Ahora tengo que resolver otro misterio del Apple Watch con watchOS 9

Dos Apple Watch con las nuevas métricas al correr
(Crédito de imagen: Apple)

Siempre ha habido algo que no me ha gustado del Apple Watch, sobre todo cuando lo uso como compañero cuando salgo a correr.

No me equivoco al afirmar que este producto de Apple ha ido mejorando el proceso de seguimiento al correr con cada nueva versión. El primer Apple Watch no tenía ni GPS, así que era muy inútil salir a correr con él si no tenías el móvil al lado.

Con cada nuevo smartwatch, Apple ha ido haciendo mejoras, sin prisa pero sin pausa, y la compañía ha llevado esas mejoras a otro nivel con el lanzamiento de watchOS 9 en la WWDC 2022, ya que se han presentado varios elementos como el entrenamiento por intervalos y pantallas personalizables, convirtiendo al Apple Watch en un verdadero compañero a la hora de entrenar.

En cualquier caso, y aunque el Apple Watch siempre ha tenido un monitor de la frecuencia cardíaca, nunca ha incorporado lo que yo considero el mínimo que debería llevar el mejor reloj deportivo: entrenamiento basado en el ritmo cardíaco.

¿Qué quiere decir? Se entrena intentando mantener el ritmo cardíaco en una franja concreta. Si quieres estar en forma, mantener el corazón a un cierto ritmo puede ser más útil que mantener un ritmo por kilómetro, ya que la orografía del terreno o los problemas musculares pueden alterar la velocidad, pero no el esfuerzo.

Entrenar centrados en el ritmo cardíaco nos asegura el mismo esfuerzo (o no, si quieres simplemente salir a correr sin más) durante todo el entrenamiento. ¿Estás yendo cuesta arriba y has bajado el ritmo? Tu corazón no, créeme.

Apple Watch 3

La precisión del medidor de frecuencia cardíaca del Apple Watch ha ido mejorando con el paso de los años. (Image credit: Future)

Podrías decir que por fin Apple ha incluido una buena función en el Apple Watch gracias a este software, pero la cosa es... ¿por qué ahora? 

Teniendo en cuenta que Apple tiene un monitor de frecuencia cardíaca desde hace tanto tiempo, podría haber permitido a los usuarios configurar zonas (o que fuera automático, basado en el ritmo cardíaco máximo, que se mide todos los días a todas horas durante meses o años) y luego generar alertas para hacerte saber cuándo estás bajando de ese rango deseado.

Por resumir, Apple podría haber incorporado esta función con el primer Apple Watch hace años. ¿Por qué lo ha hecho ahora?

Puede ser debido en gran parte a un fenómeno conocido como 'deriva cardiovascular', donde factores fisiológicos como la falta de hidratación o nutrición dan lugar a un nivel de forma física pobre, haciendo que el esfuerzo mientras entrenas implique un ritmo cardíaco que se va incrementando con el paso de los minutos.

Esto quiere decir que acabarás esforzándote más para quedarte en la misma zona durante una carrera larga, desmotivando a los que se acaban de comprar unas zapatillas nuevas para salir a correr, y enterrando uno de los propósitos más importantes del Apple Watch.

Así que... lo vuelvo a preguntar, ¿por qué ahora, Apple? Ya, la compañía ha mejorado sus algoritmos de software con watchOS 9, así que ahora el ritmo cardíaco de la muñeca se detecta de forma más precisa, y podría ayudar a reducir la deriva cardiovascular, pero no creo que sea por eso.

Igual es porque los monitores de frecuencia cardíaca de muñeca nunca han sido tan precisos como uno de pecho (algo que Apple admite abiertamente) y solo ahora, con las mejoras en el software, se ha sentido lo suficientemente cómoda como para aportar datos precisos del ritmo cardíaco de esta forma.

Después de todo, entrenar con el corazón es una función que rivales como Polar y Garmin han ofrecido durante años, y es una de las mayores ventajas que tienen sus usuarios frente al Apple Watch, así que es una pena que Apple haya tardado tantísimo en incorporarlo.

Si la decisión de retrasar esta función era por la precisión, tendría algo más de sentido. Garmin suele promocionar el uso de una banda para el pecho a la hora de medir el ritmo cardíaco (además de que es de la propia marca), pero Apple rara vez suele destacar que puedes conectar una y dudo que quisiera menospreciar el hardware de su smartwatch forzando a conectar accesorios para que dé lo mejor de sí.

El poder del ser humano

Captura de la keynote de la WWDC 2022

Las nuevas métricas al correr están muy bien, peor me sorprende su repentina aparición. (Image credit: Future)

Hay otro misterio más: la nueva métrica de potencia al correr. Es una sorpresa, ya que sigue los pasos de otras marcas muy centradas en el deporte para conseguir medir la potencia al correr sin necesidad de otro sensor en las zapatillas o algo por el estilo.

Lo que mide el Apple Watch con la potencia, usando su habilidad para medir el movimiento, es cuánta fuerza estás empleando en cada zancada, y el resultado lo da en vatios, una medida común para la potencia en varias plataformas.

Medir la potencia al correr es, teóricamente, una mejor medida que la del ritmo cardíaco. Recuerda, no hay una manera universal de medir la potencia (de la misma forma que el número de pasos serán distintos si tienes varias pulseras de actividad), pero mientras Apple pueda ser consistente con su feedback en la potencia al correr, deberíamos poder conocer mejor que con el ritmo cardíaco cómo estamos rindiendo durante una carrera.

Estoy deseando que llegue la versión terminada de watchOS 9 en el nuevo Apple Watch este supuesto septiembre, y voy a darle una oportunidad. Si funciona bien, podré perdonarles que no lo hayan incorporado antes, pero sigo pensado que Apple  ha mantenido estas funciones para sí misma a propósito por una buena razón.

Al Apple Watch le queda mucho camino por delante para ser mejor que un Garmin, pero puede acercarse a ellos con este tipo de mejoras.

Avgeek.
Pruebo toda la tecnología que puedo para decirte si vale la pena o no, pero lo que más me gusta analizar son los móviles.
Siempre estoy en Twitter (opens in new tab) o Instagram (opens in new tab), si necesitas cualquier cosa o tienes alguna duda tecnológica, ¡mándame un mensaje, no te cortes!

Aportaciones de