Skip to main content

El Xiaomi 12S Ultra tiene la mejor cámara que he probado en un móvil, pero le falta una cosa importante

Una foto del Xiaomi 12S Ultra
(Crédito de imagen: Basil Kronfli / TechRadar)

Hemos probado el Xiaomi 12S Ultra (opens in new tab), y podemos deciros que ofrece un montón de cosas que nos encantan. Su cámara tiene un enorme sensor de 1 pulgada que es capaz de hacer fotos repletas de matices. La cámara rinde de forma increíble ya sea de día o de noche, y también los vídeos tienen un aspecto excelente, gracias a una estabilización perfecta con una resolución de hasta 8K. De hecho, me atrevería a decir que es el teléfono con la mejor cámara (opens in new tab) que he probado en mi vida, lo cual se dice rápido... Pero le falta una cosa.

En concreto, al Xiaomi 12S Ultra le falta una características que Samsung introdujo en el Galaxy S9, mantuvo en el S10, pero después eliminó en la serie Galaxy S20. La verdad es que esta característica era bastante inútil en aquel momento, así que es normal preguntarse ¿por qué el móvil con la cámara más potente del mundo necesitaría algo que antes era inútil? Lo voy a explicar todo, pero primero, merece la pena hacer un resumen rápido, repasando qué es el Xiaomi 12S Ultra, y cuál es su disponibilidad a nivel global.

Para empezar, el Xiaomi 12S Ultra es especial porque es el primer móvil del mercado que llega con un sensor real de 1 pulgada. Eso significa que estamos ante un enorme sensor del mismo tamaño que el del Sony RX100, pero en un dispositivo que te cabe en el bolsillo. Si estás pensando: "¿pero acaso el móvil Sony Xperia Pro-I (opens in new tab) no tiene un sensor de 1 pulgada?" A ver, sí, lo tiene, pero es un sensor de 1 pulgada recortado, tal y como señala GSM Arena (opens in new tab) en su análisis, por lo que la realidad es que no se utiliza toda la parte del sensor para hacer fotos. Al final, el tamaño efectivo del sensor del Sony Xperia Pro-I coincide con el de muchos teléfonos del mercado, por lo que no ofrece las mejores prestaciones de un sensor grande.

Si eres un amante de la fotografía, y te estás emocionando con el Xiaomi 12S Ultra conforme estás leyendo esto, tenemos que darte una mala noticia: lamentablemente, Xiaomi no va a lanzar su gama Xiaomi-S fuera de China (opens in new tab), y eso incluye, obviamente, el 12S Ultra.

Una foto del Xiaomi 12S Ultra

(Image credit: Basil Kronfli / TechRadar)

Cuando el Xiaomi 12S Ultra fue presentado en China, también se revelaron cosas sobre la inversión de Xiaomi en la rama de imagen de Sony, y es que la compañía aportó hasta la mitad de los fondos necesarios para el desarrollo del sensor. Por lo tanto, Xiaomi va en serio con esto. Y encima a esto hay que sumarle la asociación de Xiaomi con Leica (el Xiaomi 12s Ultra es el primer dispositivo que se beneficia de dicho acuerdo). En definitiva, Xiaomi está apostando todo a su intención de fabricar el móvil con la mejor cámara (opens in new tab)del mundo entero; lo mejor de lo mejor que el dinero pueda comprar.

Con todo lo anterior en mente, entonces... ¿Qué es lo que falla en el Xiaomi 12S Ultra?

En un giro de los acontecimientos, resulta que el gran sensor de este nuevo teléfono podría ser demasiado grande para un smartphone, o al menos demasiado grande como para tener una apertura fija de f/1.9 en su cámara principal. Un sensor grande combinado con una apertura baja crea una profundidad de campo escasa. Esto significa que aparece una gran cantidad de desenfoque delante y detrás del punto de enfoque, y esto se va pronunciando más cuanto más cerca se encuentre el sujeto.

La mayoría de las veces, una profundidad de campo reducida es genial. Es precisamente eso lo que intentan emular los modos retrato de los móviles: ese aspecto de lente de cámara DSLR. 

Ahora bien, el Xiaomi 12S Ultra no es una cámara DSLR o sin espejo. Con su sensor de 1 pulgada, su apertura de f/1,9 y su distancia focal de 23mm, no puede ofrecer un efecto bokeh intenso (desenfoque de profundidad) cuando se fotografían sujetos a más de un metro de distancia. Pero los sujetos que están a menos de un metro, o como mucho eso, muestran una agradable separación entre el fondo y el primer plano. Esto es algo impresionante para un teléfono, y es genial para un montón de situaciones (como puedes ver en las imágenes que te mostramos a continuación), pero claro, también tiene sus inconvenientes.

Las cámaras de los móviles tienen que ser versátiles, y esa es la realidad, ya que estos dispositivos nos acompañan en nuestro día a día. Como tal, aunque una profundidad naturalmente escasa es estupenda para algunas cosas, que la mitad de la captura esté desenfocada puede resultar molesto y un inconveniente en ciertos casos.

Por ejemplo: cuando quise hacer una foto de mi pasaporte, aunque hice todo lo posible para posicionar todo perfectamente, la cámara de la Xiaomi 12S Ultra se empeñaba en desenfocar los bordes. También intenté cambiar a la cámara ultra gran angular, que a veces funciona como cámara macro, pero esta creaba demasiadas sombras, ya que era necesario que acercara mucho el móvil a mi documento de identidad. 

Cualquiera que quiera usar su teléfono para escanear documentos, también se encontrará con este problema. Desde un extracto bancario hasta documentos legales, si hay cualquier mínima arruga en la hoja de papel que estás fotografiando, el 12S Ultra hará que se vea artísticamente borroso, muy bonito sí... pero nada práctico, y en este caso, inútil.

He creado una cuadrícula de imágenes, que puedes ver justo aquí encima, en la que se compara la profundidad de campo de cinco de los móviles con las mejores cámaras del mercado ahora mismo: el iPhone 13 Pro Max (opens in new tab) de Apple, el Google Pixel 6 Pro (opens in new tab), el Oppo Find X5 Pro (opens in new tab), el Samsung Galaxy S22 Ultra y (opens in new tab), por supuesto, el Xiaomi 12S Ultra. Esto ilustra cómo otros teléfonos con sensores inferiores y más pequeños son en realidad mejores a la hora de mantener nítidos los objetos del primer plano y del fondo.

Xiaomi claramente está al tanto de esto. En cuanto te acercas un poco más a un sujeto, el Xiaomi 12S Ultra cambia automáticamente de la cámara principal a la ultra gran angular para controlar este desenfoque. Pero claro, para los que somos unos obsesos del control, esto nos frustra más de lo que nos ayuda. Las cámaras secundarias son buenas, pero no alcanzan la calidad y los matices de la cámara principal con su gran sensor. En mi caso, opté por desactivar esta función para que el cambio de una cámara a otra se haga solo de forma manual.

El eslabón perdido

Entonces, ¿qué puede hacer Xiaomi para que la mejor característica de su teléfono con esta cámara fantástica sea mejor todavía? Pues seguir el ejemplo de Samsung y Sony. El Samsung Galaxy S9 trajo las aperturas variables a los smartphones convencionales, cambiando entre una apertura de f/1.5 y f/2.4. El Sony Xperia Pro-I lleva esto más allá, con su doble apertura que te lleva de f/2 a f/4. Las aperturas más pequeñas (números f/n más grandes) se traducen en un menor desenfoque del fondo.

Cambiar la apertura del Xiaomi 12S Ultra a una lente de f/4 o f/5 sería algo sencillo, pero eso sería una mala decisión. Además de reducir permanentemente el desenfoque del fondo, perjudicaría el rendimiento del teléfono en escenarios de poca luz. Lo que Xiaomi tiene que hacer, ahora que ha conseguido el hito de ofrecer un sensor de 1 pulgada, es enfocarse en implementar una apertura variable significativa en su próximo teléfono Ultra.

La doble apertura de f/2 o f/4 del móvil de Sony ayudaría a que el Xiaomi 12S Ultra fuera un teléfono más efectivo y versátil, aunque una apertura más amplia f/1.9 a f/5 podría ser más útil, y el gran sensor Sony IMX 989 de 1 pulgada del Xiaomi 12S Ultra probablemente podría manejar esto. Al fin y al cabo, en el tiempo que hemos podido pasar con el móvil, hicimos muchas fotos en modo manual, y el 12S Ultra es más capaz de manejar un ISO alto (sensibilidad del sensor) que la mayoría de los smartphones.

Fíjate en la foto nocturna que hay a continuación. Se trata de una foto en formato raw (que contiene la totalidad de los datos de la imagen tal y como ha sido captada por el sensor) editada a mano, capturada en modo Pro con un ISO alto de 3200 y una velocidad de obturación de 1/5. Mientras que la mayoría de los teléfonos con cámara generarían mucho ruido al enfrentarse a una foto nocturna como esta, o producirían una foto con menos matices y borrosa, la cámara del Xiaomi 12S Ultra hace un trabajo increíble y consigue un resultado estelar.

Una foto en formato raw editada manualmente realizada con el Xiaomi 12Ss Ultra usando el modo Pro

(Image credit: Basil Kronfli)

Bueno, pues lo reconozco, con la confianza que me da el excelente sensor del Xiaomi 12S Ultra, por no mencionar el maravilloso procesamiento de imágenes de Xiaomi, y el trabajo que ha hecho la compañía con Leica para mejorar su ciencia del color, vuelvo a estar seriamente entusiasmada con lo que la experiencia fotografía de los móviles puede llegar a ofrecernos.

Y, mientras que una apertura variable era relativamente inútil en el Samsung Galaxy S9 con su sensor de 1/2,55 pulgadas, y solo moderadamente útil en el sensor de 1 pulgada, pero recortado, del Sony Xperia Pro-I, creo que es una características que en el próximo teléfono Xiaomi Ultra podría marcar un punto de inflexión en el mundo de los móviles con las mejores cámaras.

Soy ingeniera informática y editora del equipo de TechRadar España. Me gusta todo tipo de tecnología, pero los ordenadores son mis dispositivos preferidos. Además de escribir sobre ellos me encanta arreglarlos, al fin y al cabo, pueden llegar a estar tan locos como yo.

Aportaciones de