Skip to main content

Cansado del iPhone 14: por qué el nuevo iPhone no es el móvil más emocionante del 2022

iPhone 13 mini
(Crédito de imagen: TechRadar)

Si sigues las noticias de tecnología (o las noticias en general) probablemente sabrás que el iPhone 14 (opens in new tab) está de camino y llegará muy pronto. Se espera que el próximo smartphone de Apple se lance en septiembre, y probablemente será uno de los teléfonos más comentados del año... pero no es el más emocionante.

Otros teléfonos también llegarán a finales de año, y de hecho hay algunos más interesantes que el iPhone. El Xiaomi 12T, el Motorola Razr y el Sony Xperia 5 IV (si es que llega) podrían ser mucho más emocionantes, por algunas razones clave. El Samsung Galaxy Z Fold 4 (opens in new tab) es un teléfono de gran calidad, con una potencia y funcionalidad impresionantes, y, sin embargo, suscitó mucho menos interés de búsqueda en su lanzamiento que el iPhone 14.

Ahora bien, este no es un artículo para decir "los Android son mejores, los iPhones apestan" ni nada por el estilo. No, nuestros comentarios sobre el iPhone 14 no se refieren a sus méritos o debilidades, sino a la forma en que la comunidad tecnológica trata estos dispositivos.

La fiebre del iPhone ya cansa

Puede ser difícil llegar al día del lanzamiento del iPhone sin estar completamente agotado por las filtraciones y rumores que lo rodean. No por el contenido, sino por el gran volumen y la risible información que comparten algunos "expertos".

Los filtradores se pasan meses y meses soltando incesantemente predicciones y filtraciones sobre los nuevos iPhone, a menudo con dudosa veracidad. Esto se debe a que, si bien los principales filtradores suelen tener información fiable, muchos otros más pequeños intentan aprovechar el entusiasmo en torno al iPhone para intentar ganar algo de notoriedad.

Y muchas de estas filtraciones dicen lo mismo, ya que, al fin y al cabo, se trata de un smartphone y no hay mucho que decir al respecto. Escuchamos la misma información, sobre las cámaras o el tamaño de la pantalla o el procesador, hasta la saciedad. 

Google Pixel 7

Google Pixel 7 (Image credit: Google)

Hay que tener en cuenta que Apple ha ralentizado el ritmo de cambio (en términos de diseño) entre sus nuevos dispositivos año tras año (el iPhone 12 fue la última gran actualización de diseño, hace dos años) y el iPhone 14 (sobre todo el modelo estándar) será casi seguro el mismo que el iPhone 13 (opens in new tab) pero con algunos pequeños cambios.

Por ello, puede ser muy difícil mantener el nivel de emoción por el iPhone 14. Pero no ocurre lo mismo con otros próximos teléfonos.

Un poco de misterio

Hemos visto una única filtración del Xiaomi 12T, que nos dio algunas posibles especificaciones de la cámara y la pantalla, pero ciertamente no lo suficiente como para tener una idea real de cómo será el teléfono.

No hemos escuchado absolutamente nada sobre el Sony Xperia 5 IV (hay una posibilidad real de que no llegue), y los pocos detalles del Huawei Mate 50 (opens in new tab) que hemos escuchado ni siquiera se ponen de acuerdo si va a salir o no.

Y ahí es donde entra la tristeza, el cansancio. Apple sabe que no necesita traer actualizaciones oscilantes porque sus clientes siguen interesados en cada bocado que sale, porque probablemente van a comprar el iPhone, o como mínimo un teléfono insignia comparable de Samsung o OnePlus.

Y por eso las otras marcas tienen que trabajar tanto en la innovación: la increíble potencia, el diseño de la pantalla, las pantallas plegables o las cámaras de 200MP en las llamadas "marcas más pequeñas" son intentos de hacer que la gente se interese por lo que puede estar por venir, y eso debería resultarnos a todos reconfortante. 

Entendemos que la cantidad de innovación que queda en el mundo de los móviles no es tan alta como lo fue en su día, pero eso no significa que haya que dejar de lado el entusiasmo por otras tecnologías, ya sea la carga superrápida de la batería, una refrigeración increíble para el gaming o simplemente una interfaz realmente inteligente.

Y aunque sabemos a grandes rasgos que algunas marcas son más propensas que otras a innovar en este sentido, no sabemos cómo: hay un cierto encanto en lo desconocido, y como tenemos tan poca información sobre estos próximos teléfonos, es mucho más fácil entusiasmarse con ellos.

Incluso los teléfonos de los que sí sabemos mucho, como el Google Pixel 7 o el Motorola Razr 2022, siguen envueltos en más misterio que el iPhone. No sabemos el precio del Razr, ni qué cámaras tendrá el Pixel 7, y ese misterio es intrigante. 

Así que si estás emocionado por el iPhone 14 (y de alguna manera has evitado cansarte del tema hasta ahora), entonces nos pierdas de vista algunos de los teléfonos Android que llegarán este año, porque aunque probablemente acabes comprando el iPhone 14, hay mucha más magia tecnológica emocionante por ahí que no deberías perderte.

Editor en TechRadar España de día, guitarrista de blues y friki de los cómics de noche. ¿O era al revés?


Aportaciones de