacenamiento SSD por 1.899,00€.

El nuevo iMac viene con un Magic Keyboard mejorado (os hablaremos más de esto a continuación) y Magic Mouse. Sin embargo, si deseas cambiar el ratón por el Magic Trackpad, te costará 50€ extra. Si quieres disponer del Magic Mouse y del Magic Trackpad, eso subirá el precio 129€ más.

Aun así, el precio base del nuevo iMac es realmente competitivo, y nos alegra que Apple no lo haya aumentado sobre el modelo anterior a pesar de las actualizaciones. También es bastante más barato que el iMac Pro, ahora descontinuado, que estaba a partir de 5.499€.

Si bien el nuevo iMac parece que podrá ofrecer el mismo rendimiento que el MacBook Pro de 13 pulgadas (M1, 2020) con especificaciones similares, no podrá competir con el tipo de potencia que ofrecía el iMac Pro. También parece que el límite de RAM de 16GB del chip M1 vuelve a estar presente. Si buscas más memoria, este no es el PC que estás buscando.

También vale la pena señalar que el modelo más asequible del nuevo iMac (24 pulgadas, 2021), que viene con una CPU de 8 núcleos y una GPU de 7 núcleos, también viene en menos colores (solo cuatro opciones), solo dos puertos Thunderbolt / USB 4 (faltan los dos puertos USB 3 que sí tienen los otros modelos), sin Gigabyte Ethernet y sin sensor Touch ID en el Magic Keyboard. 

iMac (24 pulgadas, 2021)

(Image credit: Future)

Diseño

En nuestros análisis anteriores de los iMacs recientes, lamentamos el hecho de que Apple se agarraba a un diseño que no había cambiado mucho desde 2009 (y en aquella ocasión fue solo un ligero cambio de diseño con respecto al iMac 2007). Mientras que otros fabricantes de PCs todo en uno, como Microsoft y Lenovo, estaban haciendo cosas nuevas y emocionantes con el factor de forma, el iMac comenzaba a parecer algo fuera de onda. Su diseño icónico se había convertido a largo plazo en una maldición.

Por lo tanto, estamos muy contentos de ver que Apple ha realizado algunos de los cambios más drásticos en el diseño del iMac en su historia reciente, dándole un cambio de imagen atrevido y moderno, sin dejar de mantener el aspecto de Apple por excelencia.

De todos los materiales promocionales, e incluso de las fotos de este análisis, el cambio más drástico que probablemente hayas notado es el aspecto general del iMac. El nuevo iMac de Apple viene en siete colores, lo que te permite elegir el PC adecuado para tu estética. Los colores del iMac son: verde, amarillo, naranja, rosa, violeta, azul y plateado. Si recuerdas a finales de los 90 y principios de los 2000, esta era la norma para el iMac, antes de que Apple cambiara al mismo esquema de color gris para cada ordenador que lanzaba.

iMac (24 pulgadas, 2021)

(Image credit: Future)

Pero al nuevo iMac no solo le han dado una nueva capa de pintura. El iMac (24 pulgadas, 2021) ahora tiene un diseño un poco más rectangular que recuerda a los últimos iPhones. Además, ahora es más fino y compacto que nunca, gracias en gran parte al chip Apple M1 que alimenta a este iMac. Esto ha permitido a Apple reducir drásticamente la placa base, minimizando el volumen del iMac en un 50%, y tiene solo 11,5mm de grosor. Al mismo tiempo la pantalla ha aumentado a 24 pulgadas, frente a las 21,5 pulgadas que ha tenido este nivel de iMac en el pasado. De hecho, el tamaño total del nuevo iMac se ha reducido en un 30%.

Esto le da unas dimensiones de 46,1 x 54,7 x 14,7 cm.

También es significativamente más ligero, con 4,48 kg, en comparación con los 5,68 kg del iMac anterior de 21,5 pulgadas. Esto quiere decir que, cuando lo sacas de la caja, el primer cambio de diseño que notarás será lo ligero que es. Es realmente impresionante y, gracias a la profundidad reducida del nuevo iMac, significa que se puede transportar e instalar fácilmente en casi cualquier lugar de tu casa u oficina. 

iMac (24 pulgadas, 2021)

(Image credit: Future)

Por su propia naturaleza, los PCs todo en uno son más compactos y fáciles de configurar que los PCs de sobremesa, ya que no es necesario conectar cables a un monitor y, gracias al teclado y ratón inalámbricos incluidos en el iMac (y el Magic TrackPad en algunas configuraciones), solo necesitas enchufar un cable para empezar a usar el nuevo iMac: la fuente de alimentación.

Apple también ha realizado algunos cambios bastante interesantes es este aspecto, destacando la atención al detalle que sus diseñadores le han dado al nuevo iMac. El adaptador de corriente ha sido rediseñado, por lo que ahora se conecta fácilmente al iMac a través de imanes, en un retorno bienvenido a la tecnología MagSafe de Apple. Esto hace que sea rápido y fácil insertar el cable, ya que su ubicación en iMacs anteriores era más incómoda.

Imagen 1 de 3

iMac (24-inch, 2021)

(Image credit: Future)
Imagen 2 de 3

iMac (24-inch, 2021)

(Image credit: Future)
Imagen 3 de 3

iMac (24-inch, 2021)

(Image credit: Future)

Además, en los modelos de gama alta, el adaptador de corriente cuenta con un puerto Gigabit Ethernet, por lo que simplemente has de conectar tu cable de red, lo cual es otro detalle que se agradece. El adaptador de corriente también cuenta con un cable trenzado de 2 metros, que va a juego con color de tu iMac.

Es una forma agradable y útil de conectar y encender tu iMac. Al igual que el cable de alimentación, el Magic Keyboard, el Magic Mouse y el Magic Trackpad que vienen con el iMac también tienen colores que combinan. Además, cuando inicies macOS Big Sur (la última versión del sistema operativo Mac), notarás que ciertos elementos de la interfaz de usuario, como el fondo del escritorio, son los mismos que el color de tu iMac.

Todo esto pueden parecer pequeñeces, pero ayudan a darle al nuevo iMac un aspecto y una sensación unificados, y también lo hace sentir más personal, ya que tú mismo has elegido el esquema de color. Es algo que instantáneamente nos hizo crear más vínculo con el nuevo iMac que con cualquier modelo anterior, y lo hizo parecer menos como una herramienta de productividad y más como un dispositivo divertido.

iMac (24 pulgadas, 2021)

(Image credit: Future)

Además de los nuevos colores, el Magic Mouse y el Trackpad no han experimentado ningún cambio importante, y eso puede ser bueno o malo, dependiendo de lo bien que te haya ido con ellos en el pasado. Nunca hemos sido grandes fans del Magic Mouse, preferimos usar un ratón con botones separados y una rueda de scroll, lo cual, por supuesto, puedes tener aquí también.

Por otro lado, aún tenemos en la parte inferior el puerto de carga del ratón que Apple ha decidido mantener ahí, por desconcertante que parezca. Al cargarlo no puedes usarlo, lo que puede ser bastante frustrante, y es un poco extraño que este descuido de diseño siga ahí cuando Apple ha sido tan minucioso con el resto de la actualización del iMac.

Sin embargo, el Magic Keyboard ha tenido grandes cambios. Viene con nuevos botones para emojis, Spotlight, Dictado, No Molestar y Bloqueo Instantáneo (se accede a través de la tecla Fn y las teclas F en la parte superior). Además, en los modelos de iMac de gama alta, el teclado ahora también viene con Touch ID. Esto funciona de manera similar a Touch ID en un MacBook o un iPhone: después de configurarlo, coloca el dedo en el botón Touch ID y podrás iniciar sesión instantáneamente en el iMac. Este botón también se puede usar para cambiar entre cuentas de usuario y se puede usar para pagar cosas online de forma segura con Apple Pay.

iMac (24 pulgadas, 2021)

(Image credit: Future)

Puesto que el teclado es inalámbrico, Apple nos ha asegurado que la transmisión de tu huella dactilar se realiza de forma segura, y durante el tiempo que probamos el nuevo iMac, descubrimos que funcionaba bien: identificando rápidamente nuestras huellas y registrándonos sin titubeos gracias a la conexión inalámbrica.

El nuevo diseño del iMac también ha hecho que los puertos de la parte posterior sean un poco diferentes. En el modelo base hay dos puertos Thunderbolt / USB 4 tipo C, que ofrecen velocidades de transferencia de datos de 40 Gb/s. En los modelos más caros, también hay dos puertos USB 3 tipo C adicionales, con velocidades de datos de 10Gb/s. La diferencia de rendimiento entre estos puertos hará que quieras asegurarte de conectar tus periféricos, especialmente los discos duros externos del Mac, en los puertos adecuados. Los puertos USB 4 más rápidos se indican mediante iconos de rayos encima de ellos, pero podrían ser un poco difíciles de identificar si estás tratando de encontrarlos detrás del iMac en un rincón oscuro de una habitación.

El botón de encendido permanece en la esquina inferior izquierda de la parte trasera del iMac, pero el puerto de los auriculares se ha movido al lado inferior izquierdo de la pantalla. Esto hace que sea más fácil de alcanzar, y se ha especulado que Apple lo ha puesto ahí debido a lo delgado que es este nuevo modelo, y por ello no se podía colocar esta entrada de audio en la parte posterior. 

iMac (24 pulgadas, 2021)

(Image credit: Future)

El emplazamiento de los puertos hace que la parte posterior del iMac se vea limpia, ordenada y elegante, pero una vez más significa que si no tienes periféricos que usen conectores USB-C, necesitarás un adaptador. Y, si optas por el modelo básico del iMac, es posible que descubras que solo dos puertos no son suficientes. Las personas con el modelo base tampoco tienen puerto Ethernet en el adaptador de corriente.

Esto te hará depender de una conexión inalámbrica, lo que puede que no sea tan malo, ya que todos los modelos del nuevo iMac (24 pulgadas, 2021) vienen con soporte para Wi-Fi 6. Si necesitas conexión por cable, tendrás que comprar un adaptador (o considerar comprar un modelo de iMac con el puerto Gigabit Ethernet en la fuente de alimentación).

La nueva y mejorada pantalla del iMac (24 pulgadas, 2021) es otro punto a destacar. Apple ha reducido los bordes alrededor del panel en casi un 50%, lo que no solo permite que el nuevo iMac tenga una pantalla más grande de 24 pulgadas sin ser mucho más grande en tamaño general que el modelo de 21,5 pulgadas, sino que también hace que el nuevo iMac sea mucho más moderno y contemporáneo. Mientras que sus competidores aparecían con biseles cada vez más pequeños alrededor de la pantalla, el iMac anterior, con sus bordes gruesos, comenzaba a parecer obsoleto, por lo que estamos muy contentos de que Apple haya hecho este cambio.

La pantalla en sí también es bonita, con una resolución Retina 4.5k que equivale a 4.480 x 2.520 y una densidad de píxeles de 218ppp (píxeles por pulgada). En comparación con la resolución 4K (4096 x 2,304) del modelo anterior, es una pantalla muy mejorada que ofrece la mejor calidad de imagen que hemos visto en un PC todo en uno actual.

La pantalla también ofrece un brillo de 500 nits y es compatible con la amplia gama de colores P3, lo que genera colores brillantes, vibrantes y precisos. Las imágenes realmente se ven impresionantes en esta pantalla, y hace al iMac (24 pulgadas, 2021) un PC recomendable para la edición de fotos y vídeos.

Durante nuestro tiempo con el nuevo iMac, varias personas a nuestro alrededor dedicaron cumplidos a su nueva apariencia, lo que siempre es una buena señal. Lo más importante de todo es que la gente lo reconoció como el nuevo iMac. Si hubiera mantenido el diseño anterior, la mayoría de la gente no le habría prestado ninguna atención al pasar cerca.

Además, si te preocupa que la apariencia colorida sea demasiado desagradable o infantil, puedes estar tranquilo. Elegimos la versión morada y, lejos de ser demasiado atrevida, era un color agradable, parecido al pastel. Por supuesto, también puedes optar por el color plateado clásico si lo compras para una oficina.

iMac (24 pulgadas, 2021)

(Image credit: Future)

Rendimiento

Benchmarks

Estos son los resultados del iMac (24 pulgadas, 2021) en nuestro maratón de pruebas en benchmarks:

Cinebench R23 CPU: Un núcleo: 1,489; Varios núcleos: 7,754
Geekbench 5 Un núcleo: 1,725; Varios núcleos: 7,650
Handbrake (1080p, Rápido): 24.5fps
Blender Classroom: 947 segundos
Blender fishy_cat: 488 segundos

No es solo por fuera donde Apple ha realizado grandes cambios en el iMac (24 pulgadas, 2021), ya que ahora viene con el chip Apple M1. Este es el mismo chip que ahora alimenta el Mac Mini (M1, 2020), el MacBook Pro de 13 pulgadas (M1, 2020) y el MacBook Air (M1, 2020), en lugar de los procesadores Intel que anteriormente alimentaban el iMac.

El cambio del procesador de Intel al de Apple fue un movimiento arriesgado, pero creemos que ha valido la pena, y los demás productos M1 nos impresionaron también con su rendimiento. De hecho, el MacBook Air (M1, 2020) se encuentra actualmente en la cima de nuestra guía de compra de los mejores portátiles del 2021.

Según Apple, el cambio al chip M1 en el nuevo iMac le da hasta un 85% más de velocidad respecto al iMac anterior, con procesador Intel. Mientras tanto, Apple afirma que el iMac tendrá un rendimiento de GPU hasta 2 veces más rápido que la GPU integrada más rápida, algo sobre lo que estábamos un poco escépticos debido a que hay APUs (Accelerated Processing Unit) de AMD más potentes.

Aun así, incluso antes de sacar el nuevo iMac de la caja, teníamos una idea decente de cómo funcionaría. Esto se debe a que el chip M1 en su interior es exactamente el mismo que los que están dentro de los otros productos M1.

Por lo tanto, puedes elegir entre un chip M1 con una CPU de 8 núcleos (con cuatro núcleos de rendimiento y cuatro núcleos de eficiencia) y una GPU de 7 núcleos; o una GPU de 8 núcleos, las mismas opciones que tienes con los MacBooks M1 y el Mac Mini.

iMac (24 pulgadas, 2021)

(Image credit: Future)

La unidad para análisis que nos enviaron viene con la CPU completa de 8 núcleos y la GPU de 8 núcleos, junto con 16GB de RAM, lo que lo convierte en el iMac con las especificaciones más altas que se pueden conseguir, por lo que nuestra experiencia con el nuevo iMac es con el modelo más caro. Sin embargo, para el uso cotidiano, es posible que no notes una gran diferencia de rendimiento si tienes el modelo de GPU de 7 núcleos.

Al igual que con los Mac anteriores con tecnología M1, macOS Big Sur se inicia rápidamente y, en general, da una sensación muy ágil. Tener varias aplicaciones abiertas a la vez y pasar de una a otra es rápido y fluido. Apple ha hecho un gran trabajo al conseguir que grandes aplicaciones de terceros (como Adobe Photoshop y Microsoft Office) admitan el chip M1 y, junto con todas las aplicaciones de Apple, muchas ahora se ejecutan en el chip M1 de forma nativa.

Las aplicaciones más antiguas de las que no se ha lanzado una versión M1, aún se deberían poder ejecutar sin muchos problemas, gracias a la herramienta Rosetta 2 de Apple, que permite que las aplicaciones creadas para hardware Intel se ejecuten en Macs M1 con el mínimo de problemas o pérdida de rendimiento. En general, hace un trabajo impresionante y sería difícil discernir si una aplicación se está ejecutando a través de Rosetta 2.

El SSD también es bueno y rápido. Esto no solo hace que macOS Big Sur y sus diversas aplicaciones se carguen rápidamente, sino que también que las transferencias de archivos sean increíblemente rápidas. Movimos una carpeta de archivos de 3GB de un disco duro externo al almacenamiento del iMac en menos de cinco segundos.

iMac (24 pulgadas, 2021)

(Image credit: Future)

Para poner a prueba el iMac (24 pulgadas, 2021), cargamos Final Cut Pro (que ahora es una aplicación nativa del M1) e hicimos algunas ediciones en un vídeo en 8K. Esto es un poco intenso, pero al igual que con el MacBook Pro de 13 pulgadas (M1, 2020), funcionó muy bien. Revisar contenido en 8K, crear una vista previa y editar clips fueron tareas que no dieron ningún problema, y en ningún momento nos distrajo el ruido del disipador del nuevo iMac, ya que ni se activó. Si bien los profesionales de la edición de vídeo pueden querer quedarse con el iMac de 27 pulgadas (o esperar a ver qué será lo próximo de Apple), debido al rendimiento adicional que ofrece una GPU dedicada, el iMac (24 pulgadas, 2021) hace un excelente trabajo para aficionados que buscan editar sus vídeos caseros. Gracias a YouTube y Twitch, cualquiera puede ser un creador de contenido hoy en día, y el iMac (24 pulgadas, 2021) hace un excelente trabajo al cumplir con estas necesidades.

También tenemos que destacar la pantalla del nuevo iMac: el contenido en 8K se ve muy bien y, como es de 4.5K, puedes ver contenido en 4K a toda resolución sin tener que pasar a pantalla completa.

Su panel brillante y vibrante hizo que trabajar en el iMac (24 pulgadas, 2021) fuera un placer, y ese espacio extra que tiene respecto al modelo de 21.5 pulgadas realmente también ayuda, y hace que el escritorio macOS no se quede demasiado abarrotado.

Sin embargo, la pantalla no es táctil, lo que probablemente no sea una sorpresa, ya que ningún iMac tiene pantalla táctil. De todas formas, tenemos ganas de ponerle las manos encima. Tal vez sea porque un número cada vez mayor de PCs todo en uno vienen ya con pantallas táctiles, o tal vez sea porque el iMac se parece cada vez más a un iPhone gigante, pero tener controles de pantalla táctil le daría otro nivel de interactividad al iMac. Quizás a la próxima.

A diferencia del iMac de 27 pulgadas, no tenemos la opción de acabado de vidrio de nano-textura para la pantalla, que se introdujo por primera vez en el monitor Pro Display XDR de Apple. Esto evita los reflejos en la pantalla sin importar las condiciones de luz en las que estés trabajando. Fue una incorporación cara para el iMac de 27 pulgadas, con un incremento de precio de 500€, pero los resultados hicieron que valiera la pena.

La pantalla del iMac de 24 pulgadas tiene un revestimiento antirreflectante y hace un trabajo bastante decente, pero no es tan impresionante como el acabado de nanotextura.

Los altavoces del nuevo iMac, que según Apple son los "mejores altavoces de un Mac", complementan bien la pantalla. Hay dos pares de woofers con cancelación de fuerza para tonos graves y profundos, y utilizan la misma tecnología que se encuentra en los MacBooks, que permite sonidos graves sin hacer vibrar el dispositivo de donde salen.

También se incluye audio espacial con Dolby Atmos y, en general, la calidad de sonido del nuevo iMac es muy buena, y ofrece fácilmente volúmenes que llenan la habitación sin distorsión. Si bien faltaron un poco los graves, lo que llevó a un resultado un poco flojo en la música, la claridad fue fantástica, y los sonidos que produce el nuevo iMac superan con creces a los altavoces similares en los equipos todo en uno rivales. La mayoría no necesitará conectar altavoces externos al iMac (24 pulgadas, 2021).

También hay una matriz de tres micrófonos con calidad de estudio, que consigue excelentes resultados gracias a su función avanzada de cancelación de ruido. También tiene beamforming (conformación de haces), por lo que los micrófonos pueden captar tu voz con claridad independientemente de dónde estés sentado. 

iMac (24 pulgadas, 2021)

(Image credit: Future)

También se ha mejorado la webcam. Es una cámara FaceTime 1080p, que es una actualización sobre la cámara de 720p del modelo de 21,5 pulgadas. Junto con el aumento de resolución, tiene un sensor más grande para un mejor rendimiento con poca luz, y la función avanzada del procesador de señal de imagen (ISP) del chip M1 aumenta aún más la calidad de la imagen. Esto conduce a una imagen generalmente excelente de la cámara web incorporada, con fantásticos colores, alta claridad y muy poco retraso.

Las mejoras en la cámara web y los micrófonos son particularmente importantes en estos días, con mucha gente trabajando desde casa y una dependencia cada vez mayor de las videollamadas, tanto a nivel profesional como personal. Si están aumentando las llamadas de Zoom o Skype que haces con amigos, familiares o compañeros de trabajo, la excelente cámara web y los micrófonos del iMac (24 pulgadas, 2021) serán un importante punto de venta.

Al igual que con otros Mac con tecnología M1, el iMac (24 pulgadas, 2021) también puede ejecutar aplicaciones y juegos de iOS y iPadOS, lo que te ofrece una enorme biblioteca de software y juegos para elegir.

Muchos juegos diseñados para iPhones son bastante impresionantes visualmente, y el iMac (24 pulgadas, 2021) hace un buen trabajo al reproducirlos en la pantalla grande.

Como hemos mencionado anteriormente, muchos de nosotros también nos estamos convirtiendo en creadores de contenido en nuestro tiempo libre. Si eres un streamer amateur, el hecho de que puedas transmitir con una calidad tan alta desde el nuevo iMac en lugar de tener que invertir en hardware externo, también te resultará útil y atractivo.

En el uso diario, el nuevo iMac nos dejó impresionados con el rendimiento, aunque no nos pilló por sorpresa, debido a nuestra experiencia previa con el chip M1. Nuestras pruebas en benchmarks mostraron cómo de cerca está el iMac (24 pulgadas, 2021) a otros Mac con tecnología M1. Por ejemplo, la prueba de CPU Cinebench R23 obtuvo una puntuación de 7.754, casi exactamente lo mismo que los 7.590 puntos obtenidos por el MacBook Pro de 13 pulgadas (M1, 2020), y prácticamente superando los 7.755 que consiguió el Mac Mini.

Las similitudes en el rendimiento entre el iMac (24 pulgadas, 2021) y los otros Mac M1, llevan a un dilema interesante. Dado que el rendimiento es demasiado parecido como para inclinar la balanza, la elección se reduce al factor de forma y al precio. ¿Quieres la potencia del nuevo iMac pero en un portátil? En ese caso, consigue un MacBook Air o un MacBook Pro de 13 pulgadas. Pero si quieres un PC todo en uno que pueda con tu flujo de trabajo creativo como si fuera un MacBook de 13 pulgadas, entonces puedes comprar el nuevo iMac con total confianza.

Sin embargo, esto hace que el mayor competidor del nuevo iMac no sea algo como el Surface Studio 2, sino el Mac Mini.

Verás, el Mac Mini es muchísimo más barato que el iMac (24 pulgadas, 2021): 799€. Si ya tienes un gran monitor, ¿por qué comprar el nuevo iMac, cuando por casi la mitad del precio puedes tener el Mac Mini y conseguir el mismo nivel de rendimiento?

Claro, no es un todo en uno, pero el Mac Mini es tan pequeño que de todos modos podrías esconderlo fácilmente detrás de un monitor, básicamente convirtiéndolo en un todo en uno.

Entonces, la única razón para comprar el nuevo iMac en lugar del Mac Mini es si realmente te encanta la pantalla y el diseño general. Esa es una razón bastante justa, pero con el nuevo Mac Mini ofreciendo un rendimiento tan bueno y con una gran calidad/precio, llevará a muchas personas a considerar esa opción. ¿Se ha puesto Apple palos en las ruedas al hacer un producto tan bueno como el Mac Mini? Quizás.

Sin embargo, la pantalla del nuevo iMac es realmente impresionante, y eso no es algo que tenga el Mac Mini. Tampoco viene con la webcam, ni los micrófonos o los altavoces que tiene el nuevo iMac. Si los tenemos en cuenta, el iMac (24 pulgadas, 2021) se vuelve mucho mejor.

La pantalla Retina de 4.5K es la pantalla de mayor resolución que puedes encontrar en un Mac con M1, y ha sido genial ver que en nuestro tiempo con el nuevo iMac las necesidades puntuales de esa alta resolución no lastraron en absoluto el rendimiento.

iMac (24 pulgadas, 2021)

(Image credit: Future)

Cómpralo si...

Quieres el mejor PC todo en uno 

El iMac (24 pulgadas, 2021) es el mejor PC todo en uno que hemos probado. Un gran diseño renovado, un rendimiento excelente y un precio justo hacen de este el todo en uno de referencia.

Eres un creador de contenidos amateur

El tamaño compacto y el diseño colorido hacen de este un ordenador brillante para adolescentes que buscan empezar en el streaming, y la excelente webcam y los micrófonos hacen que puedas comenzar sin tener que invertir en otros dispositivos.

Quieres una pantalla excelente

Parte del atractivo del nuevo iMac sobre el Mac Mini es la magnífica pantalla de 4.5K que viene con este todo en uno. Desde jugar y ver películas hasta editar fotos y vídeos, la nueva pantalla más grande es una delicia.

No lo compres si...

Tu presupuesto es limitado 

El iMac (24 pulgadas, 2021) no es el todo en uno más caro que hay, pero si quieres ahorrar un poco de dinero, el Mac Mini es mucho más económico y ofrece el mismo rendimiento. Sin embargo, te pierdes esa hermosa pantalla.

Necesita gráficos de primer nivel 

Para cualquier tarea del día a día, y la mayoría de las ediciones de fotos y vídeos, el nuevo iMac hace un gran trabajo. Sin embargo, sus gráficos integrados no pueden competir con una GPU dedicada o una GPU externa, y ninguna se puede incorporar al iMac (24 pulgadas, 2021).

Quieres un PC que puedas actualizar 

La mayoría de los PCs todo en uno son difíciles de actualizar, y el nuevo iMac lo es más todavía. Si te gusta tener la opción de actualizar tu RAM, almacenamiento y otros componentes más adelante, considera mejor un PC de sobremesa.