Skip to main content

Se avecina una revolución en el mercado de los móviles asequibles

Moto G100
(Crédito de imagen: Future)

Hace unos años, incluso los mejores teléfonos económicos eran dispositivos de uso básico que suponían tener que hacer un montón de compromisos, y aunque hoy en día puedes comprar un móvil asequible muy satisfactorio si sabes dónde buscar, lo mejor está todavía por llegar.

Una de las áreas donde más se notaba hasta ahora la condición de asequible en un teléfono era el rendimiento, ya que los móviles económicos eran claramente más lentos que los gama media o alta al desplazarnos por los menús y las distintas aplicaciones. Tal vez tenías que esperar un poco para que se cargaran tus redes sociales, o mirar el móvil con paciencia esperando a que se cargaran las animaciones de una página.

Pero, a principios de 2021, algo cambió. Todo empezó con una compañía de tecnología de la que tal vez no hayas oído hablar, pero podría ser el comienzo de la revolución en la telefonía asequible.

Snapdragon inicia el cambio

El 19 de enero, en una publicación en su página web, Qualcomm (que es la compañía que crea los procesadores de la mayoría de los topes de gama) presentó un nuevo chip: el Snapdragon 870. La serie 800 de Qualcomm es su gama más alta, y ofrece procesadores realmente potentes, pero hasta ahora cada año se presentaba un único modelo nuevo, que en el caso de este año fue el Snapdragon 888, que es el chip que encontramos en el Xiaomi Mi 11, el OnePlus 9, y más.

El enfoque del 870 no estuvo claro desde un principio. Es una versión modificada del Snapdragon 865, que es el tope de gama de 2020 y se usó en la mayoría de buques insignia de ese año. Pero el 870 no es tan potente como el 888, por lo que de primeras no se entendió la importancia de este procesador.

Cuando se anunció el Snapdragon 870, tanto Motorola como Oppo, OnePlus y Xiaomi afirmaron que lo usarían en sus futuros móviles, pero lo cierto es que la forma de venderlo fueron muchas palabras con poco significado. No supieron expresar y hacernos entender el enfoque y el potencial real del Snapdragon 870.

Finalmente, todo quedó claro gracias a Motorola.

Hello, Moto

Vimos en acción al Snapdragon 870 por primera vez en el Moto G100 (que se lanzó primero en China con el nombre de Moto Edge S).

La popular gama asequible de Motorola llamada serie G nunca ha destacado por la potencia de sus móviles, lo cual con su condición de asequibilidad tampoco es que nos sorprendiera. Cuando te dedicas a analizar dispositivos, lo normal es que si pruebas un dispositivo económico te encuentres con algo que puede ser decente y rendir suficientemente bien, pero nada más allá... pero ese no fue el caso del Moto G100.

En nuestro análisis del Moto G100 dijimos que es un móvil fantástico por méritos propios y comentamos que el teléfono era bueno para el gaming, ya que ejecuta los juegos de forma realmente fluida y a niveles gráficos más altos que la mayoría de sus rivales, incluso al jugar a juegos exigentes. Y todo esto es posible gracias a su procesador.

Moto G100

El Moto G100 (Image credit: Future)

Nos sorprendió mucho encontrar semejante nivel de rendimiento en un móvil económico, ya que normalmente solo lo ofrecen los topes de gama que son bastante más caros. 

Tras esto, llegaron más móviles con el Snapdragon 870.

Vivo y Mi

Desde el Moto G100, hemos visto el Snapdragon 870 en varios móviles nuevos, incluidos varios modelos asequibles. El Black Shark 4, el Vivo X60, el Xiaomi POCO F3 y algunos más usan este procesador.

Para dar un poco más de contexto de la potencia de este chip, podemos recurrir al Geekbench, un popular benchmark que se usa para poner a prueba el rendimiento de los móviles. Al comparar distintas puntuaciones multi-núcleo, pudimos ver que estos teléfonos asequibles habían acortado distancias entre las puntuaciones que suelen alcanzar los móviles económicos y las que consiguen los topes de gama premium.

Lo típico en dispositivos asequibles anteriores que usaban los chips de las series 600 y 700, o un equivalente de MediaTek, era encontrar puntuaciones multi-núcleo que rondaban los 1500 puntos. Por ejemplo, el gama media Motorola Edge alcanzó 1732 puntos, y el Xiaomi POCO X3 NFC consiguió 1799.

Si se compara esto con los buques insignia con Snapdragon 888, como el Xiaomi Mi 11, OnePlus 9 y el Nubia Red Magic 6, que consiguieron 3569, 3654 y 3606 puntos respectivamente, se puede ver que, en este caso, los topes de gama duplican el rendimiento de los gama media.

Xiaomi Poco F3

El Xiaomi Poco F3 (Image credit: TechRadar)

Ahora os estaréis preguntando qué resultados alcanzaron los nuevos móviles con el chip Snapdragon 870. Pues bien, el Moto G100 consiguió 2875, el POCO F3 3369 y el Vivo X60 Pro 3381... como podéis ver, esto ya difiere mucho menos de las puntuaciones de los móviles Snapdragon 888.

Hay que tener en cuenta que a estos niveles, estas diferencias entre los puntos apenas afectan al rendimiento de los teléfonos. Los juegos se ejecutan de forma casi idéntica, y la reproducción de los vídeos solo varía en milisegundos. Por lo que para todos los propósitos, el Snapdragon 870 está a la altura del 888 en lo que se refiere a la experiencia del usuario.

El dragón baja su precio

Probablemente el mayor punto de venta de móviles como el Moto G100 y el POCO F3 sea su precio, ya que no cuestan tanto como los teléfonos premium de Xiaomi, OnePlus o Samsung, por lo que son una elección fácil de elegir para el consumidor medio.

El Snapdragon 870 consigue de forma efectiva que los móviles puedan ofrecer un alto rendimiento a un buen precio, de forma que casi todo el mundo pueda aspirar a disfrutar del gaming, navegación rápida y potentes herramientas de edición de fotos y vídeos en su móvil.

Por lo tanto, tras medio año desde su lanzamiento al mercado, el Snapdragon 870 nos ha demostrado de qué es capaz y qué nos ofrece: es una alternativa asequible al tope de gama Snapdragon 888 que realmente está a la altura del procesador más potente, a la vez que permite a los fabricantes de móviles mantener un precio bajo en sus dispositivos.

Hace tan solo un año, algo así era impensable. Ahora, es una realidad. Y en un futuro, probablemente se convierta en la norma.

La revolución de los teléfonos

Xiaomi Black Shark 4

El Xiaomi Black Shark 4 (Image credit: Xiaomi)

Ahora mismo, todavía no hay muchos móviles con el Snapdragon 870 en el mercado, pero muchas compañías ya han anunciado futuros dispositivos con este chip.

De hecho, incluso algunos teléfonos premium usan este procesador, por ejemplo el Black Shark 4 lo equipa (en contraposición a su predecesor, que usó el chip tope de gama de su año de lanzamiento), y el Vivo X60 también usa el Snapdragon 870 a pesar de su alto precio.

Lo realmente emocionante es el uso del Snapdragon 870 en los móviles más económicos, ya que esto supone una relación calidad-precio increíble. Tiene todo el sentido del mundo que Motorola y Xiaomi usen este procesador, ya que son los reyes de la gama asequible, y también esperamos ver hacer esto a compañías como Realme y tal vez HMD Global (que son los que fabrican los móviles Nokia).

La aparición en el mercado del Snapdragon 870 puede haber pasado desapercibida a ojos de los consumidores, ya que los procesadores no son tan llamativos como las impresionantes cámaras o las enormes pantallas de alta resolución, pero lo cierto es que pueden marcar la diferencia de forma realmente importante.

El futuro de la telefonía es un misterio, pero el Snapdragon 870 ha conseguido que el alto rendimiento y la máxima potencia sean posibles a un precio mucho más bajo, y esto no puede hacer más que continuar y mejorar en un futuro. Con suerte, muy pronto cada nuevo teléfono que se ponga a la venta será una auténtica bestia en cuanto al rendimiento, independientemente de su precio.

Tom Bedford

Staff Writer, Phones

Tom's role in the TechRadar team is as a staff writer specializing in phones and tablets, but he also takes on other tech like electric scooters, smartwatches, fitness trackers and more.