Es definitivo: Elon Musk ya es dueño de Twitter, y lo va a cambiar todo - Así ha sido el culebrón de principio a fin

El perfil de Twitter de Elon Musk en una pantalla, sobre un fondo con el logo de Twitter
(Crédito de imagen: Photo Illustration by Rafael Henrique/SOPA Images/LightRocket via Getty Images)

Ahora sí (opens in new tab), ahora no (opens in new tab), ahora tampoco (opens in new tab), y ahora sí (opens in new tab)... El culebrón del multimillonario tecnológico Elon Musk que planeaba adquirir Twitter ha llegado a su fin. Tras firmar el acuerdo, cuyo valor se estima en 44.000 millones de dólares, Musk no ha perdido el tiempo y ha marcado su terreno en la red social despidiendo a varios de los principales ejecutivos de Twitter.

El CEO Parag Agrawal, el director financiero Ned Segal, la jefa de políticas Vijaya Gadde y el consejero general Sean Edgett se encuentran entre los que han puesto de patitas en la calle, y de hecho, según Bloomberg (opens in new tab), Edgett en particular fue escoltado fuera de la oficina central de Twitter. Esto último, en caso de ser cierto, sugeriría que Musk aún tiene cierto rencor por los problemas legales en los que le metió Twitter como causa de su primera decisión de dar marcha atrás con la adquisición de la red social.

¿Pero qué significa este cambio para los usuarios de Twitter? Pues tal vez mucho. Como libertario declarado, hace tiempo que todos asumimos que el hecho de que Musk se hiciera cargo de Twitter supondría un cambio drástico en la moderación de los contenidos de la plataforma, y el propio multimillonario lo ha confirmado. Por otro lado, otras ambiciones de Musk para el futuro de Twitter sugieren planes aún mayores sobre cómo cambiará la experiencia del usuario en Twitter en los próximos meses.

Así ha sido el culebrón

Elon Musk en Saturday Night Live

(Image credit: NBC)

El primer paso que dio Musk en sus planes para la adquisición oficial de Twitter fue incluso antes de haber presentado un acuerdo para la plataforma. Musk comenzó a comprar poco a poco acciones de Twitter a principios de 2022 para convertirse en el principal accionista de la red social a principios de abril. Más tarde, ese mismo mes, surgieron los primeros indicios del supuesto acuerdo de 44.000 millones de dólares.

Luego, a mediados de mayo, medio mes después, el acuerdo entre Musk y Twitter se estancó de forma repentina. Musk sugirió que su inesperado cambio de opinión fue causado por su descubrimiento de que Twitter supuestamente contenía más cuentas falsas y bots de lo que le habían hecho creer.

Sin embargo, los de Twitter no quedaron contentos con esa decisión y presentaron una demanda con la esperanza de que Musk cumpliera su parte del acuerdo previsto.

El proceso judicial no tardó en iniciarse, pero no duró mucho. A principios de este mes, Musk finalmente accedió (opens in new tab) a seguir adelante con el acuerdo, con la condición de que todos los procedimientos legales se pausaran de inmediato.

Ayer mismo, 27 de octubre, pudimos ver las primeras señales de que la adquisición se acercaba a su esperado punto final, ya que Musk tuiteó imágenes de sí mismo entrando por las puertas de Twitter sosteniendo... un fregadero. Sí, literalmente, te mostramos el tuit con el vídeo en cuestión:

See more

Cambios por todos lados: solo se salva el cuarto de las escobas

Si nos creemos las palabras del propio Musk, según él, su adquisición de Twitter (a regañadientes) es algo que él considera una aventura filantrópica. En un comunicado publicado en su cuenta de Twitter, el controvertido multimillonario ha sugerido el tipo de cambios que tiene en mente para la red social ahora que está al mando.

"La razón por la que adquirí Twitter es porque es importante para el futuro de la civilización tener un lugar digital común en el que se pueda debatir una amplia gama de creencias de manera saludable, sin recurrir a la violencia", escribió Musk (opens in new tab). "Actualmente existe un gran peligro de que las redes sociales se conviertan en herramientas usadas por la extrema derecha y extrema izquierda para hacerse eco, generando más odio y dividiendo a nuestra sociedad".

"Por eso compré Twitter. No lo hice porque fuera fácil. No lo hice para ganar más dinero. Lo hice para intentar ayudar a la humanidad, a la que adoro".

Típico de un empresario de larga trayectoria como Musk, el nuevo propietario de Twitter también señaló sus planes de reinventar los procesos de publicidad de la plataforma. En una audaz declaración, Musk sugirió sus aspiraciones de que Twitter se convierta en "la plataforma publicitaria más respetada del mundo".

"Los anuncios de baja relevancia son spam", escribió Musk. "¡Pero los anuncios de alta relevancia son contenido!".

En un mensaje de texto personal publicado durante los procedimientos legales entre Musk y Twitter, el prominente amigo de Musk y popular podcaster Joe Rogan preguntó al fundador de Tesla: "¿Vas a liberar a Twitter de la mafia feliz de la censura?"

Efectivamente, Musk planea "liberar" Twitter, pero quizás no de una forma que pueda mejorar la experiencia de la mayoría de sus usuarios. Más anuncios y menos moderación parece ser el plan de juego general que Elon Musk planea para Twitter ahora que está al mando, y con ese rápido primer paso de echar a los anteriores líderes de la plataforma, es probable que ese plan entre en vigor más pronto que tarde.

Soy ingeniera informática y editora del equipo de TechRadar España. Me gusta todo tipo de tecnología, pero los ordenadores son mis dispositivos preferidos. Además de escribir sobre ellos me encanta arreglarlos, al fin y al cabo, pueden llegar a estar tan locos como yo.

Aportaciones de