Mi novio no podrá soportar otro cambio en iOS 16

iOS 16 Lock Screen
(Crédito de imagen: Apple)

El cambio a iOS 16 es inevitable. Para sorpresa de nadie, Apple anunció su próxima actualización del sistema operativo del iPhone durante la WWDC el 6 de junio y, unos meses después, las vidas móviles de millones de usuarios de iPhone tendrán su punto de inflexión, ya que muchos de nosotros intentaremos aferrarnos a los conocido.

Mi novio es uno de esos millones de usuarios de iPhone, y evita inconscientemente las actualizaciones de iOS como quien se hace el loco por la calle cuando no quiere saludar. No lo puede dejar mucho tiempo sin actualizar, y acaba cayendo y preguntándome: 

'Y esto nuevo que han puesto, ¿qué es?'

'Otra tontería, nada del otro mundo', le digo, mintiendo, ya que yo sé que las funciones han cambiado o se han movido a otra esquina nueva en la interfaz.

De repente, se rinde o, como ha pasado las últimas veces, trata la nueva versión de iOS como si fuera un iPhone totalmente nuevo. Yo sé que le encanta su iPhone 13 Pro pero que odia, por ejemplo, el Centro de Control, y la forma en que se debe de hacer el gesto desde la esquina superior derecha para abrirlo. Normalmente, hace como si el panel no existiera, y va hasta os ajustes del iPhone para activar y desactivar cosas.

Pensad en mi novio...

Cuando me puse a escribir sobre los posibles cambios que traería iOS 16, y que supuse que serían 'radicales' (así han sido, en su mayoría), trato de pensar en mi novio, porque creo que él representa una enorme cantidad de usuarios de iPhones (los que usan el 20% de las funciones de iOS 15 el 80% de las veces). No están de humor para una conversación del tipo '¿por qué me has quitado esto de aquí?'.

Puede que iOS 16 no sea tan distinto. Aunque iOS 15 fue muy diferente de la interfaz que nos encontramos en el primer iPhone de 2007, han habido 15 años de cambios de por medio hasta llegar aquí.

Muchas de las novedades de iOS 16 eran tratadas como de 'nuevas formas de interactuar', una frase que a mí me genera expectación absoluta, pero una patada en la espinilla para un usuario normal de iOS.

En cualquier caso, hasta los cambios estéticos como cuando Apple eliminó el esqueumorfismo en iOS 7 pueden derivar en confusión y consternación. El esqueumorfismo dictmamina que los iconos deben parecerse a las acciones que realizan u objetos que imitan en la vida real. La app 'Libros' de Apple parece un libro, Calendario parece un calendario y YouTube parecía una tele de los años 50.

Jony Ive odiaba ese aspecto, y se deshizo de él en iOS 7. Después de ello, estoy seguro de que muchos usuarios de iPhone estaban media hora buscando iconos que ya no reconocían.

Cuando escribimos sobre los cambios, solemos usar frases como 'los usuarios llevaban mucho tiempo pidiendo esto', queriendo decir que alguien, en algún lugar, realmente quería que las notificaciones en iOS 16 cambiaran otra vez.

Agente doble de cambio

No tengo nada en contra de una nueva forma de organizar las notificaciones, pero me pregunto quién habrá pedido ese 'cambio'. No creo que mi novio haya señalado su móvil diciendo '¿ves? estas notificaciones de iOS son muy buenas, pero sé cómo las podrían hacer mejor'. Él diría algo como 'he visto una notificación y ha desaparecido, ¿dónde está?'

En lugar de preocuparse por los intereses reales de los usuarios, creo que todo ha emergido de los numerosos usuarios de Reddit y nuestros compañeros analistas y de prensa, a los que les gusta hablar de todas las novedades de todas las plataformas, buscando los fallos o creando conflictos entre iOS y Android. 'Android tiene esta fantástica función desde hace años. ¿Por qué no está todavía en iOS?'

Yo soy igual de culpable que todos ellos, pero la realidad es que la mayoría de usuarios de iOS y Android no tienen ni idea de lo que se pierden. Viven en su sistema, y son muy felices con él.

Muchas de las novedades de iOS 16 eran tratadas como de 'nuevas formas de interactuar', una frase que a mí me genera expectación absoluta, pero una patada en la espinilla para un usuario normal de iOS. Eso es porque las 'nuevas formas' son 'nuevos aprendizajes'. Todo lo que sabías hacer en iOS 15 con el Correo de Apple o Safari, no será exactamente igual en iOS 16 porque las apps han cambiado un poquito. Mi novio sigue enfadado porque en Safari las URLs están puestas en la parte inferior de la pantalla (y sí, sabe que se pueden arriba, pero no viene por defecto).

Aunque haya cambios que los usuarios de iPhone reciban con alegría, como las mejoras en la app Salud, podría no ser injustamente llamado 'excesivo'.

El auge de los consejos

Ya que la mayoría de los usuarios no han pasado de la superficie de la app Salud, ¿no corremos el riesgo de saturarlos con más funciones de seguimiento de salud?

Si Apple quiere verdaderamente hacer felices a los usuarios actuales de iOS, debería de centrarse en mejorar Consejos. No creo que mucha gente conozca esta app preinstalada y, como el clásico Clippy de Microsoft, debería ser omnipresente y proactivo en iOS.

Consejos+ (así la llamaría yo) podría reconocer cuando dudas al navegar por el móvil y te plantaría una notificación para guiarte. Podría saber cuándo tienes abierto los ajustes para activar el Wi-Fi y decirte cómo hacerlo desde el Centro de Control para ahorrarte tiempo. Obviamente, una función como esta debería de ser configurable. Podrías activarla cuando llegue iOS 16 (supuestamente) en septiembre, y luego desactivarla en noviembre cuando ya hayas cogido ritmo con el nuevo sistema.

Personalmente, estoy deseando seguir probando iOS 16, pero mi opinión no es la de todos. Mi novio y el resto de gente normal están evitando a toda costa este momento (saben que llegará), ya que lo que una vez era conocido, será un extraterrestre para ellos, y no les gusta esa idea ni un pelo.

Avgeek.
Pruebo toda la tecnología que puedo para decirte si vale la pena o no, pero lo que más me gusta analizar son los móviles.
Siempre estoy en Twitter (opens in new tab) o Instagram (opens in new tab), si necesitas cualquier cosa o tienes alguna duda tecnológica, ¡mándame un mensaje, no te cortes!

Aportaciones de