Skip to main content

La Nintendo Switch por fin tiene audio Bluetooth, pero puede ser un poco inestable

Nintendo Switch OLED
(Crédito de imagen: Nintendo)

Nintendo ha revelado que su popular línea de consolas Switch por fin ha añadido una función que los fans han estado pidiendo desde su lanzamiento en 2017: soporte para audio Bluetooth.

La revelación sorpresa tuvo lugar en la cuenta de Twitter americana de Nintendo, indicando que una actualización de firmware (versión 13.0.0), responsable de añadir esta función, ya se encuentra disponible para descargar en estos momentos.

Tanto la Nintendo Switch estándar como la Switch Lite son compatibles, y supuestamente también lo será la próxima Switch OLED, aunque todavía no se ha confirmado de manera explícita.

See more

El tuit también insinúa que habrá "restricciones en algunas funciones" al utilizar audio Bluetooth, así como menciona una página de soporte para obtener más detalles.

Entre estas limitaciones se encuentran el hecho de que solo puedes conectar dos mandos inalámbricos mientras estás utilizando audio vía Bluetooth, y además solo se puede emparejar un dispositivo de audio Bluetooth al mismo tiempo  (aunque se pueden guardar hasta 10 para un emparejamiento rápido).

Para los jugadores que utilizan la Switch en modo multijugador, el Bluetooth no funcionará, y además los micrófonos Bluetooth para comunicarse no son compatibles.

El proceso de emparejamiento es, al estilo clásico de Nintendo, muy simple: aparece un nuevo elemento de menú titulado 'Audio Bluetooth' en el menú de configuración de la Switch, donde simplemente tenemos que presionar la opción "agregar dispositivo" y seguir los pasos que te indiquen.

Bluetooth y lag

Una última limitación mencionada en la página de soporte de Nintendo revela que "puedes experimentar cierta latencia de audio dependiendo de tu dispositivo Bluetooth". Este ha sido siempre uno de los problemas principales con el uso de Bluetooth para juegos, ya que la tecnología produce un ligero retardo en la entrada de audio de un dispositivo a otro.

A medida que Bluetooth ha ido mejorando, esa latencia se ha ido reduciendo poco a poco, y ahora existe una variedad de trucos que ayudan a reducir el tamaño de la información compartida (la compresión, por ejemplo) mientras mejoran la capacidad de la conexión en sí, aunque la verdad es que esto no resuelve el problema del todo.

Como la compatibilidad directa con audio Bluetooth no es la función principal de las consolas (tanto la Xbox Series X como la PlayStation 5 carecen de ella), estos sistemas tienden a ofrecer alternativas de baja latencia, como cascos específicos o auriculares que se conectan de forma directa en el mando. No obstante, la Switch carece de estas dos características.

¿Cómo funciona realmente?

El equipo de TechRadar ha estado probando el nuevo soporte de audio Bluetooth en nuestras consolas Switch (en modo portátil), y como era de esperar: no todo es perfecto.

Comprobamos que con los Sony WH-1000XM4 se escuchaba muy bien, pero con los Sony WF-1000XM4 se oía un crujido persistente y una señal de audio bastante pobre.

Detectamos un patrón similar al comparar los cascos Beats Solo Pro con los auriculares Beats Studio Buds: el audio de los cascos suena bastante sólido, mientras que los auriculares ofrecen un rendimiento inestable.

En ambos casos, los modelos inalámbricos, en realidad, tenían versiones más recientes de Bluetooth (5.2 en comparación con 5.0), así que puede ser simplemente un problema de los modelos más nuevos. O quizás el problema también puede deberse al hecho de que el auricular izquierdo y el derecho de los auriculares inalámbricos están emparejados entre sí de forma inalámbrica, o que cada uno requiere una conexión directa al dispositivo Bluetooth.

Si se trata de esto último, tal vez la limitación de la Switch sobre tan solo poder conectarse a un dispositivo de audio Bluetooth significa que los auriculares inalámbricos, simplemente, no son compatibles. Sin embargo, estamos seguros de que la situación se aclarará a medida que más usuarios prueben esta función, pero tendremos que esperar a ver si Nintendo aborda este tema de manera más explícita.

En cualquier caso, la latencia fue bastante parecida, con no más de medio segundo de retraso entre la salida de audio y el sonido que llega a nuestros oídos.

Este nivel de latencia probablemente sea aceptado por muchos jugadores y juegos, como por ejemplo en Skyrim, pero cuando probamos Dead Cells, el retraso en el tiempo hizo que algunos de los momentos más difíciles fueran bastante caóticos.