Skip to main content

El Samsung Galaxy S23 Ultra contará con la cámara de mis pesadillas, según los rumores

Módulo de cámaras del Samsung Galaxy S22 Ultra
(Crédito de imagen: Future)

Cuando escucho rumores sobre cámaras de súper alta resolución que supuestamente llegarán a dispositivos como el Samsung Galaxy S23 (opens in new tab) Ultra o en futuros móviles de Motorola, no puedo evitar acordarme del Xiaomi Mi Note 10 (opens in new tab). Ese fue el primer teléfono que llegó al mercado con un sensor principal de 108MP, y es uno de los móviles con las mejores cámaras (opens in new tab) que he probado en mi vida... pero conforme pasa el tiempo, me planteo si mi opinión en realidad era "a pesar de" ese sensor de tan alta resolución, en vez de "gracias a él".

Han pasado tres años desde el lanzamiento del Xiaomi Mi Note 10, y hoy en día, las cámaras de 108MP son cada vez más comunes en los teléfonos. Las vemos tanto en dispositivos asequibles como el Realme 9 4G (opens in new tab), como en los terminales más premium del mercado como el Samsung Galaxy S22 Ultra (opens in new tab), y está claro que las compañías usan estas cámaras como un gran punto de venta para promocionar sus nuevos móviles. 

En otras palabras, esos sensores de 108MP, son puro marketing. Al menos la mayoría de las veces, y las distintas marcas aprovechan el hecho de que esas altas cantidades de megapíxeles atraen a los consumidores, y se centran eso, en vez de equipar sus dispositivos con un conjunto completo de cámaras realmente funcionales. Eso ha dado lugar a un estancamiento, en lo que respecta a los avances en las cámaras de los teléfonos, en muchos móviles económicos o de gama media.

Ahora que las últimas noticias hablan de que los móviles de nueva generación que están por venir empezarán a llegar con sensores de 200MP, me preocupa que los fabricantes se hayan olvidado por completo de en qué deberían centrarse, es decir, en la calidad de las cámaras, y en vez de eso, se cieguen con la intención de priorizar las especificaciones y los números más comercializables.

La carrera por los 200MP

Recientemente, Motorola ha compartido (a través de Weibo (opens in new tab), la red social china) una fotografía hecha con su Moto X30 Pro, que es un móvil que se lanzará próximamente y que cuenta con un sensor de 200MP. Esta "confirmación", llega tras meses y meses de rumores que afirmaban que ese teléfono sería el primero en llegar al mercado con una cámara de tan alta resolución.

Sin embargo, puede que el Moto X30 Pro no sea el único en el mercado que tenga un sensor así por mucho tiempo, ya que el fiable filtrador Ice Universe ha filtrado que el Samsung Galaxy S23 Ultra también vendrá con una cámara de 200MP. Al parecer, no será el mismo sensor que tiene el Moto X30 Pro, ni tampoco el recientemente anunciado sensor ISOCELL HP3 de Samsung, sino que optarán por un sensor alternativo que todavía no han anunciado.

See more

Según Ice Universe, la imagen compartida por Motorola se hizo usando la tecnología del pixel binning, que lo que hace es unir distintos píxeles adyacentes (4 píxeles concretamente en el caso de la foto de Motorola) en uno solo más grande, creando una imagen final que es cuatro veces más pequeña en comparación con la resolución total del sensor, pero que se beneficia de cuatro veces más datos de imagen para esa imagen de menor resolución. Estos datos se utilizan para pulir ciertas imperfecciones, como el movimiento, el ruido y los problemas de poca luz.

Vale, entonces, ¿por qué las marcas piensan en usar sensores de 200MP? Pues el pixel binning es precisamente uno de los motivos más importantes; significa que las empresas pueden garantizar que las imágenes resultantes sigan siendo de alta resolución. También permite que la técnica del pixel binning funcione a mayor escala: en vez de juntar 4 píxeles en 1 y fotografiar a 50MP, podrían ser 10 en 1, consiguiendo imágenes increíbles de 20MP (es lo que hemos comentado antes, son menos megapíxeles, pero contarían con muchos más datos de imagen para pulir los resultados).

La tecnología también permite capturar imágenes con la resolución nativa del sensor, que pueden ampliarse para hacer grandes carteles o vallas publicitarias, o simplemente recortarse conservando gran cantidad de detalles y calidad en general.

Por supuesto, ser capaz de comercializar un teléfono con una "cámara de 200MP" es probablemente un gran atractivo para las marcas, y parece ser una de las principales razones por las que Motorola ha querido ser el primero en comercializar un dispositivo con esta cámara.

También es importante señalar que "más píxeles" no tiene por qué significar "mejores imágenes"; esto solo garantiza que serán "más nítidas". El tamaño de los píxeles es una característica mucho más importante, ya que los píxeles más grandes pueden captar más luz, haciendo que los resultados se vean más brillantes y coloridos.

Este es un problema que ya ha afectado a los sensores actuales de 108MP: a pesar de las ventajas de su alta resolución y el pixel-binning que ofrecen, las imágenes a menudo no son tan buenas como las que consiguen ciertos sensores de 12MP de alta calidad. Al fin y al cabo, hay una razón por la que los móviles de Sony y Apple siguen contando con sensores de 12MP y, aun así, siguen estando en lo más alto de nuestro ranking de teléfonos con las mejores cámaras (opens in new tab) del mercado.

De verdad, tener más megapíxeles no garantiza los mejores resultados.

Hay una pregunta más práctica: ¿quién necesita realmente hacer fotos de tan alta resolución? Yo no comparto mis fotos en vallas publicitarias gigantes; la mayoría de las fotos que hago van a parar a redes sociales como Instagram, que limitan la resolución a 1080x1080. Lo cierto es que con una cámara de 2MP se pueden hacer fotos con más resolución que eso, lo que hace que incluso los 20MP puedan llegar a ser redundantes (y antes de que comiencen a llegarme correos electrónicos de lectores en desacuerdo, quiero señalar que soy consciente de que hay otros factores, más allá de la resolución bruta, cuando hablamos de teléfonos con buenas cámaras. Solo estoy señalando este hecho para dar ese toque dramático a mi exposición).

Sony Xperia 1 IV

El módulo de cámaras del Sony Xperia 1 IV (Image credit: Future)

Si estuviera siendo cínica, diría que el aumento de las cámaras de 108MP en el mercado se debe sobre todo al marketing, y al intento de ofrecer algún beneficio fotográfico real al usuario. Hay una razón por la que la gran mayoría de los teléfonos con cámaras de 108MP son dispositivos económicos de marcas chinas. Esos móviles suelen ofrecer una o dos especificaciones que llaman la atención de los consumidores para parecer competitivos, y las cifras de ventas sugieren que estos trucos funcionan.

Si quieres hacerte una idea de lo poco que importa en realidad el aumento de los megapíxeles, basta con que te fijes en que hay muy pocas cámaras DSLR que superan los 100MP. De hecho, de todos los modelos que aparecen en nuestra guía de compra de las mejores cámaras DSLR (opens in new tab), el sensor de mayor resolución que aparece cuenta con 45MP, y son pocos los modelos profesionales y de nicho que superan esa cifra.

¿Y dónde está el problema?

He probado muchos teléfonos con distintas cámaras, desde modelos baratos a otros súper premium, y entre ellos, hay varios modelos que cuentan con un sensor de 108MP.

El Xiaomi Mi Note 10 fue el primero, y aunque es verdad que me gustó el gran nivel de detalle que su cámara principal era capaz de captar, lo cierto es que al final fueron las cámaras adicionales las que realmente resultaron más divertidas de usar; concretamente sus dos objetivos zoom: uno para retrato y otro para teleobjetivo a distancia.

Y esto refleja lo que hace que un teléfono ofrezca una experiencia con la cámara realmente excepcional: la versatilidad. Al igual que el propietario de una cámara DSLR o sin espejo necesita llevarse a cuestas multitud de lentes para estar preparado ante cada escenario concreto, los móviles con cámaras necesitan tener varias lentes traseras para que puedas elegir en cada momento la que mejor te venga; ya sea una ultra gran angular o un zoom muy potente.

Xiaomi Mi Note 10

El Xiaomi Mi Note 10 (Image credit: Future)

Cuando las compañías equipan sus teléfonos con una cámara principal de muchos megapíxeles, como la tendencia actual con los 108MP, a menudo se olvidan de las cámaras adicionales. Hay un montón de móviles que si, cuentan con una cámara principal de 108MP, pero luego se quedan con limitadas ultra gran angulares de 8MP y un sensor de profundidad o macro cualquiera de 2MP, y estos, básicamente, no añaden prácticamente nada a la experiencia fotográfica general con el móvil, o son de tan mala calidad que parecen un desperdicio de materiales de fabricación, tiempo y dinero.

A día de hoy, para mi el Samsung Galaxy S22 Ultra es el teléfono que tiene la mejor cámara, y eso es debido a que ofrece un zoom 10x impresionante, además de otros modos fotográficos muy útiles, y no por el mero hecho de contar con una cámara principal de 108MP.

Por lo tanto, si el Samsung Galaxy S23 Ultra cuenta finalmente con una cámara principal de 200MP, eso parece sugerir que la compañía pretende priorizar en su próximo tope de gama ese elevado número de megapíxeles que acapara los titulares (es decir, lo que suena muy bien de primeras) en vez de utilizar mejores sensores y lentes (es decir, las cosas que realmente hacen que la experiencia fotográfica de un teléfono sea la mejor, aunque suene menos comercial).

Francamente, yo preferiría mil veces que se dedicaran a mejorar el ultra gran angular y los sensores para zoom, en términos de resolución, ajuste de imagen y/o tamaño de píxel. Una cámara "telemacro" al estilo Xiaomi también sería fantástica, pero lo de los 200MP simplemente no me emociona ni me interesa, y pinta una imagen sosa del S23 Ultra.

El problema en la industria de los teléfonos es que no se puede dejar a los ingenieros libres para que hagan los mejores dispositivos posibles. Al fin y al cabo, al igual que cualquier industria, ser competitivo es mejor que ser "bueno". Si Samsung puede poner características en sus móviles que llaman mucho la atención sobre el papel, y de esta manera pueden vender unidades como churros, entonces, ¿qué incentivo tienen para dedicarse a mejorar realmente los siguientes modelos con todo su potencial?

De verdad, espero que me demuestren que me equivoco. De hecho, me encantaría ver a alguna marca de móviles que dejara un poco de lado esa carrera por los altos megapíxeles, y se centraran en cosas que realmente beneficiaran a los usuarios. Pero eso es algo que solo el tiempo lo dirá.

El Samsung Galaxy S23 Ultra se lanzará algunos meses después de la gama iPhone 14 (opens in new tab), y la mayor preocupación de Samsung ahora mismo seguramente sea ver cómo pueden competir con las últimas novedades de Apple; luchar contra términos como 'Ceramic Shield' con 'Armor Aluminum', 'Smart HDR 4' con 'Super HDR' y, sí, atacar a los iPhone con la mayor cantidad de megapíxeles que sea capaz de reunir.

Anastasia Lazaridis
Anastasia Lazaridis

Soy ingeniera informática y editora del equipo de TechRadar España. Me gusta todo tipo de tecnología, pero los ordenadores son mis dispositivos preferidos. Además de escribir sobre ellos me encanta arreglarlos, al fin y al cabo, pueden llegar a estar tan locos como yo.

Aportaciones de