El Samsung Galaxy S23 está al caer, pero puede que el Pixel 7 Pro ya haya ganado la partida

Google Pixel 7 Pro and leaked images of the Samsung Galaxy S23 Ultra
(Crédito de imagen: Future)

Ya hemos pasado oficialmente el ecuador de enero del 2023 y sólo faltan unos días para el lanzamiento de la actualización de este año de la gama de smartphones insignia de Samsung: el Samsung Galaxy S23 (opens in new tab)

Preparado para su lanzamiento oficial durante el próximo evento Unpacked de Samsung el 1 de febrero a las 19:00 (hora de Madrid), el último trío de lanzamientos Galaxy ya ha sido objeto de algunas filtraciones que nos han dado una idea de lo que podemos esperar.

Y a pesar de algunas posibles mejoras impresionantes, es difícil que estos rumores me convenzan de que lo último de Samsung derrocará al Google Pixel 7 Pro como el mejor teléfono Android que el dinero puede comprar.

¿Hasta qué punto es superior el rendimiento?

De los cambios potenciales más notables para los últimos smartphones Samsung Galaxy, la inclusión de la CPU Qualcomm Snapdragon 8 Gen 2 para la serie en todas las regiones podría decirse que encabeza la lista.

Por decir algo obvio, el Snapdragon 8 G2 es una CPU incuestionablemente potente para su inclusión en un smartphone, sobre todo cuando se trata de tareas más pesadas para terminales como juegos o streaming. Y eso a pesar de no ser capaz de igualar las envidiables cotas alcanzadas por el A16 Bionic que se encuentra en el iPhone 14 Pro y el iPhone 14 Pro Max (opens in new tab).

En cualquier caso, lo que esta actualización significaría para el Samsung Galaxy S23 es una mejora notable de lo que los nuevos terminales de Samsung pueden lograr tanto desde el punto de vista del rendimiento como de la pantalla. 

Qualcomm Snapdragon 8 Gen 2

Rendimiento de juego móvil gracias al Qualcomm Snapdragon 8 Gen 2  (Image credit: Qualcomm)

Por ejemplo, se rumorea que el nuevo chip del Galaxy S23 es compatible con el trazado de rayos acelerado por hardware. Sólo con eso, los nuevos teléfonos de Samsung podrían entrar teóricamente en el debate sobre el mejor teléfono gaming (opens in new tab).

Qualcomm (opens in new tab), el fabricante del chip, presume de que es capaz de alcanzar una resolución de pantalla de 4K a 60 Hz, la resolución de pantalla QHD+ a 144 Hz, algo menos asombrosa, y una gama de alto rango dinámico (HDR) que incluye HDR Vivid, HDR10+ y HDR10.

A grandes rasgos, esto permite que las pantallas de los teléfonos equipados con el Snapdragon 8 G2 se acerquen mucho más a las de los televisores domésticos de gama alta, algo antes inimaginable para un dispositivo que cabe en la palma de la mano. Todos los rumores sobre las mejoras de rendimiento del Galaxy S23 en comparación con el S22 apuntan a un aumento del 36% en la velocidad del procesador, del 48% en el rendimiento gráfico y del 60% en el procesamiento neural.

Todo esto está muy bien y es muy emocionante, pero ¿qué significa realmente para el usuario medio de smartphones?

Siendo realistas, probablemente no mucho. Y el nuevo chip que, según los informes, se incluirá en el Samsung Galaxy S23 tampoco es tan drásticamente superior al Google Tensor G2 que se encuentra en el Google Pixel 7 Pro como para exigir una actualización lateral, a menos que seas un ávido jugador móvil o tu smartphone sea tu dispositivo de streaming.

En factores clave para los usuarios medios de smartphones, como la duración de la batería, el Google Tensor G2 rinde posiblemente igual de bien que el Snapdragon 8 G2, al tiempo que alimenta un smartphone que es mucho menos caro que el Samsung Galaxy S23. Pero ya llegaremos a eso.

Una competición reñida

Por otra parte, el Samsung Galaxy S23 está listo para ofrecer una generosa mejora en lo que respecta a su cámara. Esperábamos que el Samsung Galaxy S23 incorporara el impresionante sensor ISOCELL HP1 de 200MP del bloque de cámaras de Samsung (lanzado el año pasado), pero rumores más recientes han sugerido que el Samsung Galaxy S23 Ultra especialmente podría ir un paso más allá con una actualización de este sensor que potenciará el soporte para una fotografía superior en condiciones de poca luz.

Aparte de esto, parece que las cámaras de la serie Samsung Galaxy S23 seguirán siendo prácticamente las mismas que las del S22. Aun así, esta importante mejora del perfil de la cámara del nuevo teléfono impresiona e inspira un mayor entusiasmo por el aumento de la potencia y la calidad de las cámaras de los smartphones.

A leaked render of the Galaxy S23 and S23 Ultra in green on a blue background

(Image credit: Samsung / SnoopyTech)

Pero esta actualización del hardware de la cámara del S23 también nos lleva a preguntarnos de dónde viene realmente la magia de la fotografía moderna para el usuario medio de smartphones. El Galaxy S23 y, en particular, el S23 Ultra parecen tener una clara ventaja en términos de calidad del hardware de la cámara sobre su principal competidor Android, el Google Pixel 7 Pro, pero ¿es esto realmente todo lo que parece?

Esto tampoco quiere decir que el Pixel 7 Pro tenga un hardware de cámara débil. De hecho, nuestro análisis (opens in new tab) incluso llegó a declarar la cámara del Google Pixel 7 Pro como "una de las mejores cámaras de smartphone de la historia". Esto podría deberse principalmente al software que ofrece el Pixel 7 Pro en términos de soporte fotográfico, y es aquí donde la proeza fotográfica de la creación de Google brilla más. 

Google Pixel 7 Pro

(Image credit: Peter Hoffmann)

El Enfoque Macro y el Super Zoom son impresionantes, Photo Unblur, Real Tone y Night Sight aún más, y la facilidad con la que las fotos se pueden elevar a niveles excepcionales con el Pixel 7 Pro son actualmente insuperables. Y el Pixel 7 Pro logra esto no solo con las fotos que hace él mismo, sino también con fotos que has hecho con smartphones anteriores o incluso también cámaras de fotos.

Por supuesto, Samsung Galaxy S23 podría intentar incluir soporte de software para intentar igualar esta calidad de su competidor Pixel, pero aún está por ver si lo hará. E incluso si lo hace es casi seguro que vendrá con un precio más alto adjunto.

El precio importa

Sin lugar a dudas, el área en la que el Google Pixel 7 Pro (y su hermano el Google Pixel 7, en menor medida) supera claramente a sus principales competidores, incluidos Samsung y Apple, es el precio. Este precio se puede combinar con el resto de factores (software, hardware, diseño, etc) para determinar la valoración general. 

Y en este terreno, el Pixel 7 Pro reina sobre todos, y no parece que el Samsung Galaxy S23 vaya a hacer algo para cambiar esto.

Se rumorea que los precios del Galaxy S23 comenzarán desde 799 dólares (podemos esperar unos 1.000€ en España) para el S23 básico con 128GB de almacenamiento, 999 dólares (unos 1.200€) para el S23 Plus con 128GB de almacenamiento y 1.249 dólares (unos 1.500€) para el S23 Ultra.

Esto destaca bastante en comparación con el lanzamiento del Google Pixel premium del año pasado, el Google Pixel 7 Pro, que se lanzó a precios desde 899€ para el Pro con almacenamiento de 128GB. 

Por supuesto, el Samsung Galaxy S23 premium seguirá teniendo un precio inferior al de los modelos de iPhone de gama alta, pero el Google Pixel 7 Pro, no obstante, lo supera en atractivo para los presupuestos más ajustados.

Y con la actual crisis del coste de la vida, ahora mismo somos más los que tenemos presupuestos más ajustados que en cualquier otro momento de la última década. Este factor más que cualquier otro es lo que eleva al Google Pixel 7 Pro a territorios aparentemente intocables, con el Samsung Galaxy S23 pareciendo tan probable que se quede corto como su predecesor cuando se trata del título de mejor teléfono Android basado en la valoración general.

Google Pixel 7 Pro phone

(Image credit: Future / Philip Berne)

Aunque en líneas generales el Samsung Galaxy S23 parece una serie de smartphones más impresionante sobre el papel que los Google Pixel 7 y Pixel 7 Pro, ¿serán tan superiores como para justificar la diferencia de precio del Galaxy S23 Ultra en comparación con el Pixel 7 Pro?

Para la mayoría de usuarios de smartphones, la respuesta probable será un "no". 

¿Necesitan la mayoría de los consumidores una pantalla con calidad de televisión en la palma de su mano? No, y la mayoría no notaría la diferencia. ¿Necesitará la mayoría de los consumidores un smartphone con un hardware de cámara más impresionante sobre el papel, pero aparentemente menos soporte de software para que sus fotos brillen? Probablemente no, a no ser que les apasione la fotografía y los laboriosos procesos de edición que suele conllevar.

Con el precio y la forma en que un artículo encaja en presupuestos más ajustados, jugando un papel más prominente en la determinación del valor general en el clima de consumo actual, el Pixel 7 Pro tiene una ventaja existente que no parece que vaya a perder. Y no hay razón para creer que el Pixel 8 Pro no se lanzará a finales de este año a un precio similar con mejoras incluidas para acercar mucho más su rendimiento al que esperamos ver en el Galaxy S23.

En última instancia, hay una pregunta que esta nueva serie de teléfonos Galaxy necesita responder si es probable que me convenza de que cualquiera de sus ofertas cuenta con un valor agregado que supera al del Google Pixel 7 Pro: ¿hace lo suficiente para justificar el coste? 

Unas especificaciones superiores son una cosa, pero ¿hasta qué punto es realmente superior en la práctica?

Antonio Romero

Editor en TechRadar España de día, guitarrista de blues y friki de los cómics de noche. ¿O era al revés?


Aportaciones de