Los minirreactores nucleares podrían alimentar pronto los centros de datos

data center
(Crédito de imagen: Shutterstock)

Un nuevo informe sugiere que la energía nuclear podría ser una opción viable para suministrar energía limpia a algunos de los mayores centros de datos del mundo.

Los analistas de la empresa de investigación tecnológica Omdia afirman que los reactores modulares pequeños (SMR) podrían imponerse en los próximos años, sustituyendo la necesidad de que los centros de datos usen energía de la red con su propia alternativa respetuosa con el medio ambiente.

Este tipo de reactores se utilizan en determinados sectores desde hace muchos años, como en la alimentación de los submarinos de la Marina estadounidense, que cuenta con más de 80 buques que emplean esta tecnología.

Potencial energético

Los SMR producen mucha menos energía que las instalaciones nucleares estándar, medida en megavatios frente a gigavatios.

En declaraciones a The Register (opens in new tab), uno de los coautores del informe, Alan Howard, afirma que obtener una cifra exacta del consumo energético de los centros de datos utilizados por los proveedores de almacenamiento en la nube es complicado, ya que a menudo no facilitan esas cifras con facilidad o precisión. 

Un centro de datos típico a gran escala puede consumir 125MW de energía, lo que significa que se necesitarían cuatro SMR si cada uno produce 35MW.

Un problema, sin embargo, es el espacio necesario para alojar los SMR, que suele requerir unos 19.000 metros cuadrados. Esto significa que sólo serían realmente viables en los centros de datos más grandes. Por este motivo, el informe recomienda su uso en ubicaciones que requieran más de 100MW.

Sin embargo, Howard también sugiere que los centros más pequeños podrían asociarse con otras industrias locales para aprovechar el excedente de energía. Además, afirma que podrían utilizarse reactores aún más pequeños, conocidos como microrreactores, para la energía de reserva de los centros de datos, en sustitución de las baterías y los generadores diésel utilizados actualmente.

Googles nye datacenter i Danmark

(Image credit: Google)

Otro aspecto que siempre ha preocupado a la energía nuclear es la seguridad. Howard y su coautor Vladimir Galabov sostienen que, debido a su pequeña escala, los SMR son mucho menos arriesgados, además de haber rectificado los problemas de diseño y seguridad de los reactores más antiguos.

Sin embargo, sigue habiendo otro inconveniente: los residuos. Los subproductos radiactivos permanecen durante mucho tiempo; son muy tóxicos y no hay forma de deshacerse de ellos, salvo almacenarlos en barriles y esperar, posiblemente, hasta miles de años, hasta que sean seguros. 

Aunque los SMR no necesitan repostar tan a menudo (actualmente puede ser cada 10 años, y el informe afirma que los diseños más nuevos pueden aumentar esta frecuencia a 30-40 años), se ha descubierto que los SMR producen 35 veces más residuos que las centrales nucleares más grandes. 

No obstante, los SMR siguen siendo optimistas. En cuanto a los costes, NuScale, una empresa emergente de SMR, calcula (opens in new tab) que dentro de varios años sus reactores costarán entre 40 y 65 $/MWh a lo largo de su vida útil, lo que los sitúa cerca de los costes de la energía eólica y el gas natural, pero justo por detrás de la energía solar. 

Sin embargo, la Agencia de Información Energética de EE. UU. (opens in new tab) prevé que la eólica y el gas natural aumenten, y que la solar se mantenga, en las próximas décadas, lo que hace que los SMR sean más favorables en comparación. 

La confianza en los SMR parece relativamente fuerte, ya que la Comisión Reguladora Nuclear ha dado luz verde a su uso en Estados Unidos. Sin embargo, según Howard, su uso puede estar aún a una década de distancia en la más optimista de las lecturas. Siendo realistas, Howard estima que su uso en centros de datos está más bien a 10-15 años vista.

Antonio Romero

Editor en TechRadar España de día, guitarrista de blues y friki de los cómics de noche. ¿O era al revés?


Aportaciones de