Skip to main content

El iPhone 15 podría ser el teléfono que esperábamos que fuera el iPhone 14

iPhone 13
iPhone 13 (Crédito de imagen: TechRadar)

Estamos deseando ver lo que Apple tiene preparado para el iPhone 14 (opens in new tab) (se espera un evento de presentación a principios de septiembre), pero un par de informes sugieren que el iPhone 15 incluirá mejoras tecnológicas originalmente previstas para la gama de este año.

En primer lugar, la cadena de suministro (según MacRumors (opens in new tab)) informa de que el socio de Apple, TSMC, empezará a fabricar chips de 3nm antes de que acabe el año, incluido el procesador A17 Bionic, que esperamos ver en al menos algunos de los modelos del iPhone 15. Esos 3nm significan 3 nanómetros, y desde el iPhone 12, Apple ha utilizado chips de 5nm en sus terminales.

Menos nanómetros significan un mayor nivel de rendimiento en el mismo espacio físico, con menos consumo de energía (y mejor duración de la batería). A pesar de los rumores de que el iPhone 14 cambiaría a un chip de 3nm, parece que va a continuar con la tradición de los 5nm.

Aquí llega el USB-C

Además del cambio a 3nm y el aumento de rendimiento asociado, el iPhone 15 también podría venir con un puerto USB-C en lugar de uno Lightning. De nuevo, esto es algo que se ha rumoreado previamente para el iPhone 14, pero que ahora parece poco probable para este año.

Según Apple Insider (opens in new tab), la India es el último país que está considerando la posibilidad de introducir una regulación que estandarice los cargadores electrónicos, y eso probablemente significaría que Apple tendría que adoptar el USB-C en sus iPhones de la misma manera que ya lo ha hecho en sus iPads y sus Macs.

Los gobiernos europeos también se están moviendo hacia este tipo de estandarización, y es muy posible que Apple quiera adelantarse a cualquier normativa cambiando a USB-C en el iPhone tan pronto como pueda... que bien podría ser en septiembre del 2023.


Actualizaciones lentas y constantes

Parece que ha pasado mucho tiempo desde que Apple nos sorprendió con una actualización del iPhone. En los últimos años, nos hemos acostumbrado a mejoras constantes e incrementales (un zoom óptico adicional por aquí, un poco de memoria RAM adicional por allá) mientras que el modelo general ha permanecido prácticamente igual.

Es de esperar: al fin y al cabo, hay un número limitado de formas de diseñar un móvil. Aparte de la introducción del factor de forma plegable, nada ha espoleado el mercado en los últimos años, y puede que tengamos que remontarnos hasta el notch del iPhone X para ver la última vez que nos sorprendió de verdad.

Por lo que estamos escuchando, el iPhone 15 podría romper esa tendencia. Las filtraciones anteriores han apuntado a una actualización significativa de la cámara, al menos para los modelos Pro, y si también es el primer iPhone que viene con USB-C y nuevos chips de 3nm en su interior, entonces podría ser la gran actualización que hemos estado esperando durante mucho tiempo.

Para complicar aún más las cosas, se rumorea que Apple ha decidido empezar a diferenciar entre los modelos Pro y los estándar en cuanto a sus CPUs. Al parecer, esto ocurrirá este año, y supondrá aún más factores a tener en cuenta a la hora de elegir un nuevo iPhone.

Editor en TechRadar España de día, guitarrista de blues y friki de los cómics de noche. ¿O era al revés?


Aportaciones de