Cómo borrarte a ti mismo de Internet

Privacidad online
(Crédito de imagen: Gerd Altmann from Pixabay )

¿Alguna vez te has buscado a ti mismo en Internet? ¿Hay información que preferirías que nadie más viera? ¿Has pensado alguna vez en borrarte de Internet? En primer lugar, entiende que no es posible, al menos del todo. Internet existe desde hace mucho tiempo y es casi imposible eliminar todo rastro de ti de cualquiera que investigue lo suficiente. Aun así, hay medidas que puedes tomar para eliminar más de ti en Internet. Sin embargo, esto puede llevar mucho tiempo, suponiendo que haya mucho de ti expuesto en la red.

No obstante, hay pasos que puedes dar para minimizar tu presencia online, dificultando así que otros encuentren datos sobre ti.

Pasos para borrarse uno mismo de Internet

  • Intenta eliminar tus cuentas online antiguas 
  • Actualiza la configuración de privacidad de las cuentas que desees conservar
  • A partir de ahora, utiliza un navegador mejor
  • Evita y elimina las ofertas preseleccionadas
  • Instala una VPN
  • Evita las redes Wi-Fi públicas
  • Considera un servicio de eliminación de datos
  • Ponte en contacto con Google y otros propietarios de sitios web
  • Ten más cuidado con los sitios que visita en Internet y actúa de forma anónima

Herramientas y requisitos

  • La mejor manera de empezar a moverse por Internet es utilizar un ordenador (Windows o Mac) o una tablet que muestre páginas web a tamaño completo. Deberías evitar el uso de smartphones debido al tamaño limitado de su pantalla y a la falta de opciones de algunos sitios web en el móvil.

Guía paso a paso

1. Elimina las cuentas antiguas

(Image: © Facebook)

No hay una forma sencilla de determinar el número de cuentas online que tienes. Sin embargo, si utiliza un administrador de contraseñas, ya cuenta con herramientas para simplificar el proceso. Tanto si utilizas un gestor de contraseñas con productos integrados como el llavero de iCloud de Apple, puedes encontrar una lista de las páginas web que has visitado y almacenar un nombre de usuario y una contraseña.


A partir de ahí, visita el sitio e inicia sesión con las credenciales del gestor de contraseñas. Después, utiliza la herramienta de búsqueda del sitio para descubrir cómo eliminar tu cuenta.


Si no utilizas un gestor de contraseñas, tendrás que sentarte y hacer una lista de las posibles cuentas online que tengas y que quieras eliminar. A partir de ahí, visita cada sitio y sigue las instrucciones en pantalla para eliminar tu cuenta.

2. Actualiza la configuración de privacidad de las cuentas restantes

(Image: © Twitter)

Una vez eliminadas las cuentas innecesarias, es hora de reforzar la configuración de privacidad de las que quieras conservar. La mayoría de los sitios ofrecen niveles de privacidad para las cuentas; asegúrate de seleccionar el que ofrezca la seguridad más estricta.


Dependiendo del tipo de cuenta, también debes asegurarte de que tus publicaciones públicas estén protegidas y sólo sean accesibles para quienes tú quieras.


Por ejemplo, Facebook ofrece una configuración de privacidad avanzada para ayudar a bloquear las cuentas.


Considera también la posibilidad de añadir un doble factor de autenticación a tus cuentas. Con la autenticación de dos factores, puedes ir más allá de las contraseñas a la hora de acceder a tus datos en nuevos dispositivos.

3. Utiliza un navegador mejor

(Image: © Sofia Wyciślik-Wilson)

Hay muchos navegadores en el mercado. Para avanzar, considera cualquiera de las mejores herramientas de privacidad y navegadores anónimos. Gratuitas y de pago, estas herramientas toman algunas medidas adicionales para bloquear los rastreadores y proteger tu privacidad.

4. Evita y elimina las ofertas preseleccionadas

(Image: © Shutterstock)

Es triste pero cierto: en todo el mundo hay traficantes de datos que recopilan y venden nuestra información personal. Sin embargo, en España hay herramientas que puedes utilizar para proteger mejor tus datos de estas empresas, como por ejemplo la Lista Robinson.


Con unos sencillos pasos, El Servicio de Lista Robinson te permite, de forma fácil y gratuita, evitar publicidad de empresas a las que no hayas dado tu consentimiento para que te envíen publicidad. Funciona para publicidad por teléfono, correo postal, correo electrónico y SMS/MMS. 


5. Instala una VPN y evita usar Wi-Fis públicas

(Image: © Google)

Utilizando uno de los mejores servicios VPN, puedes cifrar tu tráfico de Internet en tu casa u oficina. De este modo, a los piratas informáticos les resultará un poco más difícil rastrear tus actividades online. Con una VPN, es menos probable que se ponga en línea nueva información personal. Los servicios VPN actuales se pueden instalar en ordenadores y dispositivos móviles.


Para protegerte mejor fuera de casa o de tu lugar de trabajo, también puedes evitar el uso de redes Wi-Fi públicas. Aunque estas conexiones son cómodas, no son necesariamente seguras. Como mínimo, evita utilizar Wi-Fi públicas para acceder a información bancaria y otros datos identificativos que los piratas informáticos podrían obtener y colocar en línea.

6. Considera contratar un servicio de eliminación de datos

(Image: © Shutterstock / metamorworks)

También puedes plantearte recurrir a un servicio de eliminación de datos para borrarte de Internet. Estas empresas son expertas en encontrar información personal en línea, como tu nombre, dirección, número de teléfono, dirección de correo electrónico y perfiles en redes sociales. Tras ver esta información, pueden ponerse en contacto con los sitios web y solicitar la eliminación de datos.

Existen varios servicios de eliminación de datos, como OneRep, PrivacyBee y DeleteMe.

7. Contactar con Google y otros propietarios de webs

(Image: © Google)

Google es el mayor motor de búsqueda del planeta. Por lo tanto, es lógico que la mayor parte de la información personal que desea ocultar esté a la vista de todos. Los europeos están protegidos por el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), que permite a los residentes opinar sobre la forma en que las organizaciones privadas manejan los datos personales. Una de las normas fundamentales del RGPD es el "derecho al olvido".


Dado que Google extrae mucha información de las redes sociales, también es importante reevaluar y volver a comprobar la configuración de privacidad de estos servicios. Y antes de publicar un nuevo post, asegúrate de comprobar dicha configuración. Por ejemplo, si sólo quieres que tu familia y amigos vean una publicación, y no el público en general, selecciona esa configuración antes de pulsar el botón de publicar.


Otra vía para borrarte de Internet es ponerte en contacto con la web donde están alojados los datos que quieres que se eliminen. ¿Funcionará? Tal vez, aunque no hay garantías.


8. Ten más cuidado con lo que haces en Internet, navega de incógnito

(Image: © Future)

La inmensidad y el alcance de Internet son dos de las razones por las que es tan popular y esencial en la vida cotidiana. Sin embargo, puedes hacer algunas otras cosas para protegerte mejor y, a su vez, hacer que sea más probable que te elimines de internet.


En términos generales, debes hacer un mejor trabajo y limitar tu actividad en línea. Hacerlo significa crear menos cuentas online y visitar menos sitios web.

Cuando visites una web nueva que requiera información de correo electrónico para continuar, utiliza un email desechable, o un seudónimo o apodo.

 

Muchos de los mejores sistemas de correo electrónico seguro incluyen ahora la creación de direcciones de email que son fáciles de desechar cuando ya no se necesitan.


Para mayor tranquilidad, revisa y actualiza periódicamente la configuración de privacidad de sus cuentas online. Los propietarios de sitios web, sobre todo de redes sociales, modifican a menudo estos parámetros, normalmente en beneficio de sus usuarios.

FAQs

¿Se puede desaparecer realmente en Internet?

En Internet no se puede desaparecer del todo. Sin embargo, hay varias medidas que puedes tomar para que tu presencia en Internet sea más difícil de encontrar. Un buen punto de partida, sobre todo si tienes recursos económicos, es pagar por un servicio de privacidad en Internet. Estas organizaciones, como DeleteMe y OneRep, se dedican a borrar información personal de Internet. No es una solución perfecta, pero podría ser el mejor punto de partida.


¿Puedes borrarte de Internet gratis?

Aunque no puedes alejarte totalmente de Internet, hay muchas formas de avanzar en esa dirección. Por suerte, la mayoría son gratuitas. Además, estas herramientas suelen ser rápidas y sencillas, desde ajustar tu información de privacidad en redes sociales y otros sitios web hasta cerrar cuentas online que ya no utilizas.

¿Cómo puedo evitar que mi nombre aparezca en una búsqueda de Google?

Google tiene el motor de búsqueda en línea más extenso del mundo. Las leyes que rigen su ubicación determinan en gran medida qué tipo de información puede solicitar a Google que elimine. En lugar de intentar ponerte en contacto con una persona de Google, es mejor que te pongas en contacto con el sitio web que aloja la información que deseas eliminar del motor de búsqueda de Google. Un simple correo electrónico o una llamada telefónica puede ser todo lo que necesitas para que la información se elimine para siempre.

Conclusión

Si has estado conectado a Internet de alguna manera, es probable que haya información personal sobre ti circulando en la red. Aunque es imposible borrarte por completo de Internet, hay medidas que puedes tomar para eliminar cierta información. La mayoría de las medidas que puedes tomar son gratuitas, aunque los servicios de privacidad en Internet de pago pueden ser la mejor solución para ti.

Antonio Romero

Editor en TechRadar España de día, guitarrista de blues y friki de los cómics de noche. ¿O era al revés?


Aportaciones de