Samsung Galaxy y iPhone deben dejar de librar siempre la misma batalla

Samsung Galaxy S22 Ultra vs iPhone 13 Pro Max
(Crédito de imagen: Samsung, Apple)

Los móviles no son aburridos, lo aburrido es ver luchar a las marcas. Si tuviera que adivinar las novedades de los próximos lanzamientos de teléfonos importantes, podría acertar más de la mitad. Samsung hará teléfonos con más cámaras y funciones de conversación que nadie quiere. Apple hará teléfonos más finos con cámaras mejoradas y funciones insuficientes que todo el mundo quiere. La misma y aburrida batalla, librada por los mejores teléfonos cada año.

Consigo las unidades de análisis y las pruebo. Hago cientos de fotos y encuentro diferencias tontas que sólo un analista que ha visto cientos de fotos de cientos de smartphones se daría cuenta. Estoy seguro de que el Samsung de este año hará más zoom y enfocará más cerca. El Apple del año que viene enfocará más rápido y capturará un rango dinámico más amplio.

¿Acaso la mayoría de la gente reconoce el rango dinámico cuando lo ve? ¿Antes no había rango dinámico en las fotos del iPhone? ¿Por qué Apple y Samsung mejoran constantemente las cámaras por encima de cualquier otra característica?

¿Es realmente una gran mejora?

No se trata sólo de cámaras, por supuesto. También llevarán nuevos procesadores en su interior. El Samsung Galaxy S23 (opens in new tab) probablemente saldrá con uno de los primeros chips Qualcomm Snapdragon 8 Gen 2, quizás con una versión mejor gracias a la nueva amistad entre Samsung y Qualcomm.

Apple introducirá su nuevo chip propio, pero el próximo iPhone 15 no lo incluirá. Irá al iPhone 15 Pro, o posiblemente al iPhone 15 Ultra, si la historia nos sirve de guía. El iPhone 15 probablemente utilizará el chip A16 Bionic de este año.

Apple iPhone 14 Pro

iPhone 14 Pro (Image credit: Future / Lance Ulanoff)

Se dice que el próximo chip de Qualcomm ofrecerá un beneficio de rendimiento de alrededor del 30-40%. ¿Es eso mucho? Parece mucho. Es una cantidad de dos dígitos. Si yo recibiera un aumento de sueldo del 30-40%, estaría encantado. Por lo tanto, debería estar encantado por un aumento de rendimiento similar en el procesador de mi teléfono.

Pero no es así. En realidad, el aumento de rendimiento no se notará en el uso real. La diferencia será insignificante, al menos en comparación con el modelo de este año. Si estás actualizando un teléfono que tiene dos o tres años, la diferencia será mucho más notable, y eso está bien. La mayoría de la gente conserva los teléfonos durante ese tiempo.

Los procesadores mejoran entre un 30 y un 40% al año, pero eso no los hace emocionantes. Qualcomm puede hablarnos de todas las posibilidades que ofrece la nueva plataforma Snapdragon. Hasta que un fabricante no construya realmente un teléfono que pueda hacer todo lo que permite el Snapdragon 8 Gen 2, no es más que un motor que busca un coche, o un camión, o un tanque en el que encajar.

Así es como Apple y Samsung pueden luchar por mi atención

Estoy cansado de las mismas mejoras de siempre, y más cuando lo que he estado pidiendo cada año nunca llega. Esto es lo que quiero, y no puedo creer que no haya sido una prioridad en la guerra de los smartphones hasta ahora.

Mayor duración de la batería. No sólo quiero esto en mi teléfono, lo quiero escrito en mi lápida. Este ha sido un tema constante de mis análisis tecnológicos: siempre pidiendo una mejor duración de la batería. La tecnología de las baterías mejora muy lentamente, así que siempre será una característica difícil de cumplir. Sin embargo, las innovaciones recientes han ido en la dirección equivocada de la gestión de la energía.

En lugar de añadir pantallas superbrillantes que funcionen el doble de rápido y consuman más amperaje, haced pantallas que sean conservadoras y se adapten mejor para ahorrar energía. En lugar de hacer los teléfonos más delgados, haz las baterías más grandes. Unos pocos milímetros suponen una gran diferencia en el tamaño de la batería.

Gorilla Glass Victus 2

Corning Gorilla Glass Victus 2  (Image credit: Corning)

También quiero una mayor durabilidad. Las recientes innovaciones de Corning con Gorilla Glass Victus 2 son muy interesantes. En teoría, un teléfono podría sobrevivir a una caída sobre una acera de hormigón. Mejorar la durabilidad es más importante que cualquier mejora de la cámara que hagan Apple y Samsung.

Mi teléfono es la cosa más cara que puedo destruir mientras estoy en mi baño. Una caída sobre los azulejos, o en la taza si no tengo un dispositivo resistente al agua, me costaría cientos de euros. Y no tengo nada más que conlleve tal riesgo.

Soy muy torpe. Asumo el riesgo porque un smartphone es una necesidad, pero no hay razón para que mi teléfono se rompa si se me cae. Es una elección de diseño deliberada por parte de los fabricantes. Los dispositivos son bonitos y frágiles. Me gustaría ver mejoras en la durabilidad antes de implementar más objetivos de zoom o un procesador un 30% más rápido.

Las cámaras son fáciles, las baterías son difíciles

No es una coincidencia que Apple y Samsung sigan librando la misma batalla una y otra vez. Es una lucha fácil. Los sensores de las cámaras mejoran cada año. Los microprocesadores avanzan hasta que la fabricación se reduce a sus límites teóricos. Las mejoras en la duración de la batería, el vidrio y los materiales duraderos y otros avances útiles son más lentos en aparecer y menos atractivos para los entusiastas de la tecnología.

Puede que tengamos que esperar a que se produzca un avance, pero me encantaría ver que uno de los dos principales fabricantes rompe el esquema este año y hace el teléfono que queremos. En lugar de centrarse en la competencia, me gustaría que Apple y Samsung se centraran en lo que realmente me beneficiaría a mí, como cliente.

Editor en TechRadar España de día, guitarrista de blues y friki de los cómics de noche. ¿O era al revés?


Aportaciones de