Twitter veta las aplicaciones de terceros

Elon Musk and Twitter
(Crédito de imagen: Getty Images)

Twitter ha prohibido oficialmente todas las aplicaciones de terceros, es decir, de todos los clientes basados en su plataforma. Se trata de otro movimiento polémico de Elon Musk, que se convirtió en propietario de Twitter a finales del 2022.

Hablamos de aplicaciones muy populares, como Twitteriffic, Tweetbot y Fenix, desarrolladas para permitir a los usuarios ver tuits o mensajes de microblog en la página web de Twitter en tiempo real y publicar los suyos propios. Los clientes externos de Twitter dejaron de funcionar a principios de enero, echando por tierra años de trabajo y dejando tirados a miles de usuarios que los utilizaban.

La decisión se hizo oficial con un Tweet bastante vago, en el que simplemente se decía que "Twitter está endureciendo las normas en torno a las API y algunas de ellas podrían dejar de funcionar."

De la frustración nace la innovación

See more

El pasado jueves, dos días después del primer tuit, la empresa actualizó su contrato para desarrolladores, especificando que los creadores de apps ya no pueden crear sus propios clientes.

La nueva cláusula prohíbe "utilizar o acceder al Material Autorizado para crear o intentar crear un servicio o producto que sustituya o sea similar a las Aplicaciones de Twitter" y es el único cambio sustancial del documento. 

Esto confirma lo que los productores de muchos clientes populares de Twitter han sospechado en los últimos días, a saber, que los servicios de Twitter de terceros ya no son bienvenidos.

Twitter da un portazo en la cara a los desarrolladores

En los últimos años, clientes como Tweetbot y Fenix contaban con muchos seguidores porque, además de excluir los anuncios, ofrecían servicios extra ausentes en la plataforma. En el 2021, Twitter modificó sus políticas para desarrolladores eliminando una sección que desaconsejaba (aunque no prohibía) a los creadores de aplicaciones "replicar" su cliente.

El cambio formaba parte de un plan más amplio para mejorar su relación con los desarrolladores, incluidos los creadores de clientes de terceros.

Además, este "canal de comunicación" no forma parte de los planes de la nueva dirección, ya que los creadores de las apps eliminadas aún no han recibido ninguna comunicación de Twitter.

Los creadores de las aplicaciones no se lo tomaron nada bien, y algunos de ellos, como Matteo Villadi Fenix y Sean Heber, de Twitterrific, expresaron su decepción:

"No es del todo inesperado, pero la falta de comunicación es un poco insultante".

Villa ya ha retirado la versión para Android de Fenix de la Play Store, pero señala que la versión para iOS de su aplicación sigue teniendo acceso a la API, al menos por ahora. "Acabo con una aplicación que funciona bien en iOS y que la gente sigue comprando, pero me pregunto si debería tirar de esa también".

Sean Heber, de Twitterrific, escribió un post en su blog en el que afirmaba que, tras 16 años de honorable servicio, la aplicación ha dejado de funcionar: "Sentimos comunicar que la repentina e indigna desaparición de la aplicación se debe a un cambio de política no anunciado ni documentado por un Twitter cada vez más voluble, un Twitter que ya no reconocemos como digno de confianza y con el que ya no deseamos trabajar."

Así pues, el divorcio con los desarrolladores de aplicaciones de terceros parece definitivo.

Editor en TechRadar España de día, guitarrista de blues y friki de los cómics de noche. ¿O era al revés?


Aportaciones de