Skip to main content

Windows 11 tiene a la gente entusiasmada, pero pocos pagarán realmente por la actualización

Windows 11
(Crédito de imagen: Shutterstock / Dean Drobot / Microsoft)

La mayoría de los usuarios no están dispuestos a comprar un nuevo dispositivo para cambiar a Windows 11, a pesar de las mejoras de rendimiento y las nuevas funciones que se ofrecen, según sugieren los nuevos datos. 

Según una encuesta de 1.000 personas realizada por la plataforma OnePulse en nombre de TechRadar, solo el 14,6% de las personas en los EE. UU. comprarán un dispositivo con Windows 11 antes de fin de año. Y esta cifra es incluso más baja en el Reino Unido, con un 12,4%. 

Una proporción ligeramente mayor de los encuestados (22,6%) espera comprar un portátil, PC o tablet con Windows 11 en algún momento del 2022, pero la mayor parte de los encuestados (aproximadamente el 42%) planea mantener su dispositivo actual y actualizarlo a Windows 11 más tarde.

Usuarios pioneros de Windows 11

Aunque nuestros datos muestran que la gente está entusiasmada con las mejoras de rendimiento que ofrece Windows 11, así como con las herramientas de trabajo avanzadas, el consenso entre los expertos ha sido que es sensato esperar antes de actualizar. 

Además de los errores que ya aparecen en las primeras compilaciones públicas y los problemas de rendimiento que afectan a los usuarios que ejecutan ciertas CPU AMD, los primeros usuarios de Windows 11 se enfrentan a una serie de posibles desafíos.

Por ejemplo, como explica la firma de analistas Gartner, muchas aplicaciones aún no se han optimizado completamente para el nuevo sistema operativo y los usuarios están abocados a encontrar problemas inesperados relacionados con la compatibilidad del hardware, incluso si los dispositivos cumplen con los estrictos requisitos de hardware. 

Durante el próximo año, es probable que Microsoft también realice una serie de ajustes en la experiencia del usuario de Windows 11 basándose en los comentarios de usuarios, lo que significa que sumergirse directamente en el nuevo sistema operativo también significará "experimentar dos curvas de aprendizaje", dice Gartner.

Los datos de la encuesta sugieren que muchas personas están haciendo caso a estas advertencias. Cuando se les pidió que dieran una primera impresión de Windows 11, muchas más personas dijeron que veían positivamente el nuevo sistema operativo (51,6%) que las que dijeron que tenían una impresión negativa al respecto (8,1%). Sin embargo, la horquilla más a tener en cuenta tanto en el Reino Unido como en los EE. UU. (aproximadamente el 40%) dijo que su postura es neutral, lo que da a entender que muchas personas se reservan el juicio hasta que Windows 11 esté más pulido. 

Si Windows 11 puede considerarse un éxito o no, no estará claro hasta que el polvo se asiente y Microsoft haya distribuido las primeras actualizaciones. Las primeras señales sugieren que la gente está dispuesta a darle tiempo a Windows 11 para que alcance su máximo potencial, pero la paciencia pronto se agotará si los problemas iniciales persisten en el 2022.

Joel Khalili

Joel Khalili is a Staff Writer working across both TechRadar Pro and ITProPortal. He's interested in receiving pitches around cybersecurity, data privacy, cloud, storage, internet infrastructure, mobile, 5G and blockchain.