6 errores comunes que debes evitar con tu freidora de aire

A Phillips air fryer surrounded by food that was cooked in it
(Crédito de imagen: Philips)

Las frituras al aire son una alternativa fantástica y más sana a los típicos alimentos fritos cargados de aceite. En los 10 años que han pasado desde que las freidoras de aire salieron al mercado, la tecnología ha mejorado considerablemente.

Las mejores freidoras de aire (opens in new tab) utilizan aire caliente, que circula rápidamente alrededor de los alimentos para crear el exterior dorado y crujiente que suele producir a la fritura.

Esto también acelera los tiempos de cocina en comparación con los métodos tradicionales. Así que no es de extrañar que sean populares, con 25,6 millones de freidoras de aire que se venderán en los EE. UU. entre enero del 2020 y diciembre del 2021, según la firma de investigación de mercado NPD. 

Aunque empecé haciendo patatas fritas en el aparato, pronto descubrí lo versátiles que pueden ser las freidoras de aire. Desde que tengo la mía he cocinado de todo, desde pollo frito al estilo KFC, hasta tostadas y donuts. Sin embargo, hay algunas cosas que me gustaría haber sabido cuando empecé a freír con aire y que habrían hecho aún más fácil el uso de este práctico artilugio.

Primero, algunas ofertas geniales en freidoras sin aceite

Siga leyendo para descubrir lo que nos hubiera gustado saber cuando empezamos a freír con aire caliente. Y si ya has decidido que quieres invertir en este práctico electrodoméstico de cocina, echa un vistazo a los mejores precios de las mejores freidoras de aire que nos gustan ahora mismo:

1. Seguir el manual al pie de la letra

La mayoría de las freidoras de aire vienen con un libro de recetas o una aplicación que ofrece inspiración sobre qué cocinar en una freidora de aire, pero no siempre incluyen alimentos congelados o recetas más complejas.

Esto significa que tendrás que experimentar. Cuando se trata de alimentos congelados, he descubierto que las temperaturas más altas son mejores, ya que los alimentos tienen que descongelarse y dorarse al mismo tiempo; sin embargo, si te pasas de la raya, los alimentos se quemarán, así que vigila tu plato.

Cuando vuelvas a preparar tus platos favoritos en la freidora de aire en lugar de en el horno, experimenta con la misma temperatura que utilizarías habitualmente. Si ves que la comida está demasiado hecha, la próxima vez reduce la temperatura entre 5 y 10 grados, o auméntala en la misma medida si no está lo bastante dorada (pero está bien hecha).

Lo mismo se aplica a los platos que se fríen, como los donuts: pon la freidora a la temperatura a la que calentarías el aceite. Sin embargo, si se trata de un plato que normalmente se cocina en el horno, no hay reglas estrictas en cuanto a la temperatura, así que asegúrate de investigar y buscar recetas específicas para el plato que vas a cocinar. 

Durante el año que llevo utilizando una freidora de aire, he comprobado que el aparato puede acelerar la cocción hasta un 50%, siempre que se trate de un plato que normalmente se prepararía en el horno. Sin embargo, las freidoras de aire rara vez aceleran la cocción de alimentos preparados en el horno, sino que garantizan que el dorado y el crujiente sean más uniformes, y más seguros si se trata de un plato que normalmente se fríe. 

Para alimentos que tardan entre 20 y 25 minutos en el horno, reduce la duración de la cocción entre cinco y siete minutos, pero podrías tener que cocinar unos minutos más si no está a tu gusto.

Wedges cooked in an air fryer being tipped out of the frying basket

(Image credit: Shutterstock)

2. No precalentar

Algunas freidoras de aire tienen una función de precalentamiento automático, que se activa en cuanto enciendes el aparato, mientras que otras requieren un precalentamiento manual. Sea cual sea tu modelo, no se te ocurra saltarte este paso. 

El precalentamiento hace que el aire caliente circule por la cavidad de la freidora hasta alcanzar la temperatura adecuada. Esto significa que en cuanto añadas los alimentos a la cesta o recipiente, la humedad de la superficie empezará a evaporarse inmediatamente, lo que hará que se doren y queden crujientes. 

Si añades los alimentos a la cesta en frío, este proceso llevará más tiempo y comprobarás que no estarán tan crujientes o dorados después del tiempo de cocción que hayas programado.

3. A veces no es necesario agitar o girar los alimentos

Los fabricantes de freidoras de aire siempre recomiendan agitar o girar el contenido de la cesta al menos una vez, si no varias, durante el proceso de cocción. Algunos incluso ofrecen un recordatorio sonoro y visual para ello. 

Mover la comida garantiza que el aire caliente llegue a cada centímetro de la superficie del alimento para que quede crujiente y dorado, lo que tiene sentido con las patatas fritas y las alitas de pollo.  

Sin embargo, no siempre es necesario. Cuando hice panceta de cerdo y rollos de canela en una freidora de aire, me di cuenta de que girar los alimentos habría entorpecido el proceso de cocción. En el caso de la panceta de cerdo, mi objetivo era conseguir un chicharrón crujiente en la parte superior, y girar la carne no lo habría hecho posible. 

Así que piensa en lo que está cocinando en una freidora de aire y si realmente necesita ser girado o agitado. Si tu freidora de aire tiene un recordatorio para agitar, ignorarlo en la mayoría de casos tampoco perjudicará el resultado en absoluto. 

4. Llenar demasiado la cesta

Todas las freidoras de aire vienen con una capacidad máxima que la cesta de freír puede contener, pero en el último año he aprendido que cuanto más te acercas a esa cifra, menos eficaz es la freidora de aire para dorar de manera uniforme y crujiente toda la comida en la cesta. Esto se debe a que el aire caliente tiene dificultades para circular alrededor de los alimentos cuanto más llenos están. 

En mi experiencia, la cesta de una freidora de aire no debe llenarse más de la mitad de su altura para garantizar que los alimentos se doren uniformemente y se cocinen por completo en el tiempo especificado. Por ejemplo, si tienes una freidora de aire de 6 litros, una tanda de 450g de patatas fritas es la cantidad máxima que puedes cocinar para garantizar un dorado óptimo. 

Si tienes una freidora de aire de menor capacidad, o un modelo que tiene dos cestas para freír para que pueda cocinar diferentes alimentos al mismo tiempo, entonces tendrás que reducir la cantidad. 

Además, cuando se trata de alimentos grandes como pan, pasteles o incluso un pollo entero, cuanto más cerca estén de la resistencia de la parte superior de la freidora, más probabilidades hay de que se quemen en el punto más cercano a la parte superior, así que asegúrate de que están a una distancia razonable de la resistencia. Y, por supuesto, ten en cuenta los alimentos que debes evitar poner en la freidora de aire.

Instant Vortex Plus on a countertop surrounded by food cooked in the air fryer

(Image credit: Instant)

5. No utilizar papel vegetal ni bandeja de horno

Las freidoras de aire están diseñadas para que los alimentos se coloquen directamente en la cesta o recipiente de fritura, pero en algunos casos, como los rollos de canela o las tostadas francesas, esto puede dejar un desastre pegajoso que hay que limpiar, y como no todos los componentes de la freidora de aire son aptos para el lavavajillas, esto podría llevar más tiempo que la propia cocción. 

Durante mi año de freír sin aceite, descubrí que el papel de horno es una solución sencilla para esto. Cuando hice tostadas francesas, descubrí que el papel vegetal hacía que los alimentos no se pegaran a la cesta y no alteraba el proceso de dorado. 

Sin embargo, a veces el papel no es el método más viable, como fue el caso de los rollos de canela. Para mantener los rollos intactos al pasarlos a la cesta de freír, necesito algo más estable. Así que opté por una bandeja de metal para hornear, que también ayudó a desviar el aire caliente un poco más, dorando los lados, así como la parte superior. También se puede utilizar una bandeja de aluminio desechable, pero es menos respetuosa con el medio ambiente.

Si utilizas una bandeja de horno en una freidora de aire, asegúrate siempre de que haya un espacio de al menos 2,5 cm alrededor de la bandeja para que el aire caliente pueda circular correctamente, lo que podría significar que tengas que invertir en algunos moldes más pequeños.  

6. Utilizar un aceite inadecuado o no utilizar ninguno

Sí, se llaman freidoras de aire, pero técnicamente hablando, freír por definición requiere aceite o grasa en una sartén. Si realmente quieres que tu comida quede frita, con una capa crujiente, dorada y sabrosa, vas a necesitar un poco de aceite para conseguirlo. 

La mayoría de los fabricantes recomiendan utilizar una pequeña cantidad en algunas recetas, pero he descubierto que algunas comidas necesitan un poco más. Se sacrifican algunos de los beneficios para la salud, por lo que experimentar y encontrar un nivel que se adapte a tus necesidades es la clave.

Es importante tener en cuenta que el aceite debe tener un punto de humo alto para evitar que la comida sepa a quemado. Utiliza siempre aceite para freír y, aunque nos encante, el de oliva no siempre es el más adecuado para estos casos.


Mi experiencia con la freidora de aire ha sido sorprendente y, en muchos casos, no sólo ha acelerado el tiempo de preparación de los platos, sino que también me ha facilitado mucho la vida en la cocina, ya que no tengo que vigilar ciertos alimentos constantemente, como hago si utilizo los fogones. Espero que mi experiencia a lo largo de los últimos 12 meses haga que tu viaje con la freidora de aire sea un poco más llevadero. 

Antonio Romero

Editor en TechRadar España de día, guitarrista de blues y friki de los cómics de noche. ¿O era al revés?