Microsoft intenta de nuevo que la gente se pase a Windows 11

Windows
(Crédito de imagen: Shutterstock)

Con la adopción aún en dificultades, Microsoft ha encontrado otra ruta para impulsar su último sistema operativo Windows 11 (opens in new tab), específicamente a los usuarios de Windows 10.

La empresa confía en que una nueva experiencia "lista para usar", en la que se pide a los usuarios que actualicen a Windows 11, lo haga más fácil y fluido, ya que es más probable que muchos usuarios se conformen durante la configuración.

Microsoft explica en una página de soporte de Windows 10 (opens in new tab): "se ha lanzado una actualización fuera de banda para mejorar la experiencia de Windows 10, llamada OOBE (out-of-the-box-experience)".

Windows 10 vs 11

La actualización se ha extendido a las versiones Home y Professional 2004, 20H2, 21H1, 21H2 y 22H2 de Windows 10, y se instalará durante el proceso OOBE de Windows siempre que el dispositivo tenga conexión a Internet, según el post.

Las instalaciones de Windows 11 parecían haberse estabilizado a mediados del 2022, según las cifras publicadas por Statcounter, aunque en los últimos meses se ha producido un saludable repunte hasta el punto de que el 16% de los usuarios de Windows han optado por el último sistema operativo. Windows 10 sigue siendo la versión más popular con diferencia, con algo menos del 70% de todas las instalaciones.

Dejando a un lado las versiones, Windows sigue siendo el sistema operativo de escritorio más popular, con cerca de tres cuartas partes del mercado, frente a macOS en segundo lugar con un 16% y Chrome OS muy por detrás con un 2,5%.

Según The Register, muchas empresas posponen la implantación del último sistema operativo hasta que han pasado unos 18 meses, momento en el que se considera suficientemente adecuado (y compatible). Teniendo esto en cuenta, la adopción de Windows 11 podría recibir un impulso muy necesario a medida que nos acercamos al verano de 2023.

Por el contrario, muchas empresas pueden estar aplazándolo porque su hardware actual no cumple los estrictos requisitos que se han establecido para ayudar a que Windows 11 sea más seguro que los sistemas operativos anteriores. Esto, junto con el continuo descenso de las ventas de PC, puede significar que Windows 11 nunca llegue a ser tan popular como Microsoft esperaba.

Editor en TechRadar España de día, guitarrista de blues y friki de los cómics de noche. ¿O era al revés?


Aportaciones de