Skip to main content

Un despiece del MacBook Air con M2 plantea dudas respecto a su refrigeración, y revela un componente misterioso

El MacBook Air (M2, 2022) en su presentación
(Crédito de imagen: Future)

El nuevo MacBook Air (M2, 2022) de Apple ha sido analizado por iFixit: han desmontado por piezas el portátil (opens in new tab), y resulta que han revelado varias cosas interesantes sobre su sistema de refrigeración, y además, han descubierto un componente misterioso dentro del MacBook Air.

Los descubrimientos incluyen algunas cosas que ya sabíamos, gracias al YouTuber Max Tech que ya había desmontado por piezas el nuevo portátil anteriormente. Hablamos del hecho de que el disco SSD de la variante básica del nuevo MacBook Air está configurado como un solo chip NAND flash de 256GB, en vez de con dos con 128GB cada uno, y eso significa que esta configuración del nuevo MacBook Air ofrece unas velocidades de lectura y escritura del disco más lentas que el modelo anterior. Aunque también hay que señalar que a estar alturas no nos ha sorprendido, ya que Apple ha hecho lo mismo con la variante básica del nuevo MacBook Pro con M2 (opens in new tab).

Por otro lado, otro descubrimiento muy interesante es que han encontrado un componente misterioso en el MacBook Air (M2, 2022) (opens in new tab). Concretamente, es un acelerómetro, y todavía no sabemos por qué está ahí realmente.

También han encontrado algo muy interesante tras inspeccionar exhaustivamente el sistema de refrigeración del nuevo portátil de Apple.

Como tal vez sepas, el MacBook Air tiene un diseño especial sin ventiladores. En este modelo, confían en la refrigeración pasiva en vez de en los típicos ventiladores, con la intención de ahorrar espacio para que el dispositivo pueda ser más fino, además de hacer que sea mucho más silencioso. Pero los de iFixit se sorprendieron al ver que tampoco hay ningún disipador de calor, y que en vez de eso, Apple parece confiar en la aplicación de un montón de pasta térmica y cinta de grafito para mantener fresco el portátil, además de lo que aporta el propio chip M2, que es mucho más eficiente energéticamente y, por lo tanto, más fácil de refrigerar que los chips anteriores.

Una buena noticia, es que la batería del nuevo MacBook Air (M2, 2022) parece ser fácilmente extraíble (vale, relativamente), lo cual puede venir muy bien de cara al futuro, si es necesario reemplazarla por una más nueva. Pero por otro lado, el disco SSD (opens in new tab), al igual que el chip M2 (opens in new tab), están soldados dentro de la placa, por lo que estos no los podrás cambiar: tendrás que quedarte con el almacenamiento que lleve la variante del MacBook Air que compres.


¿Habrá problemas de sobrecalentamiento? ¿Y para qué es ese acelerómetro?

Creemos que lo más interesante que han descubierto con este despiece del MacBook Air (M2, 2022) es lo que respecta al sistema de refrigeración, ya que Apple parece haberse tomado ciertas libertades a la hora de empobrecer el sistema de refrigeración, a favor de poder darle un diseño tan fino y elegante al portátil.

Si bien nosotros no tuvimos problemas de sobrecalentamiento en nuestro tiempo con el nuevo MacBook Air, sí que ha habido ya varios usuarios que han afirmado que el portátil se calienta cuando le das ciertos usos o en ciertos escenarios, y que por lo tanto, el rendimiento del chip M2 se ve reducido.

Esto puede resultar problemático, y conforme nuevos propietarios reciban sus nuevos MacBooks Air, iremos viendo cuánta gente se enfrenta a problemas de sobrecalentamiento. Sobre todo, esto puede ser un gran problema cuando hace calor, por lo que tal vez prefieras esperar a que termine este verano tan extremadamente caluroso antes de empezar a usar tu nuevo portátil. A no ser que tengas aire acondicionado en casa, claro.

Respecto al misterioso acelerómetro que han encontrado, y cuál es realmente su misión, de momento podemos decir que en su momento, encontrábamos esta pieza en MacBooks más antiguos, y su misión era saber si el portátil se había caído al suelo, con la intención de tomar ciertas precauciones para proteger el disco duro para que no se rompiera. Pero claro, los portátiles de Apple actuales cuentan con discos SSD, que no son tan sensibles a los impactos como los de antes, por lo que el acelerómetro parece innecesario. 

Tal vez, la intención de la compañía sea tener un "chivato" que les avise de si el dispositivo se ha caído cuando alguien mande a garantía el portátil, ya sabéis, la típica escusa de "se te ha caído, todo lo malo que le pase a partir de ahora es culpa tuya" (incluso aunque no tenga nada que ver).

Sea como sea, no estamos seguros de que este motivo sea suficiente como para poner la pieza ahí y que ocupe sitio en el interior del portátil, que podría aprovecharse para otra cosa (como un disipador de calor), y más en un dispositivo como el MacBook Air, donde tratan de ahorrar el mayor espacio posible. Por otro lado, otra posibilidad es que el acelerómetro tenga algún tipo de función relacionada con algunas aplicaciones; esperamos averiguarlo con el paso del tiempo. Lo único que podemos saber con certeza, es que si han puesto un acelerómetro dentro del MacBook Air, es por algo.

Vía MacRumors (opens in new tab)

Anastasia Lazaridis
Anastasia Lazaridis

Soy ingeniera informática y editora del equipo de TechRadar España. Me gusta todo tipo de tecnología, pero los ordenadores son mis dispositivos preferidos. Además de escribir sobre ellos me encanta arreglarlos, al fin y al cabo, pueden llegar a estar tan locos como yo.

Aportaciones de