Twitter ya está probando su plan de verificación de 8 dólares al mes

Elon Musk and Twitter
Changes are coming to Twitter (Crédito de imagen: Getty Images)

Ha habido mucha actividad en Twitter desde que Elon Musk se hizo cargo de la plataforma por la friolera de 44.000 millones de dólares (opens in new tab), y el polémico cambio en el sistema de verificación de la red social se está probando ahora en la aplicación de Twitter para iOS.

Una actualización de la aplicación para iOS que se lanzó el fin de semana (según Engadget (opens in new tab) y otros) introdujo la opción de pagar 7,99 dólares al mes por la marca de verificación azul. Se vende como parte de una suscripción a Twitter Blue, que ya existe por 4,99 dólares al mes en algunos países, aunque sin la verificación incluida.

Después de que algunos usuarios informaran de que tenían problemas con el nuevo plan de pago, un tuit posterior de Esther Crawford (opens in new tab), de Twitter, sugería que la función estaba todavía en fase de "pruebas" y que aún no se había implementado por completo.

Verificarse o no verificarse

El nuevo enfoque de la verificación de cuentas ya ha atraído mucha prensa negativa. Antes, los checks azules (que confirman las cuentas auténticas gestionadas por personas reales) se entregaban gratuitamente tras un proceso de revisión manual.

Otro cambio en la última actualización de la aplicación de Twitter para iOS es la inclusión de una pestaña de verificación en la pantalla de notificaciones, lo que significa que las respuestas de los usuarios verificados aparecen antes que cualquier otra. Esto puede ser para reducir el impacto de los bots y spammers, aunque seguramente muchos bots y spammers tendrán los fondos para pagar los 8 dólares al mes.

También este fin de semana, Elon Musk ha tuiteado (opens in new tab) su intención de introducir la posibilidad de adjuntar notas de texto de formato largo a los tuits, ahorrando la necesidad de hacer capturas de pantalla de grandes bloques de texto. Según Musk, los creadores podrán monetizar este contenido.

Entretanto, en España, la temperatura del debate sobre la red social sube cada vez más, con varios famosos quejándose públicamente por la inminente implementación de la tasa mensual por el check azul. Asímismo, la directiva que coordinaba Twitter España ha sido despedida fulminantemente, en lo que parece ser un toque de atención por parte del nuevo CEO sobre la arbitrariedad con la que se han suspendido cuentas que expresaban opiniones "molestas" para algunos sectores políticos. Pero UGT defiende que los despidos de 26 trabajadores en España son nulos y exige que sean readmitidos cuanto antes, ya que, según aduce el sindicato, este despido no se ajusta a la legislación española.


Twitter está cambiando para siempre

Sabíamos que cuando Elon Musk asumió el mando de Twitter habría muchos cambios, pero poca gente podría haber predicho la velocidad con la que se implementarían. Estamos viendo cambios importantes en aspectos fundamentales de la plataforma después de sólo unos días. 

En España, la temperatura del debate sobre la red social sube cada vez más, con varios famosos quejándose públicamente por la inminente implementación de la tasa mensual por el check azul. Asimismo, la directiva que coordinaba Twitter España ha sido despedida fulminantemente, en lo que parece ser un toque de atención por parte del nuevo CEO sobre la arbitrariedad con la que se han suspendido cuentas que expresaban opiniones "molestas" para algunos sectores políticos. Pero UGT defiende que los despidos de 26 trabajadores en España son nulos y exige que sean readmitidos cuanto antes, ya que, según aduce el sindicato, este despido no se ajusta a la legislación española. 

El nuevo sistema de verificación de pago es, sin duda, controvertido. Se argumenta desde el bando anti-Musk que muchas personas que realmente necesitan verificar su identidad en línea no son ricas, mientras que muchos potenciales delincuentes tienen dinero para financiar una marca de verificación azul. Por otro lado, muchos han señalado que 8 dólares al mes no es un precio desorbitado al alcance de unos pocos, ni tampoco es un despilfarro ni un bajón tan grande en el presupuesto de quien ya paga una tarifa mensual por su conexión a internet, su tarifa móvil y la renovación periódica de sus dispositivos. En cualquier caso, parece que el nuevo sistema está a punto de aplicarse.

Está claro que hay mucho que arreglar en Twitter, y hay que admitir que el actual proceso de verificación es frustrante a su manera. La plataforma no gana suficiente dinero con la publicidad, y la mayor parte del contenido de Twitter es generado por una minoría de usuarios, una situación nada saludable para una aplicación que se basa en el compromiso.

En otras palabras, Musk tiene un gran reto entre manos: definitivamente se necesitan cambios radicales, pero está por ver si las decisiones que se están tomando ahora son las correctas, o si se están implementando en el momento adecuado.

Editor en TechRadar España de día, guitarrista de blues y friki de los cómics de noche. ¿O era al revés?


Aportaciones de