Skip to main content

Cómo elegir el mejor portátil para ti: una guía completa para que sepas en qué fijarte al comprarlo

Te explicamos cómo comprar el mejor portátil para ti

Cómo elegir el mejor portátil para ti
(Image: © Shutterstock)

Cómo elegir el mejor portátil para ti, de primeras, puede parecer algo fácil, pero lo cierto es que hay muchos modelos distintos de portátiles en el mercado, y puede resultar algo lioso elegir el que se adapte mejor a tus necesidades.

A muchas personas les pasa que llegan a una tienda, ven todos los portátiles disponibles y se quedan mirando esa larga lista de especificaciones sin saber realmente en qué deben fijarse. Hay mucha gente que lo único que realmente controlan es la diferencia en el precio y el diseño, pero para elegir el mejor portátil para cada uno, es importante saber realmente en qué fijarse más allá de eso.

Hay muchos tipos de portátiles, y según las necesidades de cada uno, hay que saber cómo decidir cuál tiene las mejores características para el tipo de uso que se le quiera dar al equipo.

Por eso hemos elaborado esta guía, para tratar de arrojar algo de luz a todos esos datos que de primeras parecen no tener sentido, y aprender a interpretarlos.

Cómo elegir el mejor portátil: primeros pasos

Lo primero que deberías pensar antes de lanzarte a elegir un portátil es cuánto dinero quieres gastar. Lo cierto es que encontrarás equipos como Chromebooks desde unos 280€ hasta topes de gama que fácilmente llegan a los 2000€, o más.

Por lo tanto, marcarte un rango de precios te ayudará fácilmente a ir descartando algunos modelos.

Lo siguiente que debes hacer es plantearte para qué necesitas realmente el portátil. ¿Lo necesitas para trabajar? ¿Necesitas almacenar muchos documentos y fotos? ¿Tu trabajo exige abrir grandes archivos pesados que el ordenador tiene que procesar? ¿Necesitas poder transportar tu portátil a menudo?

A lo largo de esta guía vamos a repasar absolutamente todos los aspectos que deberías tener en cuenta, para que puedas elegir el mejor portátil para ti: uno que sea perfecto para lo que necesites hacer con él.

Cómo elegir el mejor portátil para ti

Cómo elegir el mejor portátil para ti (Image credit: Future)

Duración de la batería y extras

Vamos a empezar hablando de los aspectos más fáciles de entender para cualquiera; después ya entraremos a hablar de los diferentes componentes.

La duración de la batería parece un factor obvio a tener en cuenta, pero muchas veces se nos olvida fijarnos. 

Este aspecto será más importante para ti si tienes pensado usar tu portátil muchas veces en lugares donde conectar el dispositivo a la corriente sea complicado, por ejemplo, si vas muchas horas en autobús o sueles coger muchos vuelos, necesitas que la batería de tu portátil dure lo máximo posible. 

Por otro lado, hay muchas personas que en realidad suelen tener el portátil en casa o en el trabajo, donde pueden cargar la batería sin problemas siempre que lo necesiten; en estos casos la duración de la batería no es tan importante.

Los mejores portátiles deben permitirte poder trabajar, o jugar, durante varias horas, sin tener que ir corriendo a coger el cargador. Los portátiles modernos son más eficientes energéticamente, por lo que su batería dura más. Lo suyo es que un portátil ofrezca un mínimo de cinco horas de batería.

Para saber cuánto tiempo durará encendido un portátil si ponerlo a cargar, puedes fijarte en la capacidad que tiene la batería, dato que suele poner en las especificaciones del dispositivo. A veces también suele poner una duración estimada, que aunque no suele ser exacta, te puede dar una buena idea. También debes tener en cuenta que aunque dos portátiles tengan la misma capacidad de batería, si por ejemplo, uno tiene una pantalla de 17 pulgada y el otro de 15, evidentemente la batería del portátil más grande se gastará antes porque gasta más energía.

Cambiando de tema, otros extras o cosas que debes plantearte son:

  • Si necesitas teclear mucho: ¿El teclado es cómodo para escribir?
  • Si usas mucho el portátil en sitios oscuros: ¿El teclado es retroiluminado?
  • ¿Hay teclado numérico? (Teclas de números en el lado derecho, es cuestión de gustos)
  • ¿Quieres una pantalla táctil?
  • ¿Qué calidad de sonido y qué nivel de volumen ofrecen los altavoces?
  • ¿El portátil cuenta con extras como lector de huellas dactilares para iniciar sesión?
  • ¿Necesitas un lector de CD/DVD? (Cada vez hay menos)
  • ¿Cuántas conexiones USB tiene el portátil para conectar accesorios?
  • Si vas a hacer muchas videollamadas, ¿cómo de buena es la webcam?

¿Qué tipo de portátil es el más adecuado para ti?

Según la forma y el diseño que tenga cada portátil, distinguimos varios tipos. Repasemos las diferencias generales:

Ultrabooks: Se caracterizan por ser los más finos y ligeros. Pueden tener o no pantalla táctil. Puedes echar un vistazo a nuestra guía de compra donde encontrarás un ranking con los mejores Ultrabooks.

Ultrabook

Ejemplo de un Ultrabook (Image credit: TechRadar)

Portátiles 2 en 1: Son portátiles que se convierten en tablets, ya sea porque puedes desanclar la pantalla del teclado o porque tengan bisagras rotatorias 360º que te permiten doblar el teclado hacia atrás. Todos los 2 en 1 tienen pantallas táctiles y suelen ser más pequeños que los demás tipos de portátil, aunque no siempre. Son los dispositivos más versátiles, y lo puedes encontrar con Windows o con el sistema operativo ChromeOS (profundizaremos en esto más adelante). Si quieres puedes consultar nuestro ranking de mejores portátiles 2 en 1

Portátil 2 en 1

Ejemplo de un portátil 2 en 1 (Image credit: Dell)

Chromebooks: Los Chromebooks son portátiles que ejecutan el sistema operativo ChromeOS. Estos dispositivos ofrecen mucho de lo que Windows y macOS pueden hacer en el navegador, y priorizan el almacenamiento en la nube frente al físico. Además, los últimos modelos con pantalla táctil son compatibles con las aplicaciones de Android. Suelen costar menos que los demás dispositivos y algunos pueden plantar cara a otros portátiles más caros. Puedes consultar nuestro ranking de mejores Chromebooks del mercado, pero más importante todavía es que tengas claro si un Chromebook es adecuado para ti, para ello no te pierdas nuestra guía llamada "¿Debería comprar un Chromebook?", donde te explicamos cuáles son las diferencias con un portátil Windows.

Chromebook de la marca HP

Ejemplo de un Chromebook (Image credit: HP)

Portátiles gaming: Este tipo de portátil se explica rápido, si eres gamer y quieres jugar a videojuegos en tu ordenador, entonces necesitas un portátil especializado para gaming (o un PC gaming de sobremesa). Estos dispositivos vienen con los componentes más potentes para asegurar que disfrutarás de una magnífica experiencia de juego. Como no, tenemos un ranking con los mejores portátiles gaming del mercado. Aviso: no son precisamente económicos.

Portátil gaming

Los portátiles gaming son muy potentes y suelen venir con luces RGB (Image credit: Future)

Sistema operativo: Windows vs Apple vs Chromebooks

Bien, ahora que ya hemos repasado los aspectos menos técnicos, pasemos a hablar de los componentes y de las especificaciones de los portátiles. 

El sistema operativo del portátil es otra decisión que deberás tomar. Si bien los portátiles con Windows son los más extendidos, los Chromebooks (que ejecutan ChromeOS) suponen una alternativa fantástica para mucha gente, mientras que los MacBooks de Apple ofrecen un gran rendimiento gráfico.

También es verdad que la diferencia entre los portátiles Windows y los MacBooks es cada vez menor, ya que cada vez son más los programas que puedes usar en ambos sistemas, además de tener opciones para trabajar en la nube, lo que significa que podrás colaborar con otra gente en los mismos documentos independientemente de los equipos que tengáis. 

En cuanto a los Chromebooks, son una opción muy atractiva, entre otras cosas porque muchas veces tienen precios más bajos. Pero también difieren de los otros dos tipos de portátiles en varios aspectos, por lo que una vez más hay que tener claro qué ofrecen para asegurarse de que te servirán para lo que quieres hacer. Los Chromebooks ejecutan el sistema operativo ChromeOS, y aunque podrás hacer muchas cosas, no termina de ser tan completo como lo es Windows y macOS de Apple.

Un Chromebook puede ayudarte a ahorrar dinero, y podrás ver películas en streaming, navegar por Internet, y hacer muchas otras cosas. Pero es muy importante que primero tengas claro si es bueno para ti. Tenemos una guía detallada donde hemos explicado exactamente qué puedes hacer con un Chromebook, echa un vistazo y tendrás todo mucho más claro.

Por último, si vas a comprar un portátil Windows es muy importante que te fijes en que venga con el sistema operativo, es decir con Windows, incluido en el precio. Es muy típico, sobre todo en plataformas online como Amazon o PcComponentes, que tengan portátiles maravillosos a precios increíbles; muchas veces esto es porque vienen sin sistema operativo, lo que significa que tendrás que pagarlo aparte o buscarte la vida cuando te llegue el ordenador: sin sistema operativo no lo puedes usar.

RAM vs SSD

Diferencia entre RAM y SSD (Image credit: Future / TechRadar)

Memoria RAM y almacenamiento

Una de las confusiones típicas es no entender bien la diferencia entre la memoria RAM y el almacenamiento de un portátil.

Empecemos explicando cual es la diferencia entre ambas cosas de la forma lo más simple posible. Podríamos decir que el almacenamiento, que es el disco duro, es literalmente el lugar donde se guardan todos tus archivos, fotos, programas, etc. Cuanto más almacenamiento tenga el disco duro, más cosas podrás guardar en tu ordenador.

Por otro lado, la memoria RAM es una pieza que el ordenador usa para procesar el trabajo. En la RAM no se almacena nada (de hecho la RAM se borra entera cada vez que apagas o reinicias tu portátil). La RAM se dedica a "leer lo que hay almacenado en el disco duro". Simplificando al máximo, cuanta más RAM tenga tu ordenador, más rápido será.

Ahora que tenemos una idea básica de lo que hace cada cosa, profundicemos más.

Empecemos por el disco duro: hay distintos tipos, y lo suyo es que hoy en día elijas un portátil con almacenamiento SSD (disco duro sólido), ya que permite leer y escribir datos de forma mucho más rápida que los discos duros tradicionales. También hay que tener en cuenta que cuando el disco duro de un ordenador se llena demasiado, el portátil va más lento. Un típico ejemplo para entender esto es equipararlo a los humanos: ¿no os ha pasado que cuando tenéis la cabeza demasiado saturada, cuando tenéis muchos problemas o mucho trabajo cargando vuestra mente, estáis más espesos? Pues esto es algo similar.

Dicho esto, también es bueno saber que si con el paso del tiempo necesitas más sitio para almacenar cosas, puedes comprar un disco duro externo (o un pendrive), que se conecta al ordenador mediante USB y te permite ampliar la capacidad de tu portátil. Pero que quede claro, en el disco duro externo podéis almacenar muchas fotos, vídeos y documentos, pero no podéis guardar programas o actualizaciones de Windows.

Por lo tanto, por concluir con el disco duro, a la hora de elegir un portátil no os dejéis llevar solo por ver más o menos capacidad. Primero fijaros en que el almacenamiento sea SSD, ya que los discos tradicionales, que se conocen como HDD pueden tener más capacidad, pero son mucho más lentos. Una vez elegido los portátiles con disco SSD, lo suyo es que tengan un absoluto mínimo de 256GB de capacidad, pero si vais a necesitar instalar muchos programas pesados o videojuegos, entonces deberías buscar un equipo con 500GB, o incluso 1TB en casos extremos. Esto también dependerá de vuestro presupuesto.

Pasemos ahora a hablar de la memoria RAM. En cierta manera es más simple de explicar. Si vais a escoger un portátil con Windows o un MacBook de Apple, básicamente, recomendamos elegir un portátil que tenga unos 6GB u 8GB de RAM para la mayoría de la gente. Ahora, si vais a editar muchas fotos o vídeos, entonces mínimo 8GB. Y por último, si queréis jugar a videojuegos ya deberíais optar por 12GB o 16GB o más.

En el caso de los Chromebook, estos funcionan de forma un poco distinta, como hemos dicho antes, su sistema operativo es más ligero, por lo que no necesitan tanta memoria RAM para ir igual de rápidos.

Tarjetas gráficas

Distintas tarjetas gráficas (Image credit: Future)

La tarjeta gráfica: gráfica integrada o dedicada

Como su propio nombre indica, la tarjeta gráfica se encarga de los gráficos del portátil, y también se la conoce como GPU.

Para la mayoría de usuarios que buscan darle un uso típico a su portátil, es decir, trabajar, editar documentos, navegar por Internet o ver películas en streaming, les vale con una "gráfica integrada". Resumiéndolo al máximo esto significa que no hay una pieza separada que se encarga de los gráficos; esta opción es mucho más económica que la otra.

Pero, las personas que quieren jugar a videojuegos, o que necesiten realizar tareas muy exigentes gráficamente, como editar muchos vídeos, usar Photoshop a menudo, editar fotos, etc., entonces deberían buscar un portátil con una "gráfica dedicada".

¿Cómo distinguir el tipo de gráfica en las especificaciones de un portátil? Básicamente, si pone claramente cuál es la tarjeta gráfica, entonces será una especializada, es decir, dedicada. Para esto, puedes buscar también palabras como "Nvidia" o "AMD Radeon", que son los nombres típicos de las gráficas.

Cuando son integradas no se suelen especificar concretamente en los detalles del portátil; suele poner algo así como "gráficos Intel" o "gráficos AMD"... si veis eso es que es integrada.

Procesador o CPU

Elegir el procesador correcto (o CPU) (Image credit: Future)

El procesador, también llamado CPU

El procesador es esencialmente el cerebro del portátil, también se le llama CPU.

Antes que nada, hay que entender que un Chromebook no necesita un procesador tan potente como un portátil con Windows, ya que su sistema operativo es más ligero y por tanto exige mucho menos.

Por otro lado, si lo que vas a comprar es un MacBook de Apple, debes saber que los últimos modelos vienen ahora con el nuevo chip M1 propio de la compañía, y son magníficos. Aunque todavía encontrarás en el mercado algunos portátiles de Apple con procesadores Intel.

Pasemos ahora a explicar un poco los procesadores que encontrarás en los portátiles Windows. Prácticamente siempre serán de la marca Intel o AMD.

Para facilitar las cosas a los compradores, tanto Intel como AMD usan una numeración en sus procesadores que nos da una idea del rendimiento que tienen y qué podemos esperar de ellos.

Si buscas un portátil asequible para realizar tareas simples como navegar por internet o ver Netflix, entonces te valdrá un portátil equipado con un Intel Pentium, un Intel Core i3 o un AMD Ryzen 3. Así te rendirá pero no tendrás que gastar tanto dinero.

Si buscas algo con más potencia, por ejemplo para editar vídeos o trabajar en multitarea, entonces deberías comprarte un portátil que tenga como mínimo un procesador Intel Core i5 o un AMD Ryzen 5.

Los mejores portátiles para otras tareas más complejas, como por ejemplo creación de medios o videojuegos muy exigentes, son los que vengan equipados con una CPU Intel Core i7/i9, o a partir de un AMD Ryzen 7. Estos son los de más alta gama y te darán un rendimiento excelente independientemente de lo que les pidas. Claro está que también son los portátiles más caros.

Por último, no olvides fijarte en lo nuevo que es el procesador en cuestión. Intel nombra a sus procesadores por generaciones, cosa que es de agradecer, por lo que cuanto mayor sea la generación, más nueva es la CPU. Ahora mismo la última es la 11ª generación. Recuerda: no es lo mismo un i5 de 8ª generación que un i5 de 11ª, la diferencia es enorme.

Cuanto más novedoso sea el procesador, mejor rendimiento tendrá y mejor eficiencia energética ofrecerá (por lo que la batería te durará más), aunque también tendrás que pagar más.

Resolución y tamaños de pantalla

Factores a tener en cuenta sobre la pantalla (Image credit: Lenovo)

La pantalla: tamaño y resolución

En cuanto a la pantalla, antes de entrar en tecnicismos como la resolución, empecemos por lo fácil:

Primero, piensa en qué tamaño de pantalla quieres. El estándar suele rondar las 15.6 pulgadas. Por otro lado, la gente que necesita transportar cada dos por tres el portátil a menudo prefiere una pantalla más pequeña. O si necesitas trabajar con varios documentos a la vez o cosas así, tal vez prefieras uno más grande de 17 pulgadas.

Otro factor fácil de decidir es si quieres que la pantalla sea táctil o no. Esta no es una característica necesaria, pero sí es algo que facilita la vida a menudo, por lo que es una gran opción.

Y ahora sí, comentemos la resolución, aunque tampoco nos parece realmente un factor demasiado decisivo, ya que para un uso normal del día a día, lo cierto es que todos los portátiles del mercado se ven bien. 

Pero sí que es algo que influye mucho en el precio del dispositivo. 

Lo normal es que los portátiles ofrezcan una resolución mínima de 1080p, y eso es más que suficiente para la mayoría de las personas.

Si por lo que sea te apetece tener una resolución mejor, puedes elegir un portátil con una pantalla de 1440p.

Por otro lado, si realizas trabajos de diseño gráfico a nivel profesional, lo suyo es que la pantalla sea superior. En este caso, una panel tipo OLED será fantástico, ya que los colores se verán más intensos y llamativos todavía.

Sabemos que el 4K está de moda, pero es algo que te costará muchísimo más dinero y no es realmente necesario, de hecho, es algo que casi ni apreciarás la diferencia.

Por último, los gamers sí que deben fijarse en algunos factores importantes de la pantalla, ya que a la hora de jugar sí que son importantes para tener ventaja frente a los enemigos. Pero no es la resolución lo importante, sino la tasa de refresco, donde unos 144Hz son increíbles, y el tiempo de respuesta, que no debería ser en ningún caso superior a 4ms. Estos dos parámetros harán que tu juego sea mucho más fluido y rápido, y son muchísimo más importantes que tener una pantalla 4K.


Esperamos que con esta completa guía tengas ahora un poco más claro en qué debes fijarte cuando elijas el mejor portátil para ti, y que al menos no te suene todo tan a chino cuando vayas a la tienda y empieces a comparar.

En esta guía hemos explicado los distintos componentes, te hemos recomendado qué mínimo deberías buscar en cada aspecto y también hemos comentado cosas que aunque parezcan más evidentes, luego se nos olvida comprobarlas.

Si deseas ver ejemplos de los mejores portátiles del mercado, así como ordenadores de sobremesa, no olvides que tenemos muchas guías de compra, clasificadas por categorías:

Y por último, recuerda que si te estás planteando comprar un Chromebook, es una gran opción que te puede ayudar a ahorrar dinero. Pero insistimos que es muy importante que primero te asegures de que es un tipo de portátil adecuado para ti, según el uso que le quieras dar.

Por lo tanto, antes de comprar un Chromebook, echa un vistazo a la guía llamada "¿Debería comprar un Chromebook? Te explicamos cuál es la diferencia con los portátiles Windows".

Anastasia Lazaridis

Soy ingeniera informática y editora del equipo de TechRadar España. Me gusta todo tipo de tecnología, pero los ordenadores son mis dispositivos preferidos. Además de escribir sobre ellos me encanta arreglarlos, al fin y al cabo, pueden llegar a estar tan locos como yo.