La última radical idea de Elon Musk para Twitter podría acabar con la plataforma para siempre

Elon Musk y Twitter
(Crédito de imagen: Getty Images)

No hace ni una semana desde que Elon Musk se ha convertido en el propietario de Twitter (opens in new tab), y sus planes para reformar el proceso de verificación de la plataforma ya suenan fatal.

Según The Verge (opens in new tab), Musk planea aumentar el precio mensual de Twitter Blue, que es la suscripción que ofrece acceso exclusivo a funciones premium como editar tuits, así como obtener iconos personalizados y funciones exclusivas. Según esta información, el precio pasaría de ser de 4,99 dólares a ser de 19,99 dólares en EEUU, lo cual es un aumento inmenso. Pero ese no es el gran problema.

Resulta que al suscribirse, los usuarios de Twitter Blue también serán verificados, lo que les da una marca azul junto a su nombre de usuario, algo que antes estaba limitado a los usuarios verificados, como las figuras públicas, los políticos y los miembros de los medios de comunicación.

Por otro lado, los usuarios que ya están verificados tendrán un plazo de 90 días para apuntarse a este nuevo plan, o perderán su tick azul.

Esto nos parece una idea malísima que podría acabar con la plataforma, sobre todo porque de esta manera, los trolls con pocos seguidores solo tendrían que pagar para conseguir ser verificados, haciendo que el sistema del tick azul sea irrelevante.


Pagar por verificar la cuenta de Twitter es una idea terrible

See more

Conseguir la verificación en Twitter (opens in new tab) puede ser un proceso lento y frustrante, en el que tienes que enviar a la empresa múltiples enlaces web como prueba de que eres una persona real y que mereces el tick azul.

Hay personas a las que se del deniega la verificación varias veces antes de poder conseguir esa deseada marca azul, y a veces no se sabe ni la razón por la que no se ha aceptado. Es justo, por lo tanto, decir que el proceso debería ser revisado.

Sin embargo, cobrar 20 dólares al mes por esto no es el camino a seguir. Es el equivalente a abrir las puertas y hace que la verificación pierda todo su sentido, ya que su objetivo se supone que es ayudar a los usuarios a saber si una cuenta es auténtica o de interés público. Por otro lado, a un precio cuatro veces superior al de una suscripción a Twitter Blue, va a ser difícil de vender.

Por si fuera poco, Musk supuestamente ha dicho que los desarrolladores de Blue serán despedidos si esta novedad no está activada para el 7 de noviembre.

Si unimos los hechos anteriores, podríamos estar a punto de ver el comienzo de los días oscuros de Twitter, y posiblemente el final de la libertad de uso de Twitter, que curiosamente era lo que en teoría buscaba el multimillonario.

Soy ingeniera informática y editora del equipo de TechRadar España. Me gusta todo tipo de tecnología, pero los ordenadores son mis dispositivos preferidos. Además de escribir sobre ellos me encanta arreglarlos, al fin y al cabo, pueden llegar a estar tan locos como yo.

Aportaciones de