La filtración de datos de WhatsApp pone a la venta casi 500 millones de registros de usuarios

WhatsApp
(Crédito de imagen: Pexels/Anton)

Un post en un "conocido foro de la comunidad de hackers" afirma que casi 500 millones de registros de WhatsApp han sido vulnerados y están a la venta.

La publicación, que varias fuentes han confirmado que probablemente sea cierta, afirma que se está vendiendo una base de datos actualizada del 2022 de 487 millones de números de móvil utilizados en WhatsApp, que contiene datos de 84 países.

Esto significa que casi una cuarta parte de todos los 2.000 millones de usuarios activos mensuales de WhatsApp podrían estar en peligro.

Violación de datos en WhatsApp

Se dice que más de 32 millones de los registros filtrados corresponden a usuarios de Estados Unidos, y 11 millones a usuarios del Reino Unido. Otros países afectados son Egipto (45 millones), Italia (35 millones), Arabia Saudí (29 millones), Francia (20 millones), Turquía (20 millones) y Rusia (10 millones).

Parece que los datos de los distintos países están en juego, ya que el conjunto de datos de EE. UU. se ofrece por 7.000 dólares, y las cifras británicas por una cifra per cápita similar de 2.500 dólares.

Lo más alarmante es que no parece ser un engaño diseñado para amenazar a la empresa Meta, puesto que casi 2.000 números compartidos con Cybernews en una solicitud de muestra se verificaron como usuarios de WhatsApp.

Los números de teléfono filtrados podrían ser utilizados por cualquier número de razones, incluyendo el marketing y la suplantación de identidad, destacando la importancia de una buena herramienta de protección contra el robo de identidad (opens in new tab).

No es la primera vez que WhatsApp salta a los titulares por la seguridad de sus datos, y aunque no es la única, su historia está plagada de vulnerabilidades y estafas.

TechRadar Pro se ha puesto en contacto con Meta para conseguir declaraciones, que se publicarán aquí si se producen.

Fuente: Cybernews (opens in new tab)

Editor en TechRadar España de día, guitarrista de blues y friki de los cómics de noche. ¿O era al revés?


Aportaciones de