Skip to main content

Los teléfonos Samsung serán los primeros del mundo en tener Gorilla Glass en las cámaras

Las cámaras del Samsung Galaxy S21 Ultra
(Crédito de imagen: Samsung)

Aunque hay algunos rivales, Corning y su tecnología Gorilla Glass ha dominado el mercado de los teléfonos cuando se trata de cristales duraderos y que no se rayen.

Hoy, la compañía ha anunciado dos nuevos tipos de Gorilla Glass con tecnología DX y DX+, presentando un nuevo tipo de producto centrado en el cristal que cubre la lente de los smartphones. Esta nueva tecnología promete un '98% de captación de luz' (según Corning), aunque no ha revelado la comparación con la tecnología anterior.

Estrictamente hablando, Gorilla Glass con DX no es solo cristal y no es ninguna novedad: es un material sintético que se usó por primera vez en el Samsung Galaxy Watch de 2018 pero, en esos tiempos, la tecnología no se había refinado lo suficiente para ponerla en las cámaras.

Para hacerlo, Corning tuvo que enfrentarse a la difícil tarea de mejorar la resistencia y durabilidad de ese compuesto, sin mermar su rendimiento óptico (un efecto secundario que ocurre cuando se le quiere dar más resistencia a un material transparente).

Mejorar su resistencia empeora la nitidez de la óptica, de la misma manera que lo hace una raya, así que esta nueva tecnología es una doble solución para los que quieren la mayor calidad de imagen en la fotografía de un smartphone.

Junto al anuncio de Corning, la compañía dice que 'Samsung será el primer cliente en adoptar los productos Gorilla Glass DX para cubrir sus lentes'.

No hay información sobre dispositivos, y tampoco sobre los productos DX que habrá en el mercado, así que tendremos que esperar y ver a qué producto de Samsung se refiere, ¿tal vez al inminente y premium Galaxy Z Fold 3 y Galaxy Z Flip 3?


Análisis: fotografía para todos

Incluso los smartphones de gama media de hoy en día tienen capacidades fotográficas que no se imaginaban hace una década, una tendencia que responde a la necesidad de una cámara que esté 'siempre disponible'.

Aunque la creciente cantidad de fotógrafos se debe parcialmente al incremento en el poder de las cámaras en los smartphones, esto no sería posible si no fueran duraderas: la mejor cámara es aquella que todavía funciona.

A la vez que los smartphones se han ido moviendo a diseños totalmente hechos de cristal, la esencia del dispositivo ha convertido en prioridad funciones premium más que el propio aguante, y la norma es ahora aumentar el número de cámaras.

Algunos dispositivos como el Google pixel 5 han puesto su atención de nuevo en el uso diario, volviendo a un cuerpo de aluminio más pequeño, pero manteniendo las capacidades de la cámara en el foco principal.

Nos gusta ver mejoras de diseño que deriven en aumentar la vida y viabilidad del producto, en lugar de introducir una potentísima pero frágil función que reduzca el tiempo que pasará contigo el dispositivo, así que esperamos que Corning pueda continuar su misión de durabilidad.