Skip to main content

Este traje háptico ha conseguido que ya no quiera mis Oculus Quest 2

Hamish Hector en el Teslasuit
(Crédito de imagen: Future)

Por fin he podido probar un traje háptico en realidad virtual, y mis Meta Quest 2 (antes conocidas como Oculus Quest 2) ahora son súper aburridas.

En la exhibición Future Lab de 2022 en el Goodwood Festival de Reino Unido, he tenido la oportunidad de probar el Testlasuit, un traje de cuerpo entero totalmente háptico para hacerme sentir experiencias digitales.

Lo hace usando electrodos esparcidos por 90 partes diferentes de mi cuerpo. Mi pecho, espalda, piernas y brazos tenían un montón, colocados sobre la misma piel y dando pequeños pulsos eléctricos a los músculos, desde 1mA hasta 60mA, basándose en los ajustes del usuario.

Al lanzar señales a diferentes frecuencias e intensidades, estos electrodos simulaban las sensaciones en la vida real de lo que estaba pasándole a mi avatar digital. Podía sentir la lluvia caer en mi cuerpo, una tormenta de arena pasando sobre mí o el retroceso de las armas de fuego cuando disparaba a los enemigos.

Tengo que decir que no siempre las sensaciones se recreaban a la perfección. A diferencia de la lluvia real, la simulada era estática, pero cuando lo unías a los gráficos en realidad virtual, era realmente increíble.

Hamish conduciendo como Hamilton en el Teslasuit

He podido probarlo en un simulador de F1 (Image credit: Future)

Se convertía en algo muy real cuando probé una experiencia que me ponía en la piel de Lewis Hamilton, siete veces campeón del mundo de Fórmula 1. Y lo que es más, fue una de las veces en las que ni siquiera llevaba el casco, sino que simplemente veía la pantalla.

Usando datos recogidos de las carreras del piloto, el traje háptico que llevaba podía imitar la sensación de la fuerza G que experimentaba él mientras conduce a toda velocidad por el circuito. Los pulsos eléctricos en mi pecho y los brazos hacían que mis músculos pesaran más y creía que estaba empujando mi cuerpo hacia atrás y hacia delante por la aceleración y deceleración del monoplaza.

Aunque acabe mareado después de conducir en realidad virtual con el casco puesto, me encantaría probarlo con el traje. Estoy convencido de que esas sensaciones tan reales podrían dejar el típico mareo a un lado, aunque tendré que esperar un poco más para probar mi teoría.

Hamish cogiendo un rifle virtual

Podía sentir el retroceso del arma en mi hombro (Image credit: Future)

Eso es debido a que el dispositivo actualmente es bastante caro. No solo cuenta con feedback háptico en todo el cuerpo, sino que los sensores biométricos también añaden un coste. Hablando con el equipo en la exhibición, aprendí que lo que había probado no es el tipo de traje que tienes por casa, sino un modelo premium diseñado para un atleta de élite o para pacientes en rehabilitación médica.

A pesar de que no ofrecen todavía productos aptos para el consumidor medio, el objetivo del equipo es hacer trajes hápticos en masa. Eso, según el CEO, Sergei Nossoff, tardarán un poco más de tiempo.

El equipo también necesita tiempo para convencer a la gente de que los trajes hápticos son el próximo grito, porque ahora mismo son un poco intimidantes.

Aunque sabía que el traje estaba calibrado y que no me iba a hacer daño, tenía miedo de la potencia de los pulsos en VR. Las armas estaban bien, pero la mesa virtual llena de granadas parecía una escena de terror de un videojuego de realidad virtual. De verdad que tenía miedo de que me volara la cara virtualmente conforme me iba acercando.

Hamish mira la pantalla de un ordenador con las ondas eléctricas

Sergei Nossoff, CEO de Teslasuit, explicando cómo me podía dar calambrazos (Image credit: Future)

En cualquier caso, como la primera vez que juegas al paintball en la vida real y te disparan (o en mi caso, ver como una granada de explota en el pie), descubrí que dolía mucho menos de lo que me esperaba.

Si tienes la oportunidad de probar un traje háptico, yo te lo recomendaría al 100%, ya que perderás el miedo que tenías a meterte en uno. Después de mi experiencia con el Teslasuit, estoy convencido de que será la próxima revolución de la realidad virtual, y no puedo tener más ganas de comprar uno y probarlo en casa.

Hasta entonces, tendré que conformarme con mis menos inmersivas Quest 2.

Avgeek.
Pruebo toda la tecnología que puedo para decirte si vale la pena o no, pero lo que más me gusta analizar son los móviles.
Siempre estoy en Twitter (opens in new tab) o Instagram (opens in new tab), si necesitas cualquier cosa o tienes alguna duda tecnológica, ¡mándame un mensaje, no te cortes!

Aportaciones de