Apple tiene que plegar el iPhone y olvidarse de las gafas

Samsung Galaxy Z Flip 4 hands on beige V angled
(Crédito de imagen: Future / Alex Walker-Todd)

Me decepcionó mucho, aunque no me sorprendió, oír que las rumoreadas Apple Glasses se habían retrasado indefinidamente. Esto no significa que las Apple Glasses (opens in new tab) se hayan cancelado, sólo significa que probablemente no las veremos en la WWDC a mediados de año, ni a la venta para las fiestas. Ahora, supongo que Apple tendrá que hacer un iPhone plegable. De hecho, si tuviera que apostar, diría que la cancelación de las gafas hace que un iPhone plegable sea algo seguro. 

Estoy convencido de que el futuro de los teléfonos va a llegar. Cada episodio de Black Mirror en el que aparecen gafas de realidad aumentada, tecnología de globos oculares implantados y cualquier otra tecnología de estado de realidad aumentada que pueda ofrecer, estoy seguro de que es el futuro. Tiene todo el sentido. 

Google Glass

Los wearables de realidad aumentada, como las a menudo denostadas Google Glass, NO son el futuro wearable que queremos.  (Image credit: Future)

Desde los albores del iPhone, el mundo de los smartphones ha estado luchando contra las limitaciones del factor de forma. No es casualidad que el tamaño de los teléfonos no haya dejado de crecer. El smartphone y toda su conectividad abren el mundo entero a tu bolsillo. ¿Cómo puedes tener el mundo en una pantalla de seis pulgadas?

No es posible. Si de verdad queremos liberar el potencial de la tecnología móvil, debemos ampliar su alcance hasta el horizonte. Un smartphone se limita a su diminuta forma y su pequeña pantalla. Las gafas lo convierten todo en una pantalla, sin necesidad de sujetar nada en la mano.

Cuando las gafas de realidad aumentada por fin se hagan bien, el smartphone parecerá desfasado en comparación. Los niños se maravillarán al ver a gente usando móviles en películas antiguas, igual que los más jóvenes alucinan con los gigantescos televisores de tubo o los teléfonos con cable y ruleta de marcado. Parecerán a la vez demasiado grandes y demasiado pequeños, y totalmente inadecuados para el futuro.

Sin gafas de Apple porque la realidad aumentada no está lista para el mundo

Parece claro que Apple frenó sus planes de Glasses porque las gafas de realidad aumentada, en general, no están listas. Aún no se han acabado como es necesario. Apple no es un recién llegado a la mayoría de los mercados. No se apresuran ser los primeros en lanzar nada. Esperan hasta que pueden hacer un producto excelente. 

¿Cómo serán unas Apple Glass bien hechas? Yo esperaría una mezcla casi perfecta entre el mundo real y el generado por ordenador. Hay muchas piezas en el puzzle para que eso suceda, y luego extender esa realidad a funciones útiles que puedan suplantar a un móvil. 

Jeremy Kaplans

(Image credit: Jeremy Kaplan / Future)

Parecía demasiado optimista creer que Apple podría tener listo un producto así sin que supiéramos mucho más sobre los componentes necesarios para fabricarlo. Veremos, por ejemplo, primero las lentes de la empresa que las fabrique. Veremos aplicaciones de software para juegos, conectividad social y productividad en el mundo aumentado que crearán las Glass.

Tendremos muchas más pistas sobre este futuro antes de que Apple lance un producto que cualquiera pueda comprar. A Apple se le da bien mantener en secreto su hardware, pero no se trata de un nuevo teléfono ni de un nuevo ordenador de sobremesa. Se trata de todo un ecosistema que contará con todo un mundo de apoyo para funcionar.

Un proyecto secreto de Apple provoca una fuga de cerebros

Una forma que tiene Apple de mantener su proyecto en secreto es sacar talento de sus equipos existentes. Esto evita que las ofertas de trabajo desvelen grandes secretos. Si Apple empezara de repente a contratar a personas con experiencia en el desarrollo de productos de realidad aumentada y en marketing, tendríamos una idea muy clara de lo que se avecina. 

En lugar de eso, recurre a los equipos existentes, que a menudo trabajan en silos para mantener el secreto. Por supuesto, cuando un proyecto se ralentiza, como parece que ha ocurrido con el desarrollo de las Glass, eso podría significar que el talento está regresando. 

En otras palabras, si parece que los iPhones o los productos Mac se han estancado un poco en términos de innovación recientemente, eso podría deberse a que esos equipos fueron drenados de talento, atraídos para trabajar en proyectos secretos como las gafas de Apple o un rumoreado coche de Apple. Si las gafas no son una prioridad este año, tiene sentido que se dediquen más recursos a los productos que realmente se lanzarán. 

Apple Car

(Image credit: MagicTorch.com)

Esto nos lleva de nuevo al iPhone. El iPhone lleva un tiempo estancado. El diseño ha permanecido prácticamente inalterado, y los cambios que hemos visto incluyen la Dynamic Island (opens in new tab) y una nueva y enorme protuberancia en la cámara. Las funciones se han estancado, y la gran novedad de este año son los servicios de emergencia SOS por satélite. La gran novedad es una función que los compradores esperan no utilizar nunca.

Plegar un iPhone podría ser más fácil que mejorar iOS

Francamente, no hay mucho más espacio para que Apple haga crecer el iPhone. Las piezas pueden ser cada vez más rápidas, mejores y más fuertes. No serán muy diferentes de lo que tenemos hoy. Me encantaría ver algunas mejoras importantes en la interfaz y el diseño del software. 

Hubo un tiempo en que iOS era más sencillo y elegante que el chapucero Android de Google. Esos tiempos ya han pasado, y todos los mejores Android además de Samsung se están acercando más al diseño de Android 13 de Google, como se puede encontrar en el Pixel 7. 

Ciertamente, Glasses requería una enorme cantidad de talento en el diseño de la interfaz. Ahora que Glasses es una posibilidad lejana, sería genial ver más músculo detrás de la mejora del aspecto y la sensación de la interfaz de cada dispositivo de Apple.

Oppo Find N2 hands-on main display angled

The Oppo Find N2 folding phone (Image credit: Future | Alex Walker-Todd)

Seamos realistas: el software es difícil. Si el diseño de software fuera fácil, Apple nunca habría desbancado a BlackBerry, Windows Mobile de Microsoft y Palm OS. Es increíblemente raro y difícil que el diseño de software sea tan bueno que revolucione una industria. Es mucho más habitual ver innovaciones en el hardware.

La mayor innovación actual en hardware son las pantallas plegables. Las pantallas plegables están aquí. Las pantallas plegables son buenas. Son más duraderas que antes, resistentes al agua, aptas para lápiz óptico y de alto rendimiento.

Sí, se arrugan, pero no es tan feo. No es que el iPhone sea la perfección impoluta. En el iPhone hay huecos para la antena y agujeros para los altavoces. Hay que hacer sacrificios en nombre de la física.

Sin las Apple Glasses, la atención sigue centrada en el iPhone 15

Lo que está por venir son más teléfonos plegables, y luego teléfonos más plegables aún. Lo que aún no va a llegar son las gafas de Apple

Cuando parecía que Apple iba a lanzar las Glass este año, el iPhone empezó a perder importancia. Estamos a años vista de la adopción generalizada de las Glasses, pero una vez que se presente la próxima tecnología que cambie las reglas del juego, será difícil entusiasmarse demasiado con la tecnología existente. 

Eso cambia ahora que las Apple Glasses se retrasan indefinidamente. El iPhone 15 (opens in new tab) vuelve a ser el próximo producto más importante de Apple para el 2023. 

El iPhone no está de paso, está aquí para quedarse y apoyar a la compañía y a sus fans. Tiene que seguir siendo relevante para impulsar la competencia y mantener el mercado fresco. No puede limitarse a ser lo mejor de lo que hay ahora, tiene que ser lo mejor de lo que está por venir. 

Y lo que está por venir son más teléfonos plegables, y luego teléfonos más plegables aún. Lo que aún no va a llegar son las gafas de Apple y la revolución de los wearables para llevar en cara, al menos no a corto plazo. Si Apple está dejando de lado las Glasses, yo apostaría a que pasará a centrarse en los móviles plegables. Hay espacio en el mundo de los smartphones para el crecimiento y la innovación, pero para llegar ahí Apple necesita plegarse.

Antonio Romero

Editor en TechRadar España de día, guitarrista de blues y friki de los cómics de noche. ¿O era al revés?


Aportaciones de