Un Samsung Galaxy S23 duro, pero de verdad, podría cambiar el mundo de los móviles

Samsung Galaxy S8 Active
(Crédito de imagen: Future)

El rumoreado Samsung Galaxy S23 (opens in new tab) vendrá con una serie de actualizaciones predecibles, como un nuevo chip, una cámara mejorada y nuevas funciones. Aunque sin duda marcará tendencia, si Samsung se preocupara menos por las especificaciones y se centrara más en la durabilidad, el Galaxy S23 sería un lanzamiento histórico. Un teléfono irrompible, con el aspecto y las prestaciones de los mejores de Samsung, cambiaría nuestras expectativas para todos los demás buques insignia del futuro.

Samsung ha lanzado alguna versión especialmente resistente de algunos de sus Galaxy S en el pasado. Por ejemplo, el Galaxy S8 Active fue una versión extra-duradera de su buque insignia contemporáneo. Pero esas versiones "Active" sólo se comercializaron de forma muy limitada, ya que sólo podías comprarlas en EEUU, y no en cualquier sitio o vendedor.

Además, eran feísimos. El teléfono Galaxy S8 Active parece un componente que se ha caído de un camión de transporte militar. Por alguna razón, sólo lanzaron teléfonos duraderos con remaches expuestos y parachoques feos y agrandados. Cuando las versiones "Active" dejaron de fabricarse, la durabilidad dejó de ser la prioridad de Samsung.

Samsung Galaxy S22 Ultra al lado del Galaxy S5 y del Galaxy S7 Active

El Galaxy S22 Ultra, el Galaxy S5, y el Galaxy S7 Active (Image credit: Future / Philip Berne)

Eso no quiere decir que los teléfonos Samsung no sean duraderos. Samsung utiliza el mismo aluminio resistente y cristal protector Gorilla Glass que todos los demás. El Galaxy S8 Active, por otro lado, fue probado según el estándar militar 810; unas pruebas cuyos resultados y puntuaciones el ejército estadounidense publica y actualiza regularmente. El estándar más actual es el MIL-STD 810H.

Sin embargo, el fabricante no tiene por qué garantizar que el teléfono supere con éxito todas estas pruebas, para todas las dificultades a las que se enfrentan los militares. La norma 810H incluye pruebas de niebla salina, hongos y atmósferas explosivas, además de las pruebas más normales de golpes, vibraciones y entrada de agua. Un fabricante de móviles puede anunciar una resistencia específica, como pruebas para temperaturas bajo cero y radiación solar.

Lenovo nos ha sorprendido con un móvil muy duradero, pero que no podrás comprar

Lenovo ofrece un nuevo móvil que ha superado las pruebas MIL-STD 810H. El Lenovo ThinkPhone by Motorola tiene el aspecto de cualquier otro buque insignia, pero en realidad es uno de los smartphones más duraderos que se pueden comprar. Bueno, más bien lo tendría que comprar tu empresa, tú no puedes, ya que sólo está disponible como compra B2B.

La parte trasera del Lenovo ThinkPhone by Motorola con cubierta de fibra de aramida

Lenovo ThinkPhone by Motorola tiene certificación MIL-STD 810 (Image credit: Future / Philip Berne)

Lenovo incorpora en la parte trasera del teléfono las llamadas "fibras de aramida", el mismo tipo de material utilizado en el material sintético súper fuerte "Kevlar de DuPont", en vez de cristal. El móvil es delgado y ligero como cualquier otro smartphone, y nada que ver con el grotesco Galaxy S8 Active.

Creemos que Lenovo comete un gran error al vender este teléfono como un dispositivo exclusivo para empresas. De hecho, está cometiendo un error al venderlo como un ThinkPhone, en lugar de convertirlo en un buque insignia de la marca Motorola. Esto deja a Samsung con una oportunidad, aunque sinceramente no tenemos muchas esperanzas, al menos para este año.

Los móviles resistentes al agua lo cambiaron todo

Cuando Samsung lanzó el Galaxy S5, cambió la industria de la telefonía. El Galaxy S5 fue el primer buque insignia dirigido a un público amplio que era resistente al agua. Su diseño no estaba para nada pulido. En aquellos días, era normal que los móviles tuvieran baterías extraíbles, por lo que el móvil tenía una parte trasera que se podía quitar. Pues bien, si no presionabas la parte trasera con fuerza, en los lugares adecuados y precisos, el teléfono podía estropearse con el agua. Aun así, era un comienzo.

Posteriormente, el Galaxy S6 no fue resistente al agua, porque supuso una revolución de diseño para Samsung, que abandonó los plásticos brillantes y el panel trasero extraíble. Luego, el Galaxy S7 recuperó la certificación IP68 de protección frente a inmersiones en el agua de hasta un metro durante treinta minutos. Desde entonces, todos los móviles Samsung Galaxy S han contado con una certificación IP similar.

Incluso el Galaxy Note, con su enorme ranura para el S Pen, consiguió la certificación IP68 con su Galaxy Note 20 (opens in new tab). Los plegables Galaxy Z Fold 4 (opens in new tab)y Galaxy Z Flip 4 (opens in new tab) también son resistentes al agua, algo que resulta increíble dada su forma.

iPhone 7 Plus

El iPhone 7 fue el primer iPhone de Apple resistente al agua (Image credit: Future)

Después de Samsung, todos los demás grandes fabricantes de móviles le siguieron. Samsung lanzó el Galaxy S7 a principios de 2016. A finales de ese año, Apple anunció el iPhone 7 como el primer iPhone que podía mojarse oficialmente.

Hoy en día, la certificación IP68 es una característica necesaria que un móvil debe ofrecer si quiere ganar la carrera de convertirse en uno de los mejores modelos del mercado, y de hecho, es un gran punto en contra si un teléfono se pone a la venta y el fabricante no nos garantiza que puede soportar un chapuzón. Cuando OnePlus lanzó el OnePlus 10 Pro (opens in new tab), no dotó al teléfono de una certificación IP de resistencia al agua y al polvo, y el OnePlus 10T (opens in new tab)posterior igual. Por ello, estos móviles, aunque son geniales, son mucho más difíciles de recomendar, y un teléfono sin protección contra el agua nunca encabezará nuestro ranking de mejores móviles del mercado (opens in new tab).

No hace falta que sepas que tu teléfono tiene la certificación IP68. Siempre que siga funcionando después de tirarlo al váter.

¿Pero por qué importa esto? La resistencia al agua no es una especificación. No es como tener un teleobjetivo de 10 aumentos o una carga rapidísima de 120W. Probablemente no elijas tu teléfono en función de lo bien que funcione en la ducha, y muchas personas no se dan cuenta de que el móvil que llevan es resistente al agua.

De eso se trata. No hace falta que sepas que tu teléfono tiene la certificación IP68. Siempre que siga funcionando después de tirarlo al váter. También es genial saber que tu iPhone puede sobrevivir a un chaparrón si necesitas usar la aplicación de Mapas para encontrar un restaurante mientras andas por la calle.

La conclusión es que los teléfonos tienen menos probabilidades de romperse al ser resistentes al agua. Los daños causados por el agua son una de las principales razones por las que la gente necesita reparar teléfonos o comprar uno nuevo. Así que, en vez de añadir una función específica, se introdujo un cambio importante que cambió toda la industria de la telefonía.

SOS de emergencia vía satélite en la pantalla de un iPhone

Necesitamos un móvil que no se rompa nunca, no mensajes vía satélite (Image credit: Apple)

Ahora, de nuevo hay una posibilidad de cambiar la industria móvil, y eso es algo que no vendrá de la mano de un fabricante de teléfonos poco extendido como Lenovo. Samsung o Apple deben hacer que las pruebas MIL-STD 810 sean un requisito para los buques insignia (y asegurarse de que siguen pareciendo móviles normales). Este cambio no está destinado a los aventureros a los que Apple se dirige con su función SOS de emergencia vía satélite. Y tampoco es otra función adicional poco útil del montón para Samsung.

La durabilidad debería ser un requisito, no una característica

Tu móvil es tu posesión más cara y más importante que puedes romper accidentalmente en el baño. Es inadmisible que los fabricantes sean capaces de fabricar teléfonos difíciles de destruir por los militares, pero en cambio nos den juguetes que cuestan más de 1.000 euros que se rompen si nos sentamos encima.

El primer gran fabricante de móviles que consiga que la durabilidad de sus buques insignia sea realmente superior, ganará la partida de los próximos años, y todas las demás marcas se pondrán al día. No hay ninguna característica que pueda superar a un teléfono que no se rompe.

Anastasia Lazaridis
Editora

Soy ingeniera informática y editora del equipo de TechRadar España. Me gusta todo tipo de tecnología, pero los ordenadores son mis dispositivos preferidos. Además de escribir sobre ellos me encanta arreglarlos, al fin y al cabo, pueden llegar a estar tan locos como yo.

Aportaciones de