Skip to main content

La GPU GTX 1630 de Nvidia por fin ha salido a la luz, y... no tiene buena pinta

GTX 1050 Ti
(Crédito de imagen: Future)

Por fin ha sucedido. La GPU GTX 1630 de Nvidia de la que tanto se hablaba ha llegado. Su lanzamiento oficial es el día de hoy, con modelos confirmados que provienen de los principales fabricantes de GPU, como EVGA, MSI, Gigabyte y Zotac.

La GTX 1630 está basada en la antigua arquitectura Turing de Nvidia, similar a la GTX 1650 lanzada en el 2019. Se trata de la primera tarjeta GTX basada en Turing que sale al mercado en dos años, y competirá con la Radeon RX 6400 de AMD y la nueva Arc A380 de Intel en las apuestas de GPUs de súper presupuesto, ambas con arquitecturas de generación actual.

En cuanto a las especificaciones, impresionan mucho. El consumo de energía y la VRAM son básicamente idénticos a los de la GTX 1650 original, pero el ancho de banda de la memoria se ha reducido a la mitad y la matriz utiliza también menos núcleos CUDA. 

Estas estadísticas coinciden con las especificaciones filtradas recientemente de la GTX 1630, que se compararon con frecuencia con la GTX 1050 Ti de Nvidia, de seis años de antigüedad (en la foto de arriba). Dado que se trata de la antigua arquitectura Turing, no es compatible con las nuevas funciones, como el trazado de rayos o el DLSS.

TechPowerUp (opens in new tab) (a través de VideoCardz (opens in new tab)) ha analizado una de las primeras unidades de la GTX 1630 del fabricante Gainward, y ha llegado a la conclusión de que, aunque la tarjeta funciona de forma silenciosa y eficiente con un gran rendimiento térmico, no es lo suficientemente potente como para justificar su compra a menos que se necesite una GPU discreta de gama baja para algo específico. 

El precio de la nueva tarjeta tampoco está muy claro; el PVP de Nvidia parece estar en torno a los 150 dólares, según los precios iniciales en China, pero EVGA ha puesto su modelo a la venta por 200 dólares y el de Colorful por 169 dólares. Os contaremos el precio en España en cuanto sea oficial.


No necesitábamos esto. Ni nosotros ni nadie.

Teniendo en cuenta que Nvidia ya tiene un dominio efectivo en la gama alta del mercado de GPUs con las potentes tarjetas RTX 3000 (y RTX 4000 en un horizonte no muy lejano), es difícil entender por qué Nvidia lanzaría esta tarjeta de gama baja ahora, cuando el mercado está relativamente saturado.

Y si miramos el precio, la cosa se vuelve aún más extraña. La RX 6500 XT de AMD se vende unos 250€, y el ancho de banda de la memoria de la GTX 1630, muy reducido, significa que ofrece menos de la mitad de rendimiento en el gaming que la tarjeta de AMD, a pesar de que no es mucho más barata. 

No vemos ninguna razón por la que alguien quiera comprar esta nueva GPU, teniendo en cuenta que apenas es capaz de jugar a títulos modernos a 1080p y ni siquiera es tan barata.

Una cosa interesante que podría salvar la funcionalidad de la GTX 1630 es AMD FSR, la respuesta de Team Red a DLSS, que a diferencia de la tecnología de escalado de Nvidia es realmente agnóstica en cuanto al hardware y, en teoría, podría ejecutarse en la 1630 para mejorar el rendimiento, aunque con una buena dosis de ironía, dado que la GTX 1630 ni siquiera puede ejecutar el propio competidor FSR de Nvidia.

Es posible que Nvidia haya planeado lanzar esta tarjeta a principios de año para combatir directamente el lanzamiento de GPUs económicas de AMD y ofrecer un poco de alivio a los gamers con poco dinero que se ahogan en un mundo de revendedores y mineros de criptomonedas. Sabemos que la GTX 1630 ha sufrido múltiples retrasos, lo que podría explicar que ahora se esté lanzando a la calle sin hacer mucho ruido. 

También existe la posibilidad de que Nvidia quiera deshacerse del stock sobrante del chip TU177 de 12nm que impulsa esta GPU (y las tarjetas GTX más antiguas) antes del lanzamiento de la serie RTX 4000. 

No puedo entender el razonamiento de Nvidia, pero bueno, la GTX 1630 está aquí, y, en fin... no tiene buena pinta.

Editor en TechRadar España de día, guitarrista de blues y friki de los cómics de noche. ¿O era al revés?


Aportaciones de