Los 5 mayores errores que se cometen con ChatGPT y cómo evitarlos

ChatGPT hero
(Crédito de imagen: CHUAN CHUAN via Shutterstock)

ChatGPT es una herramienta increíble si se utiliza correctamente. Así es como prefiero pensar en ella: un medio para conseguir un fin, un útil equipo en la caja de herramientas contemporánea que podría mejorar tu codificación, ayudarte a pensar en ideas para una fiesta de cumpleaños guay o responder a tus preguntas de una forma más sencilla e interactiva. Hasta ahora, ChatGPT me ha ayudado a elegir nombres de cachorros, me ha escrito poemas de amor y ha demostrado ser tan inteligente como un niño de nueve años (vale, dicho así da un poco de miedo).

Una cosa que ChatGPT no hará, en mi opinión, es sustituir la aportación humana y el arte. Es probable que hayas leído sobre empresas que despiden empleados en favor del chatbot, o que lo implementan en su flujo de trabajo para maximizar el rendimiento. Aunque no es raro empezar a preocuparse por que ChatGPT te quite el trabajo, también es importante no dejarse llevar por la exageración y reconocer que el chatbot con IA tiene sus limitaciones.

ChatGPT no es ni mucho menos perfecto, por lo que todo el bombo que se le ha dado (y las empresas que están ideando elaboradas formas en las que podría ayudarles a reducir costes) parece un poco corto de miras. Sin embargo, si quieres aprovechar al máximo tu tiempo con ChatGPT y obtener respuestas más significativas, satisfactorias y simplemente mejores, sigue leyendo. Vamos a profundizar en algunos errores comunes que la gente comete al interactuar con el chatbot y en lo que puedes hacer para mejorar tu experiencia con él.

1. Claridad 

La tecnología que hay tras ChatGPT y otros chatbots basados en IA es fascinante y da un poco de miedo, pero es importante tener en cuenta que, al fin y al cabo, le estás haciendo preguntas a un software de aprendizaje automático que puede o no saber la respuesta. El bot extrae información de experiencias pasadas y de todo lo que ha aprendido para intentar responder a tu pregunta, así que ser específico y claro es clave.

En lugar de preguntar algo vago como "¿puedes escribirme una redacción sobre Hamlet?", sé específico. Piensa exactamente sobre qué época quieres que escriba tu redacción, sobre qué acontecimientos quieres que se explaye más o incluso simplemente una "voz" o línea de pensamiento que dé forma al escrito que quieres que produzca.

Por ejemplo, puedes pedirle que escriba una redacción sobre los diferentes temas que se exploran en la obra, que discuta la importancia del papel de Lady Macbeth en la trama o incluso cómo puede leerse Hamlet desde un punto de vista feminista.

Un error común que comete mucha gente (yo incluido cuando conocí ChatGPT) es lanzar una pregunta básica al bot y esperar una respuesta en profundidad. Si vas a hacer preguntas que requieren respuestas detalladas y específicas, tienes que estar preparado para hacer preguntas detalladas y específicas.

2. Establecer roles 

ChatGPT es una herramienta, pero a veces para sacarle el máximo partido hay que interpretar un poco los papeles. Dale un "papel" o un nivel de experiencia con el que ver tu pregunta. Si le pides que revise tu examen de acceso a la universidad, puedes pedirle que lo lea a través de los ojos de un funcionario de matrículas.

Una buena pregunta para este caso sería pedirle al bot que leyera lo que escribes (o pegas) en el chat desde el punto de vista de un profesor, o quizás de un profesor de literatura. ChatGPT tendrá en cuenta esa indicación al leer tu texto.

De este modo, obtendrás la opinión o perspectiva exacta que buscas desde el principio.

3. Ojo con las erratas

Preguntamos al propio bot cómo se puede mejorar la experiencia con él, y una de las respuestas más destacadas fue evitar las erratas.

El chatbot nos dijo que, si bien puede soportar algunas erratas menores y la jerga, el uso de una gramática y ortografía correctas proporcionará mejores resultados. Es fácil suponer que sabrá de lo que estás hablando, pero quizá tus mensajes llenos de jerga, escritos a toda velocidad y tus chats llenos de fallos ortográficos te estén impidiendo obtener buenas respuestas.

Puede parecer una molestia repasar tu redacción o contenido largo antes de dárselo a ChatGPT, porque entonces ¿para qué sirve el bot? Trata de pensar en ChatGPT como un corrector de pruebas, un editor que busca cambiar o mejorar la esencia de tu contenido, en lugar de un corrector ortográfico y gramatical básico de Microsoft Word o Google Docs.

Personalmente, tuve problemas al principio porque hablaba con el bot como si lo hiciera con un amigo peculiar, y eso me cansó enseguida. Sé coherente con tu escritura y obtendrás mejores resultados.

4. Vigila tu tono 

Puede parecer contradictorio con el punto anterior, pero uno de los aspectos en los que la gente tiende a pensar y complicar en exceso su experiencia es el uso de un lenguaje complejo o técnico cuando habla con ChatGPT. El usuario medio que busca recetas de cocina o respuestas a preguntas aleatorias puede que no sufra por ello, pero si quieres hacer preguntas más complejas, filosóficas o más largas, es mejor que mantengas un tono informal.

ChatGPT se diseñó claramente para ser un chatbot conversacional y útil, por lo que mantener este tono dará mejores resultados. En lugar de verter en el chat preguntas sobre matemáticas, trabajos que hay que revisar o cuestiones sobre el universo, habla con el bot como lo harías con un vecino, un amigo o, en algunos casos, un profesor.

Así será más fácil que el bot te entienda y evitarás respuestas enrevesadas. Al igual que tú intentas entender y desentrañar ChatGPT, él intenta hacer lo mismo contigo.

5. Deja que aprenda de sus errores (y de los tuyos)

Cuando me frustro con las respuestas mediocres que me da ChatGPT, caigo en la rutina habitual de cerrar el chat y volver a empezar con la misma pregunta, tratando de obtener una respuesta diferente. Lo que, en retrospectiva, no es el mejor enfoque...

Según el propio bot, esto es bastante inútil y es probablemente la razón principal por la que puede que no seas capaz de sacar el máximo provecho de su mente colmena. Si no obtienes la respuesta que quieres o esperas, díselo.

Es un poco incómodo tener que guiar al bot hacia la línea de pensamiento que buscas, pero si sigues los consejos anteriores y reformulas tu pregunta teniendo esto en cuenta, seguro que obtendrás mejores respuestas. Puede que no quieras puntuar las respuestas a menos que te sientas especialmente inclinado a hacerlo, pero guiar al bot hacia donde tú quieres que esté sin duda hará que las interacciones posteriores sean mucho más fáciles.

(Image credit: ChatGPT)

En general, tendrás que considerar ChatGPT como una herramienta que siempre se está actualizando. No faltan las rarezas asociadas a sus colapsos y respuestas extrañas, y mientras el bot y sus creadores aprenden a interactuar con nosotros, nosotros también tenemos que aprender a hablar con él.

Acércate a él con paciencia y orientación para ayudarle a mejorar y hacer que tus experiencias también sean mucho más significativas.

Antonio Romero

Editor en TechRadar España de día, guitarrista de blues y friki de los cómics de noche. ¿O era al revés?

Aportaciones de