Skip to main content

¿Podría ser el Mac mini M2 el gran protagonista del evento de Apple?

Apple Mac mini (M1, 2020)
(Crédito de imagen: Future)

Con el evento de Apple a la vuelta de la esquina, es de entender que haya mucha atención sobre los MacBooks, el iPad y el iPhone SE. Pero también es posible que veamos un nuevo Mac mini con el M2 en su interior, y sería la estrella del evento.

El Mac mini (M1, 2020) era un balón de oxígeno para los fans del todo en uno compacto, gracias al potentísimo procesador M1 de Apple que superó con creces a todas las generaciones anteriores con Intel, ganándose un puesto entre los mejores ordenadores del mercado justo después de debutar.

No era un dispositivo perfecto, pero supuso un gran salto en la buena dirección, llevando a los usuarios de Windows curiosos al camino de la manzana sin tener que hacer un desembolso muy grande.

Un Mac mini M2 podría ser una oferta difícil de rechazar.

Sería lo suficientemente potente como para convencer a los más escépticos

El Mac mini M1 era puro rendimiento, pero tenía muy poca diferencia con el MacBook Air. Nos impresionó en los benchmarks, pero ya conocíamos los límites y las capacidades de lo que podía hacer el M1.

El M2 de Apple debería solventar esta similitud. Aunque el M2 tenga los mismos núcleos de eficiencia y rendimiento que el M1 (así esperamos que sea), no es lo único que lleva el procesador.

Una mejor GPU podría convertir al Mac mini en un buen competidor, ya que muchos de los mejores juegos para Mac piden mucho gráfico. Y aunque el catálogo de juegos no es, ni de lejos, el de Windows, el número de ports de juegos AAA ha ido creciendo los últimos años. Lo que hay actualmente disponible encajaría en un M2, que tendría potencia de sobra para abrir cualquiera de esos juegos.

Afortunadamente, el hardware que se requiere para jugar a los mejores juegos de PC es también el mismo que se necesita para producir contenido creativo, algo esencial en Apple.

Un Mac mini con un M2 podría ser el equilibrio perfecto entre trabajo, juegos y precio. Esa mezcla llamaría mucho más la atención de lo que la llamó el Mac mini original con el M1.

Al final, todo se reducirá a cómo de potente es el M2, pero teniendo en cuenta lo bien que rinde el Mac mini M1, solo puede ir a mayor.

Perfecto para conquistar a los usuarios de Windows

Hasta ahora, no todo el mundo está contento con el nuevo sistema operativo de Windows, según las últimas cifras de acogida que hemos visto en los informes.

El salto de una interfaz familiar con Windows 10 a una algo más desconocida con Windows 11 es un favor a Apple. Si tienes que aprender tantas cosas para usar Windows 11, mejor ponerte a aprender con un Mac mini con el potente M2.

Con la fantástica integración que tiene Apple, un Mac mini M2 con macOS podría ser una invitación a una experiencia de escritorio mucho más sencilla.

Además, sería aun más fácil para los usuarios de Windows que ya tienen un dispositivo de Apple como el iPhone o el iPad. Intentar que Windows y Apple jueguen juntos es todo un reto. Cualquiera que tenga un iPhone y use el MacBook  por primera vez se sorprenderá con lo bien que está construido FaceTime en macOS y que los contactos se hayan sincronizado ya desde tu móvil.

Aunque un Mac mini por sí solo no tiene webcam o micrófono para FaceTime, las posibilidades de que alguien con Windows ya tenga estos productos son altas (sobre todo después de estar teletrabajando más de dos años ya por culpa de la pandemia). 

Esto se expande a Apple Music, listas de cosas que hacer, marcadores web, aplicaciones que puedas tener en tu móvil... pero que no tienes en tu ordenador actual. Lo llaman ecosistema por una razón.

El éxito del Mac mini está en manos de Apple

Teniendo en cuenta las exigencias en rendimiento por la mayoría de usuarios, ofrecer un ordenador rápido, ligero y relativamente barato para las masas es una tarea que parece bastante fácil para un gigante como lo es Apple.

Pero aunque parece que se alinean las estrellas para el Mac mini, por sí solas no pueden hacerlo todo. El procesador M1 era lo suficientemente potente como para reemplazar el típico ordenador, así que el M2 tiene que superar esa barrera claramente.

El problema no es la calidad del dispositivo, sino si los usuarios sabrán que existe el Mac mini y que puede ofrecer mejor rendimiento que su sobremesa actual.

Si Apple quiere que el Mac mini sea un éxito, tendrá que priorizar su lugar, en lugar de ponerlo en la línea del Mac y ya está, como ha hecho hasta ahora.

Avgeek.
Pruebo toda la tecnología que puedo para decirte si vale la pena o no, pero lo que más me gusta analizar son los móviles.
Siempre estoy en Twitter (opens in new tab) o Instagram (opens in new tab), si necesitas cualquier cosa o tienes alguna duda tecnológica, ¡mándame un mensaje, no te cortes!