Samsung Galaxy Z Flip 5: análisis en profundidad - Más fino y más brillante

Un Flip más flexible

¿Qué es un análisis de primeras impresiones?
Samsung Galaxy Z Flip 5
Samsung Galaxy Z Flip 5
(Image: © Future | Alex Walker-Todd)

Primer veredicto

Samsung ha solucionado por fin el mayor error de diseño de la serie Flip eliminando el hueco en su diseño plegable, a la vez que ofrece una pantalla más grande que ofrece una funcionalidad mucho mayor, así como un rendimiento mejorado. Sin embargo, la pantalla, la batería y la tecnología de la cámara apenas han cambiado con respecto a su predecesor, ¿es suficiente para impresionarte?

Pros

  • +

    Máximo rendimiento

  • +

    Cubierta de mayor tamaño

  • +

    Excelente soporte de software a largo plazo

  • +

    Por fin no hay hueco cuando está cerrado

Contras

  • -

    El diseño está a la altura de sus rivales

  • -

    Los colores son un poco sosos

  • -

    La pantalla, la cámara y la batería no están mejoradas

  • -

    Los precios en Europa son muy superiores a los de EE. UU.

¿Por qué puedes confiar en TechRadar? Nuestros revisores expertos pasan horas probando y comparando productos y servicios para que pueda elegir el mejor para usted. Obtenga más información sobre cómo probamos.

Samsung Galaxy Z Flip 5: análisis en un minuto

Si bien fue Motorola quien popularizó el factor de forma tipo concha cuando apareció a mediados de la década de los 90, en la era de los smartphones ha sido Samsung quien ha dirigido la nave en lo que respecta a cómo es y de qué es capaz un smartphone plegable tipo concha.

En los tres cortos años en los que la línea Galaxy Z Flip se ha consolidado entre los mejores plegables, hemos visto la rápida evolución tanto del propio factor de forma como del enfoque específico de Samsung, con el Samsung Galaxy Z Flip 5 de este año ofreciendo algunas mejoras atrasadas para combatir a la nueva competencia en una carrera en la que Samsung una vez corrió sin rivales.

Si nos fijamos en la evolución de sus líneas plegables hasta este punto, no podemos decir que la compañía sea complaciente, pero las principales mejoras que aporta el Z Flip 5 nos dan la impresión de que, por primera vez, Samsung se está poniendo al día con los recién llegados al espacio plegable, como Oppo y el ya mencionado Motorola. Pero lo ha conseguido.

El Z Flip 5, al igual que el Galaxy Z Fold 5 que se presentó junto a él en el evento Samsung Unpacked de julio, ofrece una mejora importante y pendiente con respecto a sus predecesores plegables: al cerrar el teléfono, sus dos mitades se pliegan perfectamente una contra otra, sin espacios. A pesar de la magia de la que parecen estar imbuidos los teléfonos con pantallas plegables como estos, para que los anteriores Flip y Fold se doblaran en dos, Samsung siempre ha tenido que tener en cuenta el radio de curvatura de la pantalla principal de cada dispositivo, lo que ha dado lugar a un perfil en forma de cuña con un hueco visible en el centro de sus formas plegadas.

Ahora, tanto el Flip 5 como el Fold 5 se hacen eco de los numerosos rivales que ya cuentan con esa silueta, haciéndolos notablemente más finos sin comprometer lo que sigue siendo una rareza en el espacio plegable: la resistencia al agua con certificación IPX8.

Samsung Galaxy Z Flip 5

(Image credit: Future | Alex Walker-Todd)

Más allá de su nuevo perfil estilizado, el Flip 5 puede presumir de una mejora mayor que su hermano plegable de mayor tamaño, gracias a una pantalla exterior significativamente más grande que ahora domina el exterior del teléfono. Una pantalla más grande en el exterior permite una mayor funcionalidad sin tener que abrir el teléfono, lo que significa que el triaje de correo electrónico, la mensajería de respuesta rápida y la comprobación de sus notificaciones sin sumergirse en las aplicaciones de pantalla completa son más accesibles de lo que nunca fueron en la pantalla exterior de tamaño sello del predecesor del Flip 5.

Sigue habiendo una cámara dual de 12 megapíxeles en el exterior, como en el Flip del año pasado; sin embargo, la pantalla externa más grande también hace que el visor sea mucho más visible, lo que significa que es más fácil que nunca encuadrar las tomas cuando se ha colocado el Flip 5 sobre una superficie plana para hacer fotos con los amigos.

La última actualización importante de la que hablar es el chip, con el mismo Snapdragon 8 Gen 2 exclusivo para Galaxy en el que Samsung y Qualcomm colaboraron para la serie Galaxy S23 que se lanzó a principios de año y que también hace su aparición aquí (también es el motor del nuevo Fold 5 y de la serie Galaxy Tab S9).

Al igual que en la línea S23, es decir, el Galaxy S23+ y el Galaxy S23 Ultra, ya no existe una unidad de almacenamiento de 128GB. En su lugar, se puede elegir entre 256GB y 512GB de espacio interno, con un precio a partir de 10 libras menos de lo que se habría pagado por el almacenamiento equivalente en el Samsung Galaxy Z Flip 4 del año pasado en el Reino Unido, y los clientes australianos pagan lo mismo. Por su parte, los clientes estadounidenses pagarán lo mismo que por el Flip 4 de 128GB, lo que convierte al teléfono en una oferta aún mejor en Estados Unidos.

Una vez conocidas las principales novedades, pasemos a los detalles del Z Flip más sofisticado de Samsung hasta la fecha.

Samsung Galaxy Z Flip 5: precio y disponibilidad

Samsung Galaxy Z Flip 5

(Image credit: Future | Alex Walker-Todd)
  • Pedidos anticipados a partir del 26 de julio, a la venta el 11 de agosto
  • Disponible desde 1.209€

Samsung Galaxy Z Flip 5: especificaciones

Samsung Galaxy Z Flip 5

(Image credit: Future | Alex Walker-Todd)

Al igual que con el último Z Flip, Samsung te permite personalizar el acabado del Flip 5, por no mencionar que hay algunas combinaciones de colores exclusivas de Samsung.com que no encontrarás en otras tiendas.

Swipe to scroll horizontally
Samsung Galaxy Z Flip 5: especificaciones
Header Cell - Column 1
Dimensiones (plegado):85.1 x 71.9 x 15.1mm
Dimensiones (desplegado):85.1 x 165.1 x 6.9mm
Peso:187 gramos
Pantalla principal:AMOLED de 6,7 pulgadas Full HD+ (2640 x 1080) adaptable a 120 Hz
Pantalla de cubierta:AMOLED de 3,4 pulgadas (720 x 748) a 60Hz
Chip:Qualcomm Snapdragon 8 Gen 2
RAM:8GB (LPDDR5X)
Almacenamiento:256GB / 512GB (UFS 4.0)
OS:Android 13 / One UI 5.1.1
Cámara principal:12MP, f/1.8 w/ OIS
Cámara ultra gran angular:12MP, f/2.2
Cámara frontal:10MP, f/2.2
Batería3.700mAh
Carga:Carga por cable de 25 W, carga inalámbrica de 15 W, carga inalámbrica inversa de 4,5 W
Colores:Menta, lavanda, grafito, crema
Colores exclusivos de Samsung.com:Azul, verde, gris, amarillo

Samsung Galaxy Z Flip 5: diseño

Samsung Galaxy Z Flip 5

(Image credit: Future | Alex Walker-Todd)
  • Parte trasera Gorilla Glass Victus 2
  • Certificación IPX8
  • 2mm más delgado cuando está cerrado, en comparación con Z Flip 4

No hay muchos móviles plegables tipo concha en el mercado, pero la serie Galaxy Z Flip tiene la estética más definida, con el Z Flip 3 y el Z Flip 4 como los más parecidos de la serie hasta el momento.

El Z Flip 5 también tiene muchos rasgos familiares, si estás acostumbrado a las dos últimas generaciones del emblemático plegable de Samsung; con un pulido marco de aluminio blindado de color a juego (con la mayoría de las combinaciones de colores, al menos), radios relativamente estrechos en sus esquinas y una parte trasera plana, salvo por las lentes de la cámara circular doble que sobresalen de la esquina superior izquierda.

Con la colocación de la pantalla en los dos últimos modelos, las cámaras se situaban verticalmente (la ultra ancha debajo del sensor principal), pero para acomodar la nueva cubierta de la pantalla, muy ampliada, del Flip 5, ahora se sitúan lateralmente. El teléfono tampoco tiene el mismo acabado en dos tonos de sus predecesores, ya que la cubierta de la pantalla hace que la mitad superior de la parte trasera del Z Flip 5 sea ahora de color negro brillante (cuando la pantalla está apagada), independientemente del color.

Hablando de colores, Samsung se ha ceñido a una paleta pastel similar a la de generaciones anteriores, sin embargo, la saturación parece haber sido reducida en todos los ámbitos, lo que significa que en algunas condiciones de iluminación, es difícil saber de qué color es el acabado del teléfono, en plan "¿es el nuevo acabado en menta, o es simplemente blanco?"

Por suerte, hay algunas opciones más atrevidas entre las que elegir, especialmente si no te convencen los cuatro tonos predeterminados: menta, lavanda, grafito y crema. Al igual que en generaciones anteriores, hay una serie de exclusivas de Samsung.com entre las que elegir: azul, verde, gris y amarillo, que no he visto en persona, pero que parecen acabados más atrevidos en comparación.

Más allá de los nuevos colores y un reajuste del contraste visual en el diseño (provocado por esa nueva pantalla exterior más grande), el gran gancho de optar por el Z Flip 5 frente a sus predecesores (desde una perspectiva de diseño, al menos) es la bisagra de gota de agua revisada, que permite que el teléfono finalmente se pliegue cuando está cerrado, lo que resulta en un perfil significativamente más delgado que el Flip 4. Puede que 2mm no parezcan mucho, pero en las manos y, lo que es más importante, en el bolsillo, se nota la diferencia si se comparan los dos uno al lado del otro.

A pesar de haber rediseñado el mecanismo más complicado de la serie, Samsung ha dotado al Flip 5 de la misma sensación de solidez de la bisagra Flex que en las generaciones anteriores y, como antes, se puede colocar el teléfono entre 75 y 115 grados para activar el modo Flex, que optimiza la colocación de la interfaz de usuario al colocar el teléfono sobre una superficie plana y verlo con la pantalla inclinada dentro de ese rango; ideal para ver programas mientras estás ocupado en la cocina o quieres sentarte con las manos libres durante una videollamada.

Samsung también ha conseguido mantener la certificación IPX8 de resistencia al agua del teléfono, una característica de durabilidad que la mayoría de sus rivales no pueden igualar. También se habla de una mayor resistencia al polvo, aunque Samsung no lo ha confirmado de forma oficial, lo que significa que la durabilidad sobre el papel es similar a la del Flip 4, aunque con la garantía del nuevo Gorilla Glass Victus 2, introducido en la serie Galaxy S23.

Samsung Galaxy Z Flip 5: pantalla

Samsung Galaxy Z Flip 5

(Image credit: Future | Alex Walker-Todd)
  • Pantalla principal AMOLED Full HD+ (2640 x 1080) de 6,7 pulgadas con frecuencia de actualización adaptativa de 1 Hz a 120 Hz
  • Cubierta AMOLED de 3,4 pulgadas 720 x 748 60 Hz
  • Pantalla casi un 80% más grande que la del Flip 4

En comparación con su principal rival, Motorola, Samsung se ha mostrado siempre reacio a ampliar el tamaño de la cubierta de la pantalla de sus recientes plegables tipo concha entre generaciones, estancándose en 1,9 pulgadas en las dos versiones anteriores al Flip 5. Este año, sin embargo, ha decidido finalmente dar el salto y cubrir de píxeles la mayor parte de la mitad superior de la parte trasera del teléfono.

Este año, sin embargo, por fin ha decidido dar el salto y cubrir con píxeles la mayor parte de la mitad superior de la parte trasera del teléfono, lo que supone un aumento del tamaño de la pantalla de casi el 80%. Esto significa que la funcionalidad de "Flex Window" (como la llama Samsung) se ha ampliado enormemente, con experiencias familiares como una variedad de relojes, un calendario y temporizadores en todas las manos, así como soporte de terceros (para cosas como Spotify y Google Stocks) que probablemente siga creciendo más allá de los 13 disponibles en el lanzamiento, ahora que el teléfono está disponible. El tamaño añadido también permite escribir con un teclado QWERTY completo, por lo que ya no estarás relegado a las respuestas rápidas cuando respondas a mensajes sin abrir el teléfono.

El menú Samsung Labs de los ajustes del teléfono también permite habilitar la ejecución de aplicaciones no compatibles en la ventana flexible, con lo que la funcionalidad se acerca más a lo que han sido capaces de hacer las dos últimas generaciones de Motorola Razr.

Hablando de los Razr, o más concretamente de los recientes Motorola Razr Plus 2023/Razr 40 Ultra, aunque ambos han apostado este año por pantallas de gran tamaño, la versión de Motorola parece ir por delante, envolviendo en píxeles todo el sistema de doble cámara, mientras que la ventana flexible del Flip 5 rodea las cámaras, dejando un poco más de bisel; no es que se sepa por las imágenes de prensa, donde las zonas más oscuras del fondo de pantalla ocultan el verdadero límite de la pantalla de cobertura, de la misma manera que Apple intentó ocultar la muesca en las imágenes de prensa del iPhone Xs cuando se lanzó por primera vez.

Es una pequeña peculiaridad estética que ayuda a diferenciar estos dos plegables clamshell de primer nivel, pero cuando hablamos de teléfonos en los que el diseño es uno de sus puntos de venta clave, parece una distinción que merece la pena destacar.

Samsung Galaxy Z Flip 5

El pliegue es quizás un poco menos prominente en esta generación Z Flip, pero es difícil de decir. (Image credit: Future | Alex Walker-Todd)

Mientras que hay mucho de qué hablar con la pantalla de la cubierta, la pantalla principal del Flip 5 es comparativamente más peatonal, al menos en el sentido de que es aparentemente igual a la pantalla principal del último Z Flip: una pantalla de 6,7 pulgadas Full HD+ (2640 x 1080) "Pantalla Dynamic AMOLED Infinity Flex 2X" (está claro que el equipo de marketing de Samsung fue por libre con eso), con una frecuencia de actualización adaptativa que puede escalar desde un suave 120Hz, hasta 1Hz, para un consumo de energía óptimo.

Samsung Galaxy Z Flip 5: software

Samsung Galaxy Z Flip 5

(Image credit: Future | Alex Walker-Todd)
  • Ejecuta Android 13 en la parte superior de One UI 5.1.1 fuera de la caja
  • 4 años de actualizaciones del sistema operativo + 5 años de actualizaciones de seguridad

Si vienes de un teléfono Samsung, One UI 5.1.1 (Android 13) en el Flip 5 debería resultarte totalmente familiar, con Google Play y Galaxy Store a tu disposición, y de hecho una serie de aplicaciones de Google y Samsung coexistiendo (la mayoría de estas últimas se pueden desinstalar u ocultar si son duplicados que no vas a utilizar).

One UI tiene una estética distintiva que difiere de otras versiones de Android, desde el uso y la colocación del color hasta los iconos en forma de ardilla en las pantallas de inicio y el cajón de aplicaciones. Por supuesto, Samsung quiere dar a los usuarios un valor añadido más allá de una nueva capa de pintura y su propia tienda de aplicaciones, por lo que también encontrarás funciones como los paneles Edge, que permiten acceder a las aplicaciones o contactos favoritos, e incluso los pares de aplicaciones, para que puedas realizar la multitarea en pantalla dividida (especialmente agradable en la pantalla alta del Flip 5) con un solo toque.

Como Flip es Flip, también hay que tener en cuenta el modo Flex, que te permite colocar el teléfono sobre una superficie plana parcialmente abierto (entre 75 y 115 grados), momento en el que las aplicaciones compatibles se desplazarán a la mitad superior de la pantalla, para que sean más fáciles de ver, mientras que los controles aparecerán en la mitad inferior. Si estás viendo un programa, por ejemplo, podrás reproducir/pausar, desplazarte, avanzar o retroceder en el tiempo y cambiar el volumen, todo ello sin obstruir lo que aparece en pantalla. Incluso hay un botón para hacer capturas de pantalla con un solo toque y puedes convertirlo en un trackpad de estilo informático, con cursor de ratón.

Un aspecto de la experiencia de software que Samsung ha inculcado en sus teléfonos de gama alta e incluso en los de gama media es un soporte de software a largo plazo prácticamente inigualable (sobre todo en el campo de Android). Esto significa que el Z Flip 5 se beneficiará de cuatro años de actualizaciones del sistema operativo tras su lanzamiento y de un año adicional de actualizaciones de seguridad; esto es más que prácticamente todos los demás mejores teléfonos Android y significa un mejor valor y usabilidad a largo plazo para los compradores.

Samsung Galaxy Z Flip 5: cámaras

Samsung Galaxy Z Flip 5

(Image credit: Future | Alex Walker-Todd)
  • Cámaras trasera principal y ultra gran angular de 12MP
  • Cámara selfie de 10 MP
  • Nueva lente principal con menos destellos
  • Nuevas optimizaciones FlexCam para terceros

Al parecer, las cámaras del Z Flip 5 son idénticas a las de su predecesor, con un sensor principal de 12 MP con píxeles de 1,8μm, apertura f/1,8 y OIS (estabilización óptica de imagen), acompañado de una cámara ultra gran angular de 12 MP con píxeles de 1,12μm, apertura f/2,2 y un campo de visión de 123 grados. La cámara frontal para selfies de 10 MP también es la misma, con 1,12μm de píxeles y una apertura f/2,2, así que ¿hay alguna mejora a tener en cuenta? Algunas, pero menores.

Samsung afirma que la lente del sensor principal de 12 megapíxeles es nueva y menos propensa a los destellos que, de otro modo, reducirían el contraste de las fotos. La mayor parte de las mejoras generacionales en la calidad de imagen proceden directamente del nuevo silicio del corazón del teléfono, proporcionado por Qualcomm.

La mejora del procesamiento de múltiples fotogramas con el motor AI Object Aware Engine del fabricante de chips debería mejorar el tratamiento de la profundidad y el detalle de las imágenes, las tomas con zoom digital también conservan más detalle, mientras que los tonos de piel y el rendimiento con poca luz también se promocionan como áreas de atención y mejora, todo lo cual probablemente será difícil de juzgar sin realizar pruebas con el Flip 4, pero en teoría suena muy bien.

La FlexCam es la pieza estrella del Flip 5 en lo que a fotografía se refiere, y su cubierta más grande facilita aún más la captura de contenidos. Samsung ha trabajado para mejorar las experiencias de cámara de terceros cuando se utiliza FlexCam, así que mientras tu Flip 5 está colocado sobre una superficie plana listo para grabar la acción, puedes capturar directamente en YouTube Shorts, Instagram y TikTok.

Al igual que en las generaciones anteriores, no es necesario abrir el Flip 5 para tomar selfies de alta calidad con la cámara principal del teléfono, ya que se puede cambiar entre la principal y la ultra gran angular, grabar vídeo y elegir entre un acabado natural y un tono cálido en las fotos, lo que parece un agradable nivel de versatilidad siempre accesible.

Samsung Galaxy Z Flip 5: rendimiento

Samsung Galaxy Z Flip 5

(Image credit: Future | Alex Walker-Todd)
  • Qualcomm Snapdragon 8 Gen 2 para Galaxy
  • 8GB RAM (LPDDR5X)
  • No hay modelo de 128 GB, este año sólo 256GB o 512GB (UFS 4.0)

Al igual que con el Galaxy S23 Plus y el S23 Ultra de este año, Samsung se ha despedido del modelo básico de 128GB de almacenamiento de las últimas generaciones del Z Flip, dejándote solo 256GB y 512GB entre los que elegir. Como el precio no ha cambiado realmente en mercados como el Reino Unido y Australia, esto significa que la barrera de entrada para poseer un Z Flip es más alta que antes, incluso si estás recibiendo al menos el doble de almacenamiento desde el principio.

A diferencia del Z Fold 5, que tiene 12GB de RAM (probablemente para apoyar su enfoque en la productividad y la multitarea), el Flip 5 viene con 8GB de RAM, independientemente de la configuración de almacenamiento. En un esfuerzo por aumentar el rendimiento en todos los ámbitos, el teléfono cuenta con la última memoria RAM LPDDR5X, almacenamiento UFS 4.0 y el mismo chip Snapdragon 8 Gen 2 hecho a medida para Galaxy, visto por primera vez en la serie S23, que en conjunto prometen un doble golpe de rendimiento más rápido y una mayor eficiencia energética, lo cual es genial para un móvil que todavía tiene una batería relativamente pequeña.

Más allá de la potencia bruta, que el Flip 5 parece tener de sobra, el SoC 8 Gen 2 es también la principal fuerza motriz de las mejoras de la cámara del teléfono y de las promesas de duración de la batería, por lo que será interesante ver hasta qué punto supone una diferencia con respecto al Snapdragon 8 Plus Gen 1 que alimentaba a su predecesor.

Samsung Galaxy Z Flip 5: batería

  • Batería de 3.700 mAh (igual que la del Flip 4)
  • Carga por cable de 25 W, carga inalámbrica de 15 W, carga inalámbrica inversa de 4,5 W

Al igual que la pantalla principal y los sensores de la cámara del Flip 5, la tecnología de la batería no parece haber cambiado con respecto a la del Galaxy Z Flip 4: una célula de 3.700 mAh que admite una carga rápida por cable de hasta 25W.

Aunque a primera vista resulta decepcionante, hay que hacer concesiones al hecho de que Samsung ha conseguido que su último plegable tipo concha sea 2mm más fino, sin que ello afecte a la capacidad de la batería, uno de los primeros aspectos que suelen verse afectados cuando las dimensiones de un dispositivo cambian entre generaciones.

Esto, unido a un chip, una RAM y un almacenamiento más eficientes, debería, en teoría, traducirse en una mayor longevidad en comparación con el Flip 4, que aunque conseguía durar todo el día, en nuestras pruebas ofrecía un tiempo de pantalla inferior a las 4 horas por carga.

Los plegables parecen mucho más propensos a experimentar una mayor variación en el uso y el consumo de energía en comparación con un smartphone convencional, principalmente debido a su configuración de doble pantalla. Por un lado, la pantalla exterior es más grande de lo que nunca ha sido para un Z Flip, sin embargo, en el pasado eso habría llevado a la mayoría de los usuarios a recurrir a la pantalla principal más grande para llevar a cabo acciones importantes que no eran posibles desde la diminuta pantalla de cubierta. Sin embargo, con el Z Flip 5, que ofrece mucha más superficie de pantalla y funcionalidad desde su pantalla de cubierta, ¿encontrarán los usuarios menos razones para abrir el teléfono y utilizar la pantalla principal, que presumiblemente consume más energía?

Primer análisis en julio del 2023