Skip to main content

Windows 11: análisis

Estupendo en la superficie, pero los detalles necesitan mejoras.

Windows 11
(Image: © Microsoft)

Nuestro veredicto

Windows 11 es un sistema operativo que será recordado como el lanzamiento que llevó a Windows a la era moderna, gracias a su diseño actualizado y mejores formas de descubrir y descargar aplicaciones. Sin embargo, aún quedan por hacer reformas a fondo en futuras versiones, como aclaraciones sobre los requisitos del sistema y hacer que el Fluent Design sea más que un simple rediseño visual.

Pros

  • Menú de inicio actualizado
  • Fluent Design es un cambio que se agradece
  • Paint y Snipping Tool por fin tienen una actualización
  • Los widgets funcionan muy bien
  • Por fin se puede usar Microsoft Store

Contras

  • Los requisitos del sistema siguen siendo confusos
  • El rediseño parece mayormente visual
  • El modo tablet no es tan intuitivo como nos gustaría

Windows 11 finalmente ha llegado, lo que de alguna manera es sorprendente, ya que Windows 10 fue anunciado es su día como la última actualización de Windows, que recibiría actualizaciones a lo largo de los años y las décadas. 

Sin embargo, dice el dicho que tienes que moverte con los tiempos, o los tiempos te mueven a ti, lo que aparentemente es la razón de que ahora estemos ante Windows 11, la primera actualización importante del sistema operativo en años. 

Presentado con un tema rediseñado, aplicaciones con un nuevo aspecto, junto con una mejora de la interfaz táctil, es una actualización que parece estar dirigida a los usuarios ocasionales y, hasta cierto punto, también a los avanzados. 

Todavía hay mucho margen de mejora para Windows 11, pero su misión principal es ofrecer una actualización atractiva que busca dar forma al futuro de Microsoft durante la próxima década, tanto para su software como para su hardware.

Windows 11

(Image credit: Future / Microsoft)

Precio y disponibilidad

Windows 11 es gratis para cualquiera que cumpla con los requisitos de sistema establecidos por Microsoft. 

La actualización llega en dos versiones: Home o Pro. La versión Pro tiene funciones dirigidas principalmente a usuarios más profesionales, pero a los de casa les puede gustar el hecho de que puedan cifrar su disco duro con una encriptación más estricta para una mayor seguridad. 

Aun así, la mayoría de usuarios habituales no se perderán nada si optan por la versión Home: todas las funciones exclusivas de Windows 11 Pro están diseñadas para una empresa, no para casa, por lo que si usas un PC para trabajos creativos o para el gaming, o simplemente un uso casual, hay poca necesidad de la versión Pro. 

Si bien la actualización gratuita es bienvenida, la comunicación sobre los requisitos del sistema antes del lanzamiento de Windows 11 ha sido bastante lamentable. Los TPM (Módulos de plataforma de confianza) alguna vez fueron solo un tema de nicho, pero ahora es un tema de conversación importante, y muchos usuarios aún se preguntan si su PC es compatible. 

Un nuevo requisito para que cualquiera pueda acceder a Windows 11 será una cuenta de Microsoft y una conexión a Internet. Sin esto, quedarás atrapado en la pantalla de configuración. Si bien es comprensible desde una perspectiva, podría frustrar a otros que solo quieren usar un PC ocasionalmente sin tener que crear una cuenta o acceso constante a una conexión a Internet. 

También está la cuestión de la recopilación de datos. Dado que la actualización estaba disponible para usarse en el programa Insider Build para probar Windows 11, actualmente no hay forma de desactivarlo, lo que plantea la preocupación de por qué no está la opción. 

Microsoft se ha metido en problemas en el pasado con los datos que recopila de los usuarios, y hubo una reacción tan negativa que la empresa hizo que el control de los datos que se compartían en Windows 10 fuera más fácil para los usuarios. 

Por ello, es una pena que Microsoft parezca haber dado un paso atrás en este sentido con Windows 11. Ojalá sea más transparente con los datos que recopila en el futuro, al tiempo que ofrece herramientas para ayudar a los usuarios a controlar lo que se comparte y lo que no.

Windows 11mostrando el nuevo Explorador

(Image credit: Future / Microsoft)

Nuevo diseño

Microsoft remarcó en la presentación del 24 de junio de Windows 11 que la interfaz de usuario ha tenido un rediseño importante, que la compañía llama "Fluent Design", el sucesor del lenguaje de diseño Metro que se vio por primera vez en Windows 8. 

A primera vista, tiene muy buena pinta: todo parece moderno y refinado, y el Explorador de archivos finalmente ha tenido su actualización, junto con los menús contextuales, y ambos ya no se parecen a los de la cuarta versión de Windows XP.

Windows 11

(Image credit: Future / Microsoft)

Pero al profundizar te das cuenta de que las similitudes con Windows 10 siguen ahí. Por ejemplo, si haces clic con el botón derecho en una carpeta y abres el menú "Propiedades", encontrarás la misma configuración que antes, pero con botones redondeados y un nuevo icono. 

Después de un tiempo, te das cuenta de que se trata de una nueva versión de Windows 10. Si bien es un gran paso adelante, es necesario trabajarla más. Deshacerse de la interfaz Ribbon en el Explorador de archivos y otras aplicaciones integradas es un buen comienzo, ya que ahora tienes diez iconos en la barra de herramientas en lugar de cuatro pestañas e innumerables configuraciones que se encuentran en Windows 10 y versiones anteriores que usaban la interfaz. 

Es un ejemplo de dónde Windows 11 ha dado gran primer paso, pero hace falta un gran salto para sacarle todo el partido.

Windows 11

(Image credit: Future / Microsoft)

Los gadgets también están de vuelta en Windows 11, pero ahora se llaman 'Widgets'. Estos se encuentran en su propia sección, similar a macOS, por lo que no puedes colocarlos libremente en tu escritorio. Deslizar desde el lado izquierdo de la pantalla los hace visibles y cumplen su función, dando información accesible de un vistazo en un pequeño espacio. 

La única incorporación extraña es la barra de búsqueda en la ventana del widget: no parece tanto un widget como un atajo para hacer que uses el motor de búsqueda de Bing. 

También notamos que añadir cuentas de trabajo a un widget de Calendario no funciona, pero Microsoft ha comentado que está al tanto de esto, y que está trabajando en una solución.

Windows 11

(Image credit: Future / Microsoft)

Accesibilidad

Una gran ventaja de Windows 11 es un nuevo enfoque en la accesibilidad. Las nuevas opciones de alertas de audio para usuarios con discapacidad visual ahora pueden notificar cuando aparece un cuadro de mensaje, cuando una actualización está disponible, y mucho más. 

La escritura por voz también puede ayudar a muchos usuarios a poder transcribir voz a texto, ya sea para la barra de direcciones de Edge o para redactar un email. También hay una mejor compatibilidad con los programas de ampliación, las aplicaciones de control de voz y los lectores de pantalla, aunque no todos serán compatibles en el lanzamiento.

Captura de Windows 11 con el menú Inicio

(Image credit: Future / Microsoft)

Menú inicio

Vayamos al grano: el nuevo menú Inicio de Windows 11 necesita más retoques. Parece a medio terminar, como si fuera algo provisional entre Windows 10 y una interfaz táctil diseñada para las nuevas tablets Surface. 

Visualmente está muy bien, pero una vez que profundizas, los problemas empiezan a surgir. Todo está centrado, con tus aplicaciones a la vista, seguidas de una sección de "Recomendados". Esta es una ubicación extraña, que muestra tus archivos y aplicaciones recientes, pero no puedes borrar la lista. Cuando haces clic en "Más", es solo una lista ampliada con una fecha y la ubicación de los archivos. 

Además, cuando intentas buscar algo, se inicia la aplicación de búsqueda, que es un poco discordante en el menú Inicio. Le falta la unificación del menú Inicio de Windows 10, que buscabas algo y los resultados aparecían en un instante. Parece a medio hacer y es más lento que antes. Otro punto es la barra de tareas en sí, donde la nueva ubicación predeterminada para el menú Inicio y los iconos es el centro. 

De nuevo, desde una perspectiva de uso, está bien si tienes Windows 11 en una tablet, pero con un ratón no tiene sentido, y lo más probable es que quieras volver a cambiarlo a la izquierda (lo que, afortunadamente, se puede hacer fácilmente a través de Configuración).

Windows 11

(Image credit: Future / Microsoft)

Sin embargo, aunque es prometedor, necesita ajustes. Con suerte, una vez que Windows 11 esté extendido entre los usuarios, los comentarios convencerán a Microsoft de que el nuevo menú Inicio necesita un repaso. Quizás este diseño pueda funcionar para el modo tablet como punto de partida, y cuando se utilizan dispositivos que no tienen una pantalla táctil, los iconos y el menú Inicio puedan volver a su ubicación original y de alguna manera hacerlo más accesible. Microsoft nos ha dicho que están tomando notas del Centro de Comentarios, una aplicación donde se muestran las recomendaciones de los usuarios para Windows 11. Por ello, puede haber más cambios en la barra de tareas y el menú Inicio en los próximos meses.

Windows 11

(Image credit: Future / Microsoft)

Aplicaciones integradas de Windows 11

Un tema común en las versiones de Windows ha sido la falta de amor por las aplicaciones integradas, como el Paint y más. Pero en Windows 11, todas se han refinado y actualizado, lo que seguramente gustará a muchos usuarios. 

El objetivo de esto parece ser un diseño que se adapte tanto al ratón como a la entrada táctil, y mayormente consigue su propósito para estas aplicaciones. El Paint vuelve a ser divertido de usar, mientras que el Snipping Tool es finalmente la única aplicación que controla cómo recortas aplicaciones y las guarda como imagen.

Windows 11

(Image credit: Future / Microsoft)

El Reloj es una aplicación que sorprendentemente también se ha rediseñado. Ahora te ayuda a administrar tu tiempo para trabajar gracias a 'Focus', una función similar a una de la actualización de iOS 15 de Apple, pues Focus te permite crear perfiles que se pueden automatizar dependiendo de tu calendario, ubicación y más. 

Cada una de estas aplicaciones finalmente parece unificada con Windows 11: no hay una combinación de Fluent Design y Metro, algo de lo que Windows 10 sufre. Todo parece refinado, lo cual da gusto ver en Microsoft.

Windows 11

(Image credit: Future / Microsoft)

Microsoft Store

Otro gran avance de Windows 11 es la Microsoft Store rediseñada. No es ningún secreto que en Windows 10 parecía algo descuidada. Pero la nueva Microsoft Store parece que es un lugar donde se puede acceder a las aplicaciones e incluso a las tiendas de terceros de forma segura y sin temor al malware. 

El diseño es bastante simple, con una barra de búsqueda en la parte superior con resultados instantáneos, junto a tres categorías para elegir en la barra lateral de la izquierda.

Para los usuarios nuevos e inexpertos, es una gran tienda donde encontrar aplicaciones fácilmente, y es una ventaja para Windows 11, ya que será un gran ahorro de tiempo para muchas personas, especialmente para aquellos que tienen un PC nuevo y quieren descargar las aplicaciones básicas de forma rápida y sencilla.

Windows 11

(Image credit: Future / Microsoft)

Si bien se anunció que las aplicaciones de Android de Amazon Store llegarían en algún momento, parece que tendremos que esperar hasta una futura actualización en el 2022, lo que permitirá a los usuarios instalar aplicaciones como TikTok, Instagram y más.

Otras funciones de Windows 11

Hay otras características exclusivas de Windows 11 además de la nueva actualización de Fluent Design, Accesibilidad y Microsoft Store. 

Cuando inicies por primera vez un PC con una instalación nueva de Windows 11, tendrás la opción de mover archivos y tu escritorio desde OneDrive, similar al Asistente de macOS. Es una característica muy bienvenida que ayudará a muchos usuarios, especialmente porque puede aliviar el estrés al configurar un PC nuevo por primera vez.

Windows 11

(Image credit: Future / Microsoft)

También hay una nueva forma de administrar diferentes aplicaciones abiertas llamadas Snap Groups. Si bien esto está más dirigido a dispositivos de pantalla táctil, es una variante muy mejorada en el ajuste de ventanas que se introdujo por primera vez en Windows 10, y hace que sea mucho más fácil administrar una configuración de varios monitores. 

Junto con esto, llega una mejor compatibilidad con varios monitores en Windows 11, donde la actualización recordará dónde se colocaron ciertas aplicaciones si desconectas un portátil de un monitor externo, por ejemplo.

Windows 11

(Image credit: Future / Microsoft)

Gaming en Windows 11

En el pasado, los juegos en Windows han tenido una buena cantidad de altibajos, desde los de Windows Live hasta la aplicación básica de Xbox en Windows 10. 

Pero Microsoft se ha asegurado de hacer del gaming uno de los pilares de Windows 11, con la aplicación Xbox ahora incorporada y mejor integrada. 

También se ha añadido una mejor compatibilidad con HDR para gaming, además de Auto HDR para hacer que los juegos que no son HDR se vean mejor en lo que respecta al contraste, lo cual es muy bienvenido.

Captura de Windows 11 con el modo oscuro

(Image credit: Future / Microsoft)

Conclusión

Esta es la primera versión de muchas que vendrán para Windows 11 y, tras ver lo que trae, es un buen comienzo. El Fluent Design es un gran sucesor de Metro que ha prevalecido desde Windows 8, y trae el estilo y la combinación de colores de Windows a la era moderna. 

Sin embargo, el rediseño a veces parece un simple maquillaje aplicado a Windows 10, independientemente del cambio en los botones en Explorador, Paint, Snipping Tool y otras aplicaciones. En cuanto profundices, verás las mismas funciones que antes, pero con esquinas redondeadas y un nuevo icono. 

Mientras tanto, la Microsoft Store mejorada es algo que Windows necesitaba y es muy fácil de usar. Junto con las aplicaciones de Android que pronto llegarán de Amazon, será un excelente punto de partida para los usuarios ocasionales que quieren encontrar sus apps más fácilmente. 

Sin embargo, aunque de momento es un gran comienzo para Windows 11, es hora de que Microsoft vaya más allá y acabe de pulir cómo pueden funcionar en Windows 11 aplicaciones como Administración de Discos e incluso el Bloc de Notas. Si usas el PC ocasionalmente, vas a disfrutar de Windows 11, pero para cualquiera que lo use para trabajar o jugar durante más de ocho horas al día, es posible que descubra que es solo una mejora limitada, aunque eso tampoco es algo malo.